Con la PDI incluida: la historia detrás de los zapatos robados que marcan la estrecha relación de Víctor Dávila con Alexis Sánchez

A fines de 2015, Huachipato sufrió un hurto en sus instalaciones avaluado en tres millones de pesos.



La gran estrella del 3-0 de la Roja ante Paraguay fue Víctor Dávila. El delantero del CSKA Moscú convirtió un doblete en el Estadio Nacional y desató la locura de los 40.000 asistentes que presenciaron el último partido de la selección previo a la Copa América de Estados Unidos.

Un partido estelar, donde el ex Huachipato compartió en la ofensiva con Alexis Sánchez, uno de sus referentes y con quien comparte una particular historia, y es que la relación entre ambos se prolonga desde mucho antes de su explosión en el combinado nacional de la mano de Ricardo Gareca.

De hecho, se conocen desde hace casi una década, cuando Dávila hacía de sparring en la selección chilena. Fue precisamente bajo esa lógica que el vínculo entre él y Sánchez comenzó. En una de las tantas prácticas que compartieron en ese entonces en Juan Pinto Durán, el ex delantero del Manchester United y Barcelona le regaló un par de zapatos a Víctor, quien aún no tenía patrocinios ni grandes ingresos.

Regalo que recibió con cariño y admiración, pero que sorprendentemente dieron paso a otra anécdota. Una completamente alejada a los buenos recuerdos que le generó ese obsequio del goleador histórico de la Roja.

En diciembre de 2015 Dávila, junto a varios de sus compañeros de Huachipato, fueron víctimas de un millonario robo a las instalaciones del club, donde se sustrajo dos decenas de zapatos profesionales, entre los que se encontraba precisamente el par que Sánchez le había dado al actual jugador de la Roja.

La noticia causó revuelo en Talcahuano, provocando un gran despliegue policial para dar con el paradero de la indumentaria robada, que también consideraba cuatro juegos de guantes de arquero. De hecho, la información preliminar apuntaba a un robo que fue avaluado en tres millones de pesos.

Tras unos días de ardua búsqueda, la Policía de Investigaciones dio con un adolescente de 17 años que intentaba vender los zapatos a través de páginas de internet, por lo que todas las piezas fueron recuperadas y entregadas a los jugadores de Huachipato.

Casi nueve años después de aquello, ambos son piezas claves en el planteamiento de Ricardo Gareca, quien salvo una sorpresa mayúscula, los llevará a la Copa América de Estados Unidos que comienza a disputarse este 20 de junio.

“Creo que lo puntual para este rendimiento ha sido la confianza que me ha dado el DT, espero seguir respaldándolo en el campo, con buenas actuaciones, con goles y asistencias y creo que eso es lo más importante para la relación de un jugador y entrenador”, confesó tras la noche soñada en el Estadio Nacional.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.