Audax tumba a la UC y el récord se queda en 53 fechas

Fabián Torres, con un cabezazo, le da el triunfo a Audax Italiano sobre Universidad Católica, en la tercera fecha del Torneo Nacional. Foto: AgenciaUno.

Fabián Torres, con un cabezazo, le da el triunfo a Audax Italiano sobre Universidad Católica, en la tercera fecha del Torneo Nacional. Foto: AgenciaUno.

En un apretado partido, los audinos superaron a los cruzados con un solitario gol de Torres. A Católica, que no juega bien bajo el mando de Gustavo Poyet, su mal partido le cuesta un registro histórico.


Y el récord se quedó en 53. 53 fechas en las que Universidad Católica fue líder del fútbol nacional, ya sea de forma exclusiva o conjunta. Un registro que fue destruido por el cabezazo de Torres a los 65′, quien ya había avisado con un testazo al travesaño un par de minutos atrás.

Sin embargo, la aventura del defensor por la izquierda no fue lo único que hizo sucumbir al cuadro cruzado en Rancagua. El tricampeón exhibió un juego indigno al título que porta, donde las triangulaciones no existen y las jugadas de peligro se cuentan con los dedos de una mano.

La Católica de Gustavo Poyet, hasta ahora, no domina a sus rivales. El dinamismo europeo no ha llegado al cuadro de la franja, que ayer sufrió ante la presión alta de los audinos y la ausencia de un creador hizo las cosas todavía más difíciles para los de la precordillera.

Un ofuscado Zampedri personificó las falencias de la UC. Ningún balón con claridad para el goleador cruzado. En muchas ocasiones debió abandonar su posición para encontrar la pelota y generar, pero nada con claridad.

Lezcano, de bajo partido, tuvo la más clara para el campeón. Fue a los 29′, tras una gran recuperación de Aued. Sin embargo, el bote de la pelota complicó al argentino y el disparo se fue por arriba del travesaño.

No hubo mucho más para Católica. En el segundo tiempo se desprendió del poco control que tenía del juego y permitió que Audax se arrimara a través de la pelota parada. A los 64′, un córner de Henríquez desde la izquierda encontró la frente de Torres sin marca, pero la pelota dio en el horizontal. De forma inexplicable, a los 67′ el mismo Torres encontró dormida a la defensa rival y mediante el mismo mecanismo anotó el único gol del encuentro.

Pese a los cuatro cambios realizados, las respuestas no llegaron para el equipo de Poyet, quien aún no encuentra la forma de impregnar su idea en el equipo. Una cosa es segura: en estas primeras fechas la UC bajo el mando del uruguayo, ha sido mucho menos confiable que en los peores momentos bajo la dirección de Holan. Tiempo todavía hay, pero no mucho, porque la Copa Libertadores se acerca y esa es otra liga.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.