Chile solo se gana la lástima

Fuenzalida Lanaro Aued

La liga local es la única que ya se despidió de los torneos de la Conmebol. El rendimiento de los ocho equipos que jugaron las copas apenas se elevó hasta un 34,17%.




La estadística es tan clara como lapidaria: la liga chilena es la única de las diez que componen la Conmebol que no metió ningún equipo en los octavos de final de la Libertadores o la Sudamericana. El fracaso es total.

La Católica era la última esperanza nacional, pero el 5-0 que Independiente del Valle le había propinado en la ida fue demasiado. Y así, Chile se quedó definitivamente con todos sus equipos eliminados de las copas recién en el quinto mes del año. Apenas se acabó mayo y los representativos nacionales ya le dijeron adiós a Sudamérica.

"No me llama la atención el bajo nivel de Chile porque se viene dando hace mucho tiempo. A nivel internacional no tiene buenas actuaciones, pese a que han hecho importantes inversiones. La Selección estaba bien, y el fútbol chileno seguía bajo. Hace muchos años no destacan", señala Gerardo Pelusso, entrenador uruguayo con pasos por la selección de Paraguay y la U, entre otros elencos.

Uno que mira de lejos difiere un poco de Pelusso: "Los equipos de Chile no han dejado de ser competitivo. A veces solo son malas rachas. Y en este caso vi a varios compitiendo de tú a tú", opina Francisco Maturana, ex seleccionador de Colombia, Ecuador, Costa Rica y Perú, además de varios clubes.

Sin embargo, la expresión en los números de los equipos chilenos en ambos torneos de la Conmebol es categórica: de los 40 partidos disputados por U. Católica, U. de Chile, U. de Concepción, Palestino, Antofagasta, Colo Colo, Unión La Calera y Unión Española, solo se obtuvieron nueve triunfos, 14 empates y 17 derrotas, con 40 goles a favor y 59 en contra, arrojando un pobre rendimiento en ambas competencias de un 34,17%.

"No es solo un equipo, los tres grandes no han destacado. Universidad Católica no puede perder 5-0 con Independiente del Valle. Eso no puede pasar. No es un tema de dinero. El tema es más profundo", agrega Pelusso.

Trece derrotas

Cabe señalar que de los últimos 19 partidos que fueron jugados por equipos chilenos, en momentos donde los cuadros peleaban las clasificaciones hacia las etapas siguientes, se perdieron 13 de ellos. Un desastre por donde se lo mire. Pasa que en algún punto de las copas Chile pudo meter varios representantes en las siguientes rondas, pero finalmente nada de eso ocurrió. La ilusión rápidamente pasó a la desazón.

Justamente, en cuanto a rendimiento Chile se posiciona como el tercer peor país del continente, solo por sobre los representantes bolivianos (30,77%) y peruanos (31,48%). La diferencia, eso sí, es que ellos sí lograron clasificar a un equipo cada uno a los octavos de final de la Sudamericana (Royal Pari en el caso altiplánico y Sporting Cristal, verdugo de Unión, en el incaico).

La realidad chilena está muy lejos de las potencias sudamericanas. Por ejemplo de Brasil, que de los 14 equipos suyos que arrancaron los torneos, mantuvo a diez en octavos de final de alguno de los dos torneos (cuatro en Sudamericana y seis en Libertadores). El país de la samba, justamente, es el mejor en cuanto a rendimiento de todo el continente con un 60,29% en sus 68 partidos disputados.

Chile ahora mirará por televisión los torneos Conmebol, porque cuando tuvo que competir, quedó en evidencia que va a la baja. Los números no mienten.

Comenta