Como sea, Arias se va

Arias-Herrera

Una derrota en el Superclásico provocará la salida inmediata del entrenador. Si vence al Cacique, sus días en el CDA se acabarán en el receso del torneo chileno.




La decisión en el CDA está tomada: Alfredo Arias no será el entrenador de la U durante el segundo semestre. Solo resta zanjar cuándo se irá. Si tras el Superclásico de mañana o bien, luego de la última fecha antes del receso, cuando los azules visiten a Deportes Iquique, el próximo domingo 28.

Arias ya lo intuye. Porque algo se conversó de eso el pasado 5 de mayo, cuando la U perdió con Audax Italiano en La Florida. Ahí fue la primera vez que el uruguayo y los regentes de Azul Azul hablaron de una posible salida del estratega. Fue un cara a cara intenso.

Esa vez, el entrenador les aseguró a los dirigentes que si llegaban a la conclusión de que él era el problema, no tendría inconvenientes en aceptar una salida. Aunque ha insistido públicamente que jamás ha pensado en renunciar, aquella noche meditó seriamente la situación.

Sin embargo, en la concesionaria le hicieron ver al uruguayo que de irse faltando tres partidos para el cierre del semestre los dejaría en una posición difícil, con mucho camino por delante antes de poder encontrarle un reemplazante. Sobre todo porque en el horizonte estaba el partido con Colo Colo y Arias siguió en el cargo.

Ahora la situación es diferente. Sobre todo porque en la cúpula universitaria entienden que el primer semestre ya se fue al tacho de la basura. Que el camino para zafar del descenso arrancará recién en la última fecha de la primera rueda, ante Palestino, en la tercera semana de julio. Y por ende, enfrentar un último partido de esta primera mitad del año con un técnico interino no reviste mayor complejidad. Que el daño, a esta altura, ya está hecho.

En las oficinas de la U están convencidos de que una derrota ante Colo Colo significará el adiós inmediato del entrenador, ya sea porque él dará un paso al costado o porque ellos le indicarán el camino de salida. Simplemente, sería adelantar su adiós. En el CDA cuenta que ni siquiera ganando los dos partidos le alcanzará al charrúa para continuar.

Justamente, ganar mañana solo estirará en una semana su permanencia. Le permitirán finalizar este período, pero en ningún caso, según afirman en la concesionaria, le dará la confianza para dirigir al equipo en la segunda mitad del año. Es que sus números han sido paupérrimos y sumar un noveno partido sin victorias sería insostenible, más aún tratándose del duelo ante el clásico rival.

Así lo conversan en la testera del Romántico Viajero. Así también lo han ido comentando los directores del club a sus cercanos. Lo que comenzó como un murmullo, ya toma fuerza.

Encima, la cláusula de salida del ex técnico de Santiago Wanderers no es demasiado elevada. Porque aunque insisten en que esperarían un gesto en caso de una derrota en el Superclásico, si no lo hiciera, sacarlo cuesta US$ 150 mil sea cuando sea que decidan despedirlo.

A Arias ya se le acabó el tiempo. Su salida se dará mañana, o en el mejor de los casos, en una semana más.

Comenta