Joaco se llena de birdies y bogeys el último día

Foto: Sam Greenwood/Getty Images/AFP

Niemann concluyó su irregular participación en el WGC St. Jude Invitational con -3, su registro más positivo en el torneo, y con una tarjeta final de +1. El chileno ahora piensa en el PGA Championship.




Joaquín Niemann cerró su participación en el WGC de St. Jude Invitational con su mejor jornada. Luego de tres irregulares rondas, el golfista nacional concluyó este domingo con siete birdies y cuatro bogeys que lo hicieron terminar el día en -3, y con una tarjeta final de +1, con un total de 281 golpes. El ganador de la competencia fue el norteamericano Justin Thomas, con -13.

El chileno, quien estuvo en el césped acompañado del tailandés Jazz Janewattananond, logró rehacerse tras un complicado arranque. Luego de iniciar con un bogey en el primer hoyo, se anotó, al igual que el sábado, con tres birdies de manera consecutiva, desde el 2 hasta el 4, que le permitieron recuperar la confianza.

El talagantino aprovechó el impulso y repitió la fórmula. Consiguió, otra vez, tres birdies seguidos, del hoyo 7 al 9, para finalizar la primera mitad de la ronda con 30 golpes.

Como fue la tónica de Niemann en el torneo, volvió a decaer en la parte final. Un bogey en los hoyo 11, 16 y 18 impidieron que el chileno terminara con mejores números su participación en el Invitational, pese al birdie que registró en el 15.

Joaco mejoró notablemente su rendimiento en las últimas dos rondas y escaló desde el puesto 62 hasta el 52. Pasó de un pobre inicio de campeonato a un correcto final. Terminó los dos primeros días con una tarjeta de +3, el sábado concluyó con -2 y este domingo se desquitó mostrando parte de su mejor nivel en lo que fue el cierre de su primer torneo Mundial.

Ahora, Niemann deberá pensar en su siguiente certamen, el PGA Championship, el cual se llevará a cabo en el TPC Harding Park de San Francisco, entre el 6 y el 9 de agosto.

Comenta