Charles Aránguiz juega todo el partido en la victoria del Leverkusen sobre el Mönchengladbach

FOTO: @bayer04fussball / TWITTER.

El Príncipe estuvo desde el inicio en el triunfo por 1-3 de su escuadra sobre los Potros, en un encuentro que se disputó con la compañía de 13 mil hinchas que pagaron para que un cartón con su fotografía estuviera sobre uno de los asientos del Borussia-Park. El cuadro de las aspirinas alcanzó los puestos de clasificación directa a la Champions League.




Charles Aránguiz jugó todo el partido en la victoria del Leverkusen sobre el Borussia Mönchengladbach. En un duelo válido por la jornada 27 de la Bundesliga, la segunda desde que el certamen se reinició tras el paro por la pandemia del coronavirus, el cuadro de las aspirinas, que contó con el Príncipe desde la partida, se impuso por 1-3 ante los Potros y alcanzó momentáneamente la tercera posición de la liga. Al igual que los partidos de la fecha 25, el encuentro se desarrolló en base al protocolo que los organizadores del certamen elaboraron para el cuidado de los jugadores ante el Covid-19.

En un Borussia-Park que tuvo a cerca de 13.000 hinchas (locales y visitantes) que pagaron 13 euros para que un cartón con su fotografía estuviera ocupando un asiento en las gradas del recinto, los dirigidos por Peter Bosz impusieron su juego basado en el contragolpe. Una estrategia que hizo sufrir de entrada hasta el final a los dueños de casa.

Con un Aránguiz en un buen nivel y sólido en la recuperación, los forasteros lograron en los 7′ la apertura de la cuenta gracias a otro de los mejores de la cancha: el joven Kai Havertz. La alta presión visitante obligó al error en la salida local en varias oportunidades durante el primer tiempo. Y una de ellas fue aprovechada por el alemán de 20 años, quien, tras un pase en profundidad de Karim Bellarabi, mandó la pelota al fondo de la red con un leve remate.

El Leverkusen mantuvo el ritmo, pero el Mönchengladbach, pese a verse superado, también se generó ocasiones para complicar a su rival. No obstante, el meta Lukas Hradecky despejó, con algo de complicaciones al final, el único disparo que apuntó con éxito a su pórtico en el primer lapso.

Los locales, de tímido inicio, se dejaron llevar por su deseo de conseguir la paridad y le entregaron más espacios al conjunto de las aspirinas. De hecho, Havertz pudo marcar el 0-2 luego de otro contraataque que ocurrió justo antes del final del primer tiempo, sin embargo, estrelló su intención contra el travesaño. Y en la misma jugada, cuando el balón le quedó servido a Kerem Demirbay en la boca del arco, un zaguero local le arrebató la conquista sacándolo desde la línea.

El prometedor inicio de complemento de los Potros les permitió encontrar rápidamente el gol del empate. En los 52′, Marcus Thuram decretó el 1-1 luego de un saque largo del portero Yann Sommer, que, tras cuatro toques, concluyó con la pelota besando el fondo de la red. Un respiro momentáneo para los locales que no duró por mucho, porque seis minutos después Havertz logró su doblete al transformar en gol un penal que el juez del cotejo sancionó después de una falta de Nico Elvedi sobre Bellarabi.

El golpe del 1-2 fue duro para el Borussia, que, pese a instalarse en terreno forastero, no logró acercarse a la igualdad. Menos aún luego de que Sven Bender, en los 81′, pusiera el 1-3 con un cabezazo que dejó monolítico al meta Sommer. La escuadra del Príncipe sacó adelante un difícil partido gracias a su eficacia en los momentos precisos. Un premio a la planificación y a la contundencia.

Con la victoria, el Leverkusen escaló momentáneamente hasta la tercera posición de la liga alemana, donde se ilusiona con una clasificación directa a la próxima edición de la Champions League. Espera por lo que haga el RB Leipzig este domingo ante el Mainz 05. La próxima jornada, el equipo de Aránguiz recibirá al Wolfsburg en el BayArena, en un compromiso que está programado para el martes 26 de mayo, a partir de las 14.30 horas de Chile.

Comenta