Cómo nadar en tierra

Aunque la superficie no es la misma, es posible replicar en casa los ejercicios que se hacen en el agua a la hora de entrenar.




Uno de los deportes que se ha visto más afectado con la pandemia es la natación. La aseveración suena casi lógica, por la imposibilidad de entrenarse en una piscina. Sin embargo, es posible llevar a cabo un entrenamiento similar fuera del agua, en el propio hogar.

Como alternativa, Pilar Caviedes, profesora de Educación Física, nadadora máster de Chile y entrenadora del equipo Talentos Elite de Recoleta, elaboró una rutina de ejercicios para el En Casa de La Tercera. Asegura que en este tiempo alejados de las piscinas es muy importante “fortalecer los músculos del cuerpo es esencial para conseguir mejores resultados al practicar natación”, y que ahora, al entrenar en casa, se está “a tiempo de mejorar esa parte.

“Está claro que nunca el trabajo en tierra será igual que un entrenamiento en el agua, pero, si trabajamos ciertos movimientos y entrenamos cada músculo en una preparación física en línea, buscando mantener e incluso mejorar nuestra musculatura, nos veremos favorecidos cuando retornemos a las piscinas y podremos conseguir mejores resultados. El trabajo muscular en tierra es extremadamente importante si quieres mejorar tu natación y es clave para evitar lesiones”, añade quien saliera séptima en Aguas Abiertas del Mundial Master de Gwangju en 2019.

Caviedes asegura que quien entrene natación tiene que pensar que al igual que los peces, el ser humano debe intentar ser “una masa de músculos, ágiles y flexibles que deben moverse con equilibrio y de forma eficaz en un medio acuático. Simular este movimiento y formar músculos fuertes, pero no gruesos, es un buen desafío y en tierra podemos hacer las conexiones neuromusculares para después llevarlo al agua”.

Dice, además, que no es necesario tener mucha implementación en casa para estos ejercicios, que hay que enfocarse en trabajos posturales y que con el uso del propio peso o botellas de agua y una colchoneta, “son suficientes para un buen plan de entrenamiento”. Que nunca hay que olvidar la flexibilidad. “Estos ejercicios nos ayudarán a mejorar nuestra técnica de nado y ser más veloces”.

A continuación, Pilar presenta ejercicios por cada estilo de la natación (espalda, pecho, mariposa y crol), además de ejercicios de flexibilidad. Recomienda que cada ejercicio se haga durante 30 a 45 segundos, con descansos de medio minuto entre cada uno. Y que se hagan tres a cuatro series en total por cada entrenamiento, con dos minutos de descanso entre cada serie. La rutina se debe realizar entre cuatro y cinco veces por semana.

Ejercicio 1 de flexibilidad:


Ejercicio 2 de flexibilidad:


Ejercicio 1 de estilo crol:


Ejercicio 2 de estilo crol:


Ejercicio 1 de estilo espalda:


Ejercicio 2 de estilo espalda:


Ejercicio de estilo pecho:


Ejercicio 1 de estilo mariposa:


Ejercicio 2 de estilo mariposa:

Comenta