Francisco Huaiquipán queda en prisión preventiva por intentar ingresar drogas y teléfonos al penal Colina 1

Francisco Huaiquipán

El ex mediocampista de Colo Colo fue detenido ayer mientras buscaba internar elementos ilícitos a la cárcel. El Juzgado de Garantía de Colina decretó un plazo de 90 días para realizar la investigación.


Francisco Huaiquipán queda en prisión preventiva. El ex volante de Colo Colo, Magallanes y San Felipe, entre otros clubes de Chile y el extranjero fue detenido ayer, acusado de intentar ingresar drogas y teléfonos móviles al penal Colina 1. En esta jornada, el Juzgado de Garantía de Colina decretó la medida cautelar de prisión preventiva, que se prolongará por los 90 días que el tribunal estableció como plazo para desarrollar la investigación.

El exfutbolista buscaba internar 38 teléfonos celulares, además de cocaína y pasta base al penal en el que se encuentra recluido su hijo, detenido en el marco de la investigación por el homicidio del exjugador Leopoldo Osores, acontecido en 2016. La operación fue desbaratada por personal de Gendarmería.

La entidad que se encarga de controlar la seguridad en los penales informó que la detección de los elementos fue posible gracias a una máquina de rayos X, que los pesquisó mientras revisaba una serie de materiales de construcción que iban a entrar al centro penitenciario ocultos en sacos de cemento.

Un historial de polémicas

Huaiquipán ha sido protagonista de una serie de polémicas, la mayoría de las cuales fueron públicas por su participación en realities televisivos. “Me afectó mucho. Cometí muchos errores. Estuve metido en los realities. Del fútbol pasé a programas de televisión y no muchos jugadores han vivido eso. No tengo una explicación. En los realities me mostraban como agresivo, de un carácter fuerte. Era así, pero no siempre. Discutía por nada y hoy no. Con Mitzi somos una pareja muy feliz. Ella me apoyó siempre y no le hice caso. Me pregunta por qué no cambié cuando estaba en plenitud. Dios sabe cuando escogerte. Tuve que pasar muchas cosas en mi vida y me escogió ahora. Ahora me felicita y me dice que con mis actos demostraré de qué soy capaz. Tengo ganas de ver que el niño patea y corregirlo. Y que el papá vea cómo progresa”, declaraba en junio de 2017, en una entrevista a El Deportivo. En ese diálogo aseguraba haber dejado atrás todos los problemas vinculados a su pasado.

Sin embargo, también reveló su relación con las drogas, incluso en la época en que jugaba. “Fumé marihuana cuando jugaba y nunca me pillaron. Hay secretos para que esas cosas no aparezcan en los controles. Desde chico me las comentaron. Ya está, ya fue. Hoy soy otra persona. Por eso están estos papitos acá (en alusión a unos 20 apoderados que miraban la práctica con entusiasmo y que gritaban instrucciones)”, sostenía.

Por esos días ya afrontaba el lío judicial que involucra a sus hijos. “Como familia no nos gusta. No es lo que se dice. Si mis hijos tuvieran algo que ver, estarían detenidos. Que no me ensucien a mí ni a mis hijos. Ellos no dispararon. Sólo corrieron”, dice sin querer referirse demasiado al tema”, intentaba establecer.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.