De Mbappé a Maradona: diez entradas escalofriantes con el balón como pretexto

El argentino siendo trasladado a la Posta Central tras un amistoso contra Colo Colo o la pierna abierta de Ewald Lienen. Un repaso por entradas que estremecieron a jugadores e hinchas en los pastos chilenos y en el extranjero.




Kylian Mbappé caía al césped tras la violenta barrida de Loïc Perrin, del Saint-Etienne, en la final de la Copa de Francia. Sus compañeros fueron de inmediato a encarar al agresor mientras el campeón del mundo en 2018 no se podía poner en pie. Precisamente esa postal, la del delantero de 21 años en el suelo retorciéndose de dolor, es la que dio la vuelta al mundo y trajo a la memoria otras terribles infracciones que terminaron con tristes consecuencias. Entradas que, en algunos casos, hasta provocaron el retiro de la actividad profesional. Acá un repaso por esas historias.

1980: Maradona trasladado en ambulancia a la Posta Central de Santiago

Suena hasta curioso decir que ocurrió en un partido amistoso. El 11 de marzo de 1980, Diego Maradona jugaba por primera vez en suelo chileno para medirse en un encuentro de preparación de su equipo Argentinos Juniors ante Colo Colo. El joven de 19 años fue tratado de manera dura en un partido violento, en el que los albos se impusieron por 3-2. Precisamente cuando el talentoso volante buscaba el tanto del empate, el histórico defensor del Cacique Leonel Herrera lo barre en el área. La rodilla del Pelusa sacó la peor parte en una jugada en la que el juez ni siquiera cobró infracción. En tanto, Maradona no podía seguir en la cancha, era sacado en camilla del Estadio Nacional y trasladado en ambulancia a la urgencia de la Posta Central. Su primera visita a Chile fue una pesadilla.


1981: La pierna abierta de Ewald Lienen y una tarjeta amarilla

Para muchos es la lesión más terrible vista en una cancha de fútbol. Los asistentes y médicos de ambas escuadras se tomaban la cabeza, casi con desesperación, al momento en que se acercaban a ver la gravedad de la lesión sufrida por Ewald Lienen, jugador del Arminia Bielefeld. En un balón dividido, Norbert Siegman, del Werder Bremen, clavó con violencia los toperoles de aluminio en la pierna de Lienen, provocándole un corte de 25 centímetros. Tuvo que recibir 23 puntos de sutura. Increíblemente, el árbitro solo le mostró tarjeta amarilla al agresor.


1996: David Busst se jugó el resto su carrera por un gol

Necesitó 26 operaciones para poder recuperarse de esta terrible experiencia. El duelo entre el Manchester United y el Coventry City el 8 de abril de 1996, en Old Trafford, quedó grabado en la historia del fútbol inglés. David Busst, que en ese entonces defendía los colores del Coventry, se estira para tratar de convertir en gol un rebote que había dado en el área el portero local Peter Schmeichel, pero los defensores Dennis Irwin y Bryan Mc Clair, en su intento por despejar, impactan con dureza la pierna de Busst. Fue una entrada doble. Ambos planteles quedaron consternados, no lo podían creer. Schmeichel hasta terminó vomitando en el campo.


1996: Chiqui Chavarría, agradecido por poder lesionar a Francescoli

“Me acuerdo de esa jugada. Fue una pequeña caricia más que nada, hubiera sido una patada lo dejo no sé dónde. Estaba consciente de que tenía que entrarle fuerte al principio, usted sabe lo que es él como jugador, y gracias a Dios salió lesionado”, declaraba Luis Chavarría tras el partido en que Chile venció por la cuenta mínima a Uruguay, por las clasificatorias para el Mundial de Francia. Tras una patada a Sebastián Rozental que quedó sin sanción, el Chiqui tomó venganza y barrió por detrás de forma brutal a Enzo Francescoli. El árbitro ecuatoriano Ángel Guevara lo sancionó con tarjeta amarilla.


1997-2001: La terrible venganza de Roy Keane contra Alf-Inge Haaland

En septiembre de 1997, el irlandés del Manchester United Roy Keane se lesionó por intentar hacerle una zancadilla a Alf-Inge Haaland (padre del delantero Erling Haaland), jugador de Leeds. Tras la acción, el defensor noruego fue a burlarse de Keane, mientras se retorcía de dolor en el césped. El futbolista de los Diablos Rojos nunca olvidó la acción y 4 años más tarde, cuando Haaland visitó Old Trafford defendiendo la camiseta del Manchester City, le propinó una entrada sin balón de la que el jugador noruego nunca se pudo volver a recuperar.


2008: Eduardo da Silva y una lesión que limitó su futuro

El joven delantero brasileño nacionalizado croata Eduardo da Silva comenzaba a marcar sus primeros tantos con la camiseta del poderoso Arsenal de Inglaterra. Proveniente desde el Dinamo Zagreb, era uno de los buenos proyectos a futuro en el club de Londres, eso hasta el 23 de febrero de 2008, cuando Martin Taylor le produjo una fractura de tibia y peroné con una violenta entrada en un duelo ante el Birminghan. Fue tanta la indignación que Arsène Wenger, entrenador de los Gunners, declaró que a Taylor deberían “privarlo de volver a jugar al fútbol”.


2014: Pol y la fractura a Biskupović

De todas las polémicas que tiene el argentino Marco Sebastián Pol en el fútbol chileno, esta es una de las más recordadas. En 2014, cuando vestía la camiseta de Wanderers, se barrió sin medir la fuerza y fracturó al defensor de la Universidad Católica Marko Biskupović. El delantero, al ver cómo quedó la pierna de su compañero de profesión, solo atinaba a pedir perdón, se tomaba la cabeza y miraba al cielo. Claudio Puga no dudó y le mostró la roja.


2014: Brasil lloró por Neymar

El delantero era la figura y la esperanza brasileña para cumplir el sueño de ganar por primera vez un Mundial en su territorio. Pero su participación llegó solo hasta los cuartos de final, ante Colombia. Camilo Zúñiga le dio un rodillazo en la espalda, lo que le provocó una fractura en una vértebra lumbar, lesión que lo retiró del partido y de la Copa del Mundo de ese año. Así lo anunció entre lágrimas en una recordada conferencia de prensa. La historia, como ya se sabe, no terminó bien para Brasil: inolvidable goleada 1-7 en contra ante Alemania en semis y derrota por 0-3 contra Holanda en la definición por el tercer puesto.


2018: Sergio Ramos sacó a Salah de la final

Una jugada con la que el defensor español se ganó muchos detractores, pese a que siempre ha dicho que no fue intencional. En la final de la Champions 2018, el Liverpool era superior al Real Madrid, con Mohamed Salah comandando las arremetidas del equipo inglés. Sin embargo, en el minuto 25, Sergio Ramos se va al piso con el delantero egipcio, provocándole una mala caída. El resultado fue una luxación acromioclavicular en el hombro. El jugador de los Reds no pudo seguir en la final y, como si fuera poco, también se perdió el primer partido de la Copa del Mundo de ese año disputada en Rusia.


2020: Mbappé rozó la tragedia

Se pensó lo peor al observar la imagen del tobillo de Kylian Mbappé durante la violenta barrida de Loïc Perrin. Seguramente, varias de las lesiones mencionadas anteriormente pasaron por la cabeza de los fanáticos del PSG. Pese al lamentable esguince de tobillo con lesión del ligamento externo, el delantero estará solo tres semanas afuera de las cancha. Se perderá el duelo por los cuartos de la Champions ante el Atalanta, pero podría estar en un eventual partido por semis del máximo torneo de clubes de Europa. Zafó de la tragedia.

Bonus

1983: Maradona sufrió ante el incorregible Andoni Goikoetxea

Portada del diario Mundo Deportivo

Dos años antes, Goikoetxea había efectuado una patada criminal contra el alemán Bernd Schuster. El exdefensor del Athletic Club se convirtió en uno de los más temidos en la historia del fútbol español. En 1983 fue el turno del astro argentino. Con el balón ya lejos, Goiko se lanzó con fuerza sobre el tobillo de Maradona y le provocó una fractura del maleolo peroneal izquierdo. Pese a esto, el juez Jiménez Madrid ni siquiera lo amonestó. “Quizá tenga que morirse alguien en el fútbol para que esto cambie”, declaró César Luis Menotti, entrenador del Barcelona, posterior al partido. El Pelusa, contra todo pronostico inicial, se recuperó de muy buena forma y estuvo solo tres meses y medio fuera de las canchas.


1998: Gracia Redondo y una determinación insólita ante la lesión de Juninho

El juez del partido Gracia Redondo consultaba con su asistente por la entrada de Michel Salgado al brasileño Juninho, en el duelo entre Celta y Atlético de Madrid el 1 de febrero de es año en Balaídos. Para el árbitro ni siquiera había sido infracción. Lo cierto es que las imágenes expusieron su imperdonable error. El defensor español le rompió el tobillo al talentoso sudamericano, que se iba rumbo a portería para definir el compromiso a favor de los Colchoneros. Lo increíble es que del tiro libre que nació gracias a esa violenta acción, el juez expulsa al jugador del Celta Ito (Antonio Álvarez Pérez), por adelantarse en la barrera. Al parecer eso era más grave que quebrar un tobillo.

Comenta