Imparable en su camino a la corona: el Inter doblega por la mínima al Cagliari con Alexis hasta los 70′ y sin Vidal

Alexis Sánchez domina el balón durante el encuentro entre el Inter de Milán y el Cagliari. FOTO: AFP.

Los nerazzurri se impusieron con lo justo al conjunto de Cerdeña y mantuvieron su ventaja de 11 puntos sobre el Milan, su más cercano seguidor, en el liderato de la Serie A. El Niño Maravilla regresó a la titularidad y fue reemplazado en el complemento, mientras que el Rey no fue convocado.


El Inter de Milán continúa imparable en su camino a la corona de la Serie A. En un duelo válido por la jornada 30 del torneo italiano, el conjunto nerazzurri doblegó por la cuenta mínima al Cagliari y mantuvo su ventaja de 11 puntos sobre el AC Milan, su más cercano seguidor en la tabla de posiciones. Alexis Sánchez regresó a la titularidad y estuvo en cancha hasta los 70′, mientras que Arturo Vidal no fue convocado por, según manifestó su entrenador Antonio Conte tras el encuentro, por molestias físicas.

“Sufrió un poco de molestias en la última sesión de entrenamiento, así que preferimos no arriesgar nada. Esperamos tenerlo pronto de vuelta”, declaró el estratega sobre la situación del Rey.

A diferencia de los últimos encuentros de los lombardos, que alcanzaron los 14 partidos sin perder en el certamen, Conte decidió incluir al Niño Maravilla desde el inicio. Se lo había ganado con buenas actuaciones ingresando desde el banco y, esta vez, el DT le dio la oportunidad en desmedro de Lautaro Martínez. Aunque demostró ganas, el tocopillano no tuvo su mejor día junto a los lombardos.

Pese a que al nacional se le vio activo en ofensiva, no pudo causar demasiado peligro en la portería rival. Tampoco entró mucho en juego, lo que fue mérito también de los defensas forasteros, que le cerraron constantemente los espacios en tres cuartos de cancha. Aún así, estuvo cerca de anotar en el primer lapso, pero el juez le anuló la conquista por posición de adelanto. También exigió con un tiro de lejos al portero Guglielmo Vicario, quien terminó desviándolo. Su rendimiento decayó en el complemento, razón por la que fue sustituido por Martínez.

Alexis Sánchez disputa un balón con Radja Nainggolan, durante el partido entre el Inter de Milán y el Cagliari. FOTO: Reuters.

El líder absoluto del Calcio impuso su juego saliendo a buscar la victoria desde el arranque, aunque no se le hizo sencillo pisar el área de su oponente. Fue por esa razón que los remates de distancia surgieron como una carta para intentar adelantarse. Así lo sintió al menos Christian Eriksen, quien, tanto en el primer tiempo como en el segundo, probó desde fuera del área las manos de Vicario, una de las figuras del encuentro y el responsable de que su escuadra no se fuera al descanso abajo en el marcador.

Al Inter le costó superar la línea defensiva de su contrincante. Pero, cuando lo logró, rozó la apertura de la cuenta. Un ataque construido, que tuvo a Alexis entre sus participantes, concluyó con un derechazo de Matteo Darmian que fue evitado con otra gran reacción del portero Vicario. Los de Conte merecían más. Eran superiores, ante un equipo que basó su propuesta en el contragolpe y que poco tuvo la pelota.

Los dueños de casa mantuvieron su nivel en el complemento y, poco a poco, daba la sensación de que encontrarían su recompensa. Estuvo cerca de caer primero con un cabezazo de Stefan de Vrij que dio en el horizontal, cuando Vicario ya no tenía nada que hacer para evitar la conquista.

Y lo que no pudieron conseguir los delanteros en todo el compromiso, lo hicieron los laterales. El dominio de los locales era absoluto cuando, en los 77′, Achraf Hakimi se proyectó por el sector derecho y cruzó la pelota con un centro aéreo hacia el otro sector del campo. Y ahí, prácticamente en el área chica, arremetió Darmian para desatar los festejos en el Giuseppe Meazza.

Matteo Darmian anota el 1-0 frente al Cagliari. FOTO: AP.

La conquista llegó sobre el final y así lo entendieron los nerazzurri. El empate no estaba entre sus opciones, así retrocedieron sus líneas para cuidar la ventaja. La pasaron mal. Porque la visita puso todo sobre la mesa. Buscó a través de los pelotazos largos de Radja Nainggolan y Kwadwo Asamoah, los cuales, aunque cayeron en la zona de peligro, fueron rechazados continuamente por una zaga que solo quería gritar un triunfo. Y así fue. El Inter da otro paso y se acerca, cada fecha que pasa, al Scudetto.

La escuadra de los chilenos sigue en la primera ubicación del certamen, con 74 unidades, 11 puntos más que el Milan. Su próximo desafío será en calidad de visitante, frente al Napoli. El cotejo está programado para el domingo 18 de abril, desde las 14.45 horas.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.