Hincha que agredió al capitán de Aston Villa pasará 14 semanas en prisión

Birmingham ofreció disculpas al club y al jugador, y anunció revisar los procedimientos de seguridad del estadio.


Sin poder entrar a un estadio por 10 años y 14 semanas de prisión será el castigo para el hincha del Birmingham que le propinó un golpe por la espalda al capitán del Aston Villa, Jack Grealish, en pleno partido válido por la segunda división inglesa.

Paul Mitchell, el agresor, se declaró culpable del hecho y se disculpó con el jugador de Los Villanos. “No puede explicar lo que ocurrió ayer por la mañana. Su intención inicial era entrar a la cancha para animar a la multitud. Sin duda está arrepentido hoy. Es un hombre con pareja, tienen un hijo de 2 años de edad y están esperando su segundo hijo”, comentó su abogado en la audiencia de este lunes, añadiendo que la familia de Mitchell debió abandonar su hogar “por el temor a sufrir daños graves e incluso la muerte”, tras los comentarios y amenazas que recibió luego de su detención.

Por su parte, el Birmingham se disculpó con el Aston Villa y su capitán, lamentando lo ocurrido y anunciando una investigación en los procedimientos de seguridad del St Andrew’s Stadium.

 

Seguir leyendo