Chile vs. Colombia: una vida está en juego

Chile vuelve al Nacional, recibe a los cafeteros con la obligación de ganar para ratificar lo mostrado en Uruguay. Otro resultado llenará de dudas el proceso de Rueda.




“Ya no hay que llorar sobre la leche derramada. Hay que cerrar ese caso”, dijo Reinaldo Rueda sobre el polémico arbitraje de la derrota ante Uruguay, en Montevideo. El técnico de la selección chilena escuchó las conversaciones entre el juez paraguayo Éber Aquino y sus compatriotas del VAR, pero no quiso echarle más leña al fuego, menos a tan pocas horas de un nuevo desafío. Por eso, llamó a dar vuelta la página, a cuidar el fútbol y a pensar en Colombia, el duro rival con el que la Roja debuta de local, esta noche (21.30), en las Eliminatorias para Qatar 2022.

“Tenemos que adaptarnos a estas situaciones y esperar que todos los que componemos la familia del fútbol lo cuidemos e intentemos equivocarnos lo menos posible, porque ya hemos vivido lo que es la vida sin fútbol con la pandemia. Desgraciadamente, sucedió esta situación y ojalá todos los actores intentemos equivocarnos lo menos posible”, expresó Rei.

Chile está obligado a ganar y Rueda lo sabe. Primero, porque está de local. Segundo, porque es la única forma de superar la amargura que dejó el periplo a Uruguay. Y tercero, porque la aceptable imagen exhibida en el Centenario tiene que confirmarse con un triunfo. De lo contrario, lo realizado en Montevideo habrá sido solo una casualidad y este proceso, cuestionado gran parte del tiempo, volverá a llenarse de dudas. Es la hora de espantar los fantasmas y más en el Nacional.

“En toda clasificatoria los puntos de local son determinantes. Sumar es vital. Chile colocó el fútbol en Montevideo, toda su esencia, su ADN y no pudimos traernos ni un punto. Va a pasar por eso, por una pequeña diferencia, por la actuación colectiva, la rebeldía y la individualidad”, vaticinó el DT.

Será el regreso de la Selección al Estadio Nacional. La Roja volverá a su casa después de más de tres años. Tal vez es un hecho anecdótico, pero para el cuerpo técnico es un factor a considerar. Fue una de las razones por la cual se cambió el lugar de la práctica a última hora. La planificación indicaba que sería en Pinto Durán. Sin embargo, el trabajo se fue a Ñuñoa.

Allí terminó de delinear la formación que se medirá a los cafeteros, una selección que bajo la conducción del portugués Carlos Queiroz no ha recibido nunca un gol en partidos oficiales. Un dato curioso: Chile le hizo dos en los cuartos de final de la Copa América de Brasil 2019, pero el VAR los anuló.

César Pinares asoma como la gran novedad. El volante, de gran presente en Universidad Católica, tomará el lugar de José Pedro Fuenzalida. Rueda optó por el Chapa en el Centenario principalmente por sus cualidades defensivas, para que le ayudara a Paulo Díaz por la derecha. Esta vez quiere y necesita ser más propositivo. Por eso busca un jugador que pueda encarar y asociarse más con Eduardo Vargas y Alexis Sánchez.

ANFP

“César ha jugado varios partidos con nosotros en diferentes funciones. Colombia es un equipo muy competitivo, con un bloque defensivo muy sólido. Hay que ser inteligentes, intentar cortar esas sociedades y circuitos que tiene Colombia”, advirtió el DT.

En la defensa reaparecerá Mauricio Isla. Y aunque el colombiano parece haber quedado conforme con Francisco Sierralta y Sebastián Vegas como centrales, Paulo Díaz también tiene chances. En el medio puede haber novedades, si es que al final se decide por Jean Meneses en vez de Claudio Baeza. Una opción que manejaba el DT en su cabeza.

Rueda y la Selección se juegan mucho esta noche ante Colombia. La primera vida en esta Eliminatoria. En ningún caso el resultado es decidor para el futuro camino a Qatar, pero urge ganar. Un triunfo revitalizará un proceso que aún no termina por convencer.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.