Inglaterra y Escocia quedaron en blanco en la rivalidad más antigua en la historia del fútbol

El delantero escocés Lyndon Dykes (9) protagonizó la ocasión más clara de gol, pero su remate fue despejado en la línea por Reece James (24) desde la línea. FOTO: AFP.

El millonario cuadro local no pudo imponerse en Londres ante la disciplina y el orden de su adversario más antiguo que, incluso, tuvo la ocasión más clara de romper el cero, bien entrado el segundo tiempo. El equipo de Los Tres Leones quedó puntero del Grupo D junto a República Checa, selección que empató 1-1 con la sorprendida Croacia. En el E, Suecia es el nuevo líder tras vencer a Eslovaquia, a la espera de lo que haga España contra Polonia, este sábado en Sevilla.


Las abismales diferencias de plantel quedaron reducidos al mínimo en Wembley. Inglaterra no pudo salir del empate son goles frente a Escocia, aunque el resultado le permite quedar como líder del Grupo D.

El primer partido oficial entre ambos rivales se remonta a 1872. Una rivalidad de casi 150 años en la que ambos elencos británicos se han dedicado a alimentarla históricamente.

Pero pese a la hegemonía de los ingleses, esta versión 2021, llena de figuras, pasó varias apreturas ante el modesto cuadro del norte. Y es que los escoceses se encargaron de apaciguar los humos a su empinado adversario.

Con orden y mucho roce contuvieron a un cuadro de Los Tres Leones plagado de figuras Y es que ni Harry Kane, ni Raheem Sterling y menos Phil Foden pudieron doblegar el cerco escoces.

Es más, la ocasión más clara perteneció a los visitantes. A los 63 minutos, después de un córner, el delantero Lyndon Dykes (del Queens Park Rangers) sacó un remate preciso que el lateral Reece James sacó de la línea.

Sin embargo, el punto sirve más al equipo de Gareth Southgate que alcanza el liderato del Grupo D, junto con República Checa, ambos con cuatro puntos y que se medirán el martes en la última fecha.

Croacia no despega

El subcampeón de Rusia 2018 ha sido la gran decepción de esta Eurocopa. El equipo croata dejó muchas dudas en el estreno, cuando cayó por la mínima ante los ingleses. Las mismas interrogantes que agrandó en la segunda jornada, en la que no pudo salir del empate ante República Checa, en Glasgow.

Incluso fueron los checos quienes abrieron la cuenta, a los 37 minutos, tras el penal convertido por Patrik Schick, compañero de Charles Aránguiz en el Bayer Leverkusen de Alemania.

Ivan Perisic, una de las grandes figuras que tuvo el cuadro balcánico en la Copa del Mundo, logró el empate cuando el duelo recién comenzaba en su segunda fracción (47′).

Con este empate, el equipo checo alcanzó los 4 puntos en el Grupo D, que lo deja a tiro de la clasificación. Más complicada la tiene Croacia que tiene un punto y deberá definir su suerte ante Escocia, el próximo martes.

Luka Modric, volante de Real Madrid, no ha podido reeditar las actuaciones que llevaron a Croacia al subcampeonato de la Copa del Mundo de Rusia 2018. FOTO: AFP.

Suecia es líder

El equipo escandinavo alcanzó la punta del Grupo E tras vencer por la cuenta mínima al conjunto de Eslovaquia. El único tanto del encuentro disputado en San Pertersburgo lo marcó Emil Forsberg (del Leipzig de Alemania), a los 77 minutos, mediante tiro penal. Un partido ajustado, donde la gran figura fue el meta eslovaco Martin Dubravka, del Newscastle United de la Premier.

Con este triunfo, el equipo que dirige Janne Anderson quedó como líder del Grupo E, con cuatro puntos, tras el empate del debut ante los hispanos. De paso, le pone presión a España, que este sábado enfrenta a Polonia en La Cartuja de Sevilla, a las 15:00 de Chile.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.