Ignacio González: “Ya llevo harto tiempo en el fútbol; quiero dejar una huella con un club”

Foto: Comunicaciones CDA (Miguel Zamora).

El arquero de Deportes Antofagasta asume un nuevo desafío internacional, la Copa Sudamericana. El debut es un ya conocido, Huachipato.


A sus 31 años Ignacio González no quiere estar cambiando de arco a cada rato. Quiere defender el de Deportes Antofagasta, donde busca quedar marcado en la historia. Y por qué no hacerlo en la próxima Copa Sudamericana, donde debutarán ante Huachipato este martes. El portero analiza con La Tercera la preparación de los Pumas, con Juan José Ribera a la cabeza, de cara a los dos partidos claves contra los acereros.

¿Cómo se ha preparado?

Hemos tenido una muy buena preparación entendiendo que fueron unas vacaciones cortas porque teníamos el partido encima. Tenemos un cuerpo técnico nuevo y nos tenemos que adaptar a la idea de ellos. Ha sido súper exigente pero tenemos que adaptarnos para afrontar el primer partido.

¿No tienen problemas con ese sacrificio de tener pocas vacaciones?

No, y se entiende por la etapa que estamos viviendo, por el Covid, que el campeonato se tuvo que jugar en fechas muy fluidas en pocos días. Había que terminar lo antes posible para empezar lo más luego posible este año. Estamos desfasados en comparación con los otros países. Uno entiende que se tiene que adaptar nomás.

¿Y cuánto descansó?

Como 10 u 11 días.

¿Alcanzó a hacer algo?

No mucho, sobre todo por el cuidado a la familia, de no salir a ninguna parte.

¿Le gusta el trabajo de Juan José Ribera?

Sí, yo lo había enfrentado veces anteriores y sus equipos son dinámicos. Hacen un buen trabajo y debemos adaptarnos, tenemos grandes desafíos encima.

¿Ventaja o desventaja que el primer rival sea chileno?

Todos los equipos son complicados. Si Huachipato se ganó la posibilidad de entrar a la copa es porque es un equipo muy fuerte. Las dos veces que los enfrentamos en el torneo anterior, que fue un empate allá y una victoria acá, fueron partidos que fueron súper complicados, muy dinámicos y parejos. Será una llave muy difícil en la cual estamos confiados de que nos va a ir bien.

Pero mejor rival conocido que por conocer...

Si me preguntas, creo que es lo mismo. A Huachipato se le fueron y le llegaron jugadores, no es el mismo técnico que cuando lo enfrentamos nosotros, entonces es todo distinto.

¿Lo respetan?

Por todos los rivales tiene que haber un respeto, pero lo que más nos preocupa es nosotros estar bien y de agarrarle la mano a lo que quiere el cuerpo técnico.

¿Algún delantero que le preocupe más?

En Huachipato son todos buenos jugadores. Tienen jugadores muy desequilibrantes, pero no solo los delanteros, en todos los puestos. Es un rival súper complicado, debemos estudiarlos en todos los aspectos del juego. Lo más importante es agarrarle la mano al profe.

González, preparando su participación en la Sudamericana. Foto: Comunicaciones CDA (Miguel Zamora).

¿Cuál es la fortaleza de este Antofagasta?

Es una pregunta muy prematura, están recién empezando a llegar los últimos refuerzos. Tenemos que tener todas las piezas al mando para poder responder eso.

¿Pero qué ha estado buscando el DT?

Ustedes conocen lo que trabaja el Coto. Nos ha pedido lo mismo que hemos visto en todos los otros clubes. Más o menos lo que hizo con Coquimbo en el torneo anterior. Tiene muy claro a lo que juega, le gusta que seamos un grupo fuerte y dinámico. Estamos aprovechando cada entrenamiento.

Su última participación internacional fue con Palestino. ¿Extrañaba la dinámica de estar en un torneo internacional?

Claro, a uno como jugador le motivan los torneos internacionales. El roce claramente es distinto y es bueno poder traspasar esa experiencia. Con Palestino me tocó jugar la Sudamericana en 2016 y la Libertadores en 2019. Esa experiencia trato de traspasarla al equipo.

¿Le han gustado los refuerzos?

Sí, han llegado buenos jugadores. A algunos ya los conocía porque fuimos compañeros, como Paulo Magalhaes o Andrés Robles. El equipo tiene expectativas que son altas, también se renovaron jugadores claves del torneo anterior, así que estamos contentos. Solo debemos trabajar lo más duro posible.

¿Están para pelear la copa?

Hay que ir paso a paso. Con Palestino nos pasó que tuvimos que pasar dos rondas y nos pasó que nos metimos a un grupo en la Libertadores, y ahora la Sudamericana tiene un formato distinto. Para nosotros lo más clave es pensar en el partido del día martes y luego en la vuelta. Lo más importante es el partido ante Huachipato.

Ribera llega muy fresco en el certamen, acaba de ser semifinalista con Coquimbo. ¿Les habla sobre aquella hazaña?

Cada proceso es distinto. Es bueno que haya una experiencia en cuanto a jugar la copa, eso obviamente que juega a favor, pero cambia todo. Es otro plantel, otro equipo. Nosotros lo que tenemos que hacer es adaptarnos a su estilo.

¿Se teme descuidar el Torneo Nacional por jugar la Sudamericana? A él le pasó.

Uno como futbolista tiene que estar preparado para hartos ámbitos. Sí se puede hacer, me pasó en años anteriores. Sí se puede competir en el torneo, en copas internacionales y en Copa Chile si es que hay también. No hay nada más lindo para un jugador que la competencia. Yo me cuido y me entreno para disfrutar al más alto nivel, siempre.

¿Consideran que la programación pueda afectar si avanzan?

Es muy prematuro eso, aún no sabemos la programación. No sabría que responder.

Sonó en la UC. ¿Que´pasó?

Sí. Tengo entendido que sí hubo acercamientos según mi representante. Yo opté por seguir en Antofagasta porque mi idea es dejar huella acá. El año pasado hice un buen torneo y me gané un puesto, cosa que fue súper difícil. Lo que quería era dejar huella en un club que me abrió las puertas, y que sería súper lindo hacer historia acá. No fue solamente por Católica, porque uno tiene que estar agradecido por las oportunidades y de que te consideren, pero yo opté por eso.

Se dio el lujo de rechazar al tricampeón.

No, tampoco tomarlo así. Como pasa en todos los mercados de pase, uno tiene que analizar cosas y, en mi caso, venía con una propuesta desde antes. Se tiene que dar muchos factores para que uno tome una decisión y acá todos estaban alineados.

Además que en Antofagasta no pasará en la banca.

En todas las partes uno se tiene que ganar el puesto. En ninguna parte uno tiene el puesto asegurado, eso se gana día a día. Es complicado y basta un segundo para echar a perder todo. Hasta cuando uno está en vacaciones se gana el puesto, en todo momento. Yo en todos los lugares que esté voy a optar por jugar. Me pasó en Colo Colo, al estar tapado por grandes arqueros siempre opté por salir y poder jugar. Siempre lo haré así.

¿Se proyecta en Antofagasta?

Claro que sí, renové con una clara visión de optar a lo más alto, de poder lograr un campeonato y hacer cosas importantes. Me encantaría dejar un huella, ya llevo harto tiempo en el fútbol y quiero lograr algo así con un club. Estoy cien por ciento enfocado en eso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.