Clubes visan el ingreso de Lautaro de Buin y postergan la aprobación del fondo solidario

Pablo Milad durante el consejo que se realizó hoy.

En Quilín se vivió un tenso ambiente pues diferentes elencos acusaron al elenco recién ascendido de trabajar con Melipilla. El fondo solidario se votará el próximo martes, en el consejo de presidentes que se llevará a cabo.


El ingreso de Lautaro de Buin al fútbol profesional no estuvo exento de polémicas. Hoy, en el consejo de presidentes de la ANFP, diferentes clubes manifestaron su preocupación pues aseguran que el equipo capitalino también es manejado por los dueños de Melipilla.

Y pese a la discusión, finalmente se terminó aprobando su ingreso a la Primera B. Ayer, Adrián Riquelme, gerente del cuadro de Buin, negaba la supuesta relación con los Potros en conversación con El Deportivo: “¿La supuesta relación? No existe nada. Con Leonardo Zúñiga y Vladen Canales tenemos muy buen relación y ellos nos ayudan harto. Pero no está en algún cargo ni nada por el estilo”.

En relación a la repartición del Fondo Solidario, que se creó luego que no hubiese descenso en 2019, debido al estallido social, la propuesta impulsada por Quilín quedó en estudio y se postergará para el martes, en el consejo de presidentes. ¿El motivo? Apareció otra propuesta que quedó de ser analizada por los elencos para que también ingrese en la votación.

Desde la casa del fútbol proponían repartir la suma de 137 millones de pesos mensuales, que asumirán los clubes de las dos categorías, entre los ascendidos a Primera y Primera B. Ñublense, por ser el campeón de la categoría, recibirá dinero como club de la máxima categoría en la repartición del CDF ($ 200 millones). Melipilla, en tanto, se financiará con cuota de la B de la estación televisiva ($ 90 millones) más un diferencial que se sacará del aporte del fondo solidario. Lautaro de Buin, por su parte, también recibirá dinero como elenco ascendido a la B.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.