El VAR se llena de enemigos

Gol anulado a Sebastián Ubilla de Wanderers por este supuesto offside.

La tecnología desata una ola de críticas en el mundo. Las voces en contra acusan falta de criterio unificado para revisar jugadas. Chile no se queda atrás y el nuevo jefe de los árbitros lo defiende.




El VAR no solo no imparte justicia, multiplica la polémica". “¿De qué sirve el VAR si el criterio no es igual para todos?”. “Si cobraran lo que todos vemos…”. Los ejemplos de reclamos públicos en contra de la tecnología podrían seguir y ocupar toda esta página.

Y es que la implementación del VAR, lejos de haber otorgado una sensación de justicia, ha provocado completamente lo contrario. Definitivamente, no ha traído la paz. Semana a semana, ya sea en España, Inglaterra, Chile o Eliminatorias, alguna voz habla en alto y se queja. Apuntan, principalmente, a la disparidad de criterios a la hora de las decisiones. Porque a la larga, el VAR sigue siendo una herramienta en la que un humano se apoya y no una tecnología que razona. Los ejemplos abundan. Y seguramente, seguirán apareciendo.

Desde su primera prueba de fuego en el Mundial de Clubes de 2016, pasando por su primer uso en un Mundial de selecciones en Rusia 2018, hasta hoy, el sistema impulsado por la International Football Association Board (IFAB), se ha llenado de críticas. Hay cada vez más voces que claman mejoras e incluso desestimar su uso. Y menos que lo defiendan.

Basta con hacer un poco de memoria o con utilizar algún buscador en internet y escribir “polémica VAR” para encontrar cientos de resultados alrededor del mundo. También con voces repartidas apuntando directamente a cuestionar decisiones. Y desde Chile, obviamente, también.

Uno de los mayores escándalos suscitados por el VAR en Inglaterra ocurrió hace pocas semanas. El 17 de octubre, corría el minuto 92 del Derby de Merseyside entre Everton y Liverpool. Ese día, guiado por la tecnología, el árbitro Oliver anuló el gol de Henderson que significaba el 3-2 para los Reds por un fuera de juego de Mané en el inicio de la jugada que solo lograron captar las líneas del VAR, porque al ojo humano es inexistente y hasta hoy se discute.

“He visto el gol anulado al final y en la imagen vi que no estaba fuera de juego. ¿Alguien puede explicarme eso? A veces pienso muchas cosas...”, aseguró Klopp tras el cotejo. Y siguió, ya menos diplomático: “En el camarín la gente estaba mirando en un laptop y les pregunto qué pasó y me dicen que miraron y no entienden por qué se cobró fuera de juego. Soy un verdadero partidario del VAR, especialmente para cobrar buenas decisiones en el fuera de juego. Pero en la imagen que yo miré, vi que no había fuera de juego. Es duro seguir así”.

En España la polémica también está instalada hace rato. Y en un lapso de algunos días, jugadas que no se le cobró como penal a favor del Betis de Pellegrini y sí al Real Madrid en el clásico con el Barcelona, provocó, además de varios días de discusión de los medios especializados, incluso una reacción irónica del club del DT chileno: en sus redes subió pantallazos de los dos agarrones de camiseta. Por cierto, la polera de Sabria, delantero albiverde, fue rajada en esa jugada que quedó sin sanción. Días antes, el Ingeniero ya había reclamado por el accionar del VAR ante los merengues. “Jugar contra Real Madrid, VAR, penal y expulsión es muy difícil. Esta vez le tocó toda la justicia al Real Madrid”, dijo esa vez.

Tirón de camiseta al Betis y al Madrid. Uno fue penal y el otro no.

La misma selección chilena fue presa de la intervención del VAR es su estreno por las Eliminatorias, luego de que una evidente mano de Coates no fuera cobrada como penal para la Roja, que a la larga terminó perdiendo. Esa vez, la ANFP llegó a pedir los audios de los diálogos entre los árbitros de ese encuentro, los que fueron liberados por la Conmebol.

“No te creo, qué mano se comió, imposible cuando pasan estas cosas. Terrible”, publicó aquella vez Claudio Bravo, quien veía el duelo por TV debido a una lesión. Minutos después, el golero añadía: “Si cobras lo que todos vemos, te ponías 1-2 por delante si metes el penal en el min 90. Y matabas el partido. Con detalles como estos es imposible sumar. Lamentable”. Hace apenas algunos días el paraguayo Eber Aquino, juez de ese partido, calificó su cometido. “Muy conforme con el trabajo en ese partido. Al trabajar con VAR es un seguro doble”, indicó. Además, dijo que las críticas a su persona “realmente molestan, parece hasta malicioso”.

Y así, los casos siguen apareciendo. Una falta penal contra el madridista Marcelo bien sancionada, pero a la que minutos después le siguió una idéntica de Ramos sobre un jugador del Bilbao, dentro del área, que fue pasada por alto; la no revisión de los videos por parte del árbitro chileno Bascuñán en el Perú-Brasil de octubre y que le valió al nacional recibir amenazas en Lima y los descargos de Zambrano, seleccionado incaico. “Con mucha impotencia. Sé que esto es fútbol, pero también sé que Brasil no necesita ayuda de nadie”; un incomprensible gol anulado al Levante ante Celta el 26 de octubre pasado; un penal en favor de Sergio Ramos y otro no pitado a Morata en faltas similares... “No es solo que no fuera penal a Ramos, es que el VAR está matando el fútbol”, dijo entonces Uli Stielike, ex jugador merengue. La excepción parece ser la Champions, donde solo se revisan jugadas no interpretables por los jueces y en dos fechas no ha habido líos.

El torneo chileno tampoco queda al margen. A Wanderers le anularon el pasado jueves un gol por un offside invisible para el ojo humano y Colo Colo, hace algunas semanas, se quejó por un penal en contra por una mano de Insaurralde. “Fue un error grosero de la gente del VAR y del árbitro. Todas las jugadas de Coquimbo las fue a ver, y la nuestras no las fue a ver nunca. Cobra un penal que no existe”, decía Quinteros.

A pesar de los reclamos, que se han multiplicado (Unión Española ante Everton, La Serena ante Coquimbo, Huachipato ante Curicó, los mismos acereros ante la U, la UC contra Colo Colo, solo por mencionar a algunos), el nuevo jefe de los árbitros dice estar satisfecho con el uso del VAR en Chile.

“La evaluación general ha sido bastante satisfactoria. Por cierto, siempre hay espacio para mejoras. Podemos mejorar procedimientos y cumplir pasos que están estipulados en el protocolo para cumplir con la tarea del VAR”, dice Jorge Osorio consultado por La Tercera Domingo. El ex referí, quien cuenta que cuando haya una pausa en el torneo harán públicos aciertos y errores que ha tenido la tecnología, señala que a su juicio aún es posible mejorar en los procedimientos, aunque también acusa falta de comunicación con el medio que rodea al fútbol por el desprestigio que hay con el VAR.

“Hay mucho desconocimiento sobre las reglas del juego. También hay desconocimiento sobre cómo opera al VAR y en qué circunstancias se aplica en ayuda de los árbitros. Si bien hay una mirada interna que dice relación con mejorar la eficiencia del uso de la tecnología, siento que es importante reforzar la mirada externa de hacer partícipes a todos quienes son parte del fútbol de cuáles son las consideraciones técnicas y para qué se utiliza el VAR finalmente”, dice Osorio.

Para ayudar en esto, por ejemplo, en Alemania los árbitros decidieron crear una cuenta de Twitter donde explican cada decisión del VAR. Coincidencia o no, desde la creación de esa cuenta las polémicas no han sido muchas.

Como sea, el VAR, lejos de frenar las polémicas, las ha acrecentado. El VAR mismo es una polémica constante.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.