José Luis Sierra: “Debiese haber una exigencia mínima de la Federación para dirigir en Chile”

Directo y sin huir de ninguna pregunta, el Coto repasa sus primeros meses al mando de Palestino y su regreso al fútbol criollo, tras completar cinco años dirigiendo en el Medio Oriente.


José Luis Sierra (52 años) busca imponer su sello en Palestino. Tras haber asumido el cuadro árabe hace menos de cinco meses, logrando resultados inmediatos, el Coto se alista a enfrentar la temporada 2021. Atrás quedaron sus cinco años dirigiendo en el Medio Oriente. Hoy tiene en la mira a la UC, rival que enfrentará hoy en San Carlos de Apoquindo, luego de un mal comienzo que se enmarcó en la derrota frente a Antofagasta. “No es la mejor forma de partir un campeonato. Pero en definitiva es lo que nos tocó, hay que mirar para adelante más que pensar en lo del otro día”, dice en entrevista con El Deportivo.

Cinco años en el extranjero. ¿Le costó volver a adaptarse al fútbol chileno?

No, no fue difícil. Conocemos el medio, conocemos a la mayoría de la gente y uno al lugar que va siempre tiene que tratar de sacarle el mejor rendimiento que puede al equipo que te toca entrenar.

Son hartos años lejos del torneo. ¿Cambió en algo el fútbol chileno?

Está muy parecido a lo que había cuando me fui. Fueron casi cinco años los que estuvimos fuera, pero todo está bien parecido. No creo que haya cambiado tanto.

¿La decisión de quedarse se debe principalmente a la pandemia?

Todo fue extraño a partir de lo que ha pasado. Si bien había una posibilidad de ir al extranjero, cuando apareció la posibilidad de Palestino, especialmente por la gente que me contactó, el respeto y el cariño que me manifestaron desde el primero minuto, no dudé en aceptar el desafío. Lo de afuera está todo muy enredado. En muchos lados pararon las ligas, después se retomaron. Estaba complicado el tema de viajar.

Se alejó de los lujos de Medio Oriente…

Acá existe una percepción muy distinta a lo que realmente es el fútbol en el Medio Oriente. En Arabia Saudita, en Emiratos, el fútbol se desarrollaba de la misma manera que se desarrolla acá. Las canchas de entrenamientos y los camarines son muy parecidos. Donde hay mayores comodidades y lujos, aunque yo creo que esa no es la palabra, es principalmente en Europa.

¿Se le puede exigir a Palestino ser campeón?

Las exigencias las tenemos que poner nosotros mismos, no tenemos porqué aceptar que las pongan los de afuera. Lo que digan los de afuera no nos tiene ni siquiera que inquietar ni para lo positivo ni negativo. Al contrario, si lo tomamos en cuenta lo que digan afuera vamos a estar muy errados.

Pero sí pueden ser puestos como candidatos por la posición del torneo pasado...

Yo creo que en el fútbol chileno los candidatos al título son casi siempre los mismos. Por presupuesto, por lo que invierten, por distintas razones... Esos son Católica, Colo Colo y la U. Son los equipos que siempre debiesen ser candidatos. Por ejemplo, en España es Real Madrid, Barcelona y Atlético Madrid. Después si aparece Sevilla y termina peleando el título, será una agradable sorpresa. Nosotros esperamos ser una agradable sorpresa.

¿Quedó conforme con el plantel que armó?

Sí, tenemos muchas bajas hoy día y no podemos dimensionar realmente el plantel que tenemos. Tenemos muchos fuera, principalmente por lesiones. Pero sí, estamos conformes y esperamos recuperarlos a todos lo antes posible.

¿Le da el plantel para pelear el torneo y la Sudamericana?

Primero tenemos que pasar a Cobresal para tener dos frentes. Recién ahí nos meteremos en la fase de grupos. Si pasamos a la fase de grupos siento que tenemos un plantel competitivo.

¿El equipo ya juega a lo que usted quiere?

Hay dos etapas. La etapa anterior conseguimos una forma de jugar que nos permitió ser competitivos. Fuimos el segundo mejor equipo en rendimiento en esa segunda rueda. Anotamos muchos goles, casi dos por partido. Hoy estamos en un equipo con muchas bajas como te decía anteriormente. Estamos en un equipo en formación. No me parece que sea un equipo conformado, con un funcionamiento en todas las líneas que esperamos. Debemos crecer.

Usted es mucho de analizar el fútbol europeo. ¿Busca jugar como algún equipo?

No, yo más disfruto que analizo el fútbol europeo. También el fútbol sudamericano, la Copa Libertadores. Yo más que analizar, lo disfruto. Yo analizo el rival que enfrento, la competencia en la que estamos. El resto me gusta verlo más que analizarlo permanentemente. Si no, no se puede vivir. Hay un momento que uno busca despejarse para disfrutar del fútbol.

Foto: Agencia Uno.

Luis Jiménez dijo que quería partir para conseguir un título. ¿Palestino no tiene las armas para pelear por la copa?

No podría referirme a eso porque no podría hacerme cargo de algo que dijo o no dijo Luis. No tengo la certeza de que lo dijera. Lo que hemos hablado me ha dicho que está muy contento acá. Es más, es el emblema de Palestino, ni siquiera es un jugador más. En lo privado nunca me ha dicho algo así.

¿Le tenía inquieto que se fuese?

No, para nada. Yo sé cómo es el fútbol, se mueve mucho en rumores. Ponerte en el caso de lo que puede pasar o no puede pasar… Para mí lo más claro y conciso era lo que yo hablaba con Luis.

Jiménez ha dicho que quiere jugar en un grande. ¿Se merece esa oportunidad?

Hoy día, por cómo está el fútbol, Luis lo que tiene que hacer es disfrutar. Está en un lugar donde lo quieren, lo respetan y él lo disfruta. No siento que eso le vaya dar un plus a su carrera. Luis hizo una carrera hermosa, que lo llevó a lugares que pocos jugadores chilenos van a llegar algún día y que a muchos nos hubiese gustado tenerla.

Se le vio muy molesto frente a Antofagasta. ¿Se considera un técnico enojón?

No, yo no me molesto. Lo que uno espera es que el equipo rinda según cómo uno los ve entrenar, los vio jugar los amistosos, los vio en ese partido con Cobresal. Enojarse sirve poco en el fútbol porque lo que uno tiene que hacer es buscar soluciones. Enojarse es lo más fácil. Hay que encontrar esas soluciones para que el equipo haga las cosas bien.

Por su experiencia. ¿Se siente un técnico referente en el torneo nacional?

No, yo me siento como un técnico que busca que su equipo juegue de una manera y que de esa manera podamos ser competitivos. No me siento ninguna cosa especial dentro del fútbol chileno.

Al menos en el torneo 2021 se ven más técnicos chilenos, uno de sus reclamos durante la temporada pasada…

Las cosas que hicimos los entrenadores chilenos el torneo pasado significó que se tomaran decisiones contrarias a las que se venían tomando. También puede ser el tema a nivel mundial, pueden ser varias causas.

¿No le llamó la atención que llegaran técnicos de la cuarta división de Argentina?

Llamarme la atención, no. Son las decisiones que toma cada club y uno las puede compartir o no. Cada club toma la decisión que le parezca. Uno puede tener una opinión, pero en definitiva cada equipo ve qué jugador o entrenador debe contratar.

¿Cuál es su opinión?

Sigo pensando lo mismo, y no tiene que ver con alguien puntual, por el momento. Creo que acá en Chile debiese haber, un poco lo que se hace en Europa, se hace en Asia, en otros países, el tener una exigencia mínima cuando viene alguien para poder dirigir un equipo. O incluso los mismos chilenos. Ya sea para dirigir en Primera, en Segunda… Debería haber una exigencia mínima por parte de la Federación para dirigir en Chile. Esa exigencia mínima es tener el título de entrenador hasta haber dirigido diez años en Europa. Ahí hay que ponerse de acuerdo.

Poyet, el técnico de la UC, dijo que en Chile se reclama y se exagera mucho ¿Comparte?

Con esto que no haya público en los estadios y además que esté el VAR se ha exagerado el tema de pedir cosas al árbitro, de cuestionar todo, de que todo sea visto. Es mucho más notorio porque no hay público en los estadios y todo se dimensiona de una manera mucho mayor porque no está el ruido ambiente.

Bruno Barticciotto fue una de las figuras de la primera fecha del Torneo. FOTO:Marco Muga/AGENCIAUNO

Se la jugó por el ingreso de Bruno Barticciotto. ¿Cómo lo describe como futbolista?

Es un jugador que debe tener un crecimiento y esperamos acompañarlo. Es un jugador explosivo, muy rápido, remata con la izquierda y con la derecha, puede jugar por las bandas o por el centro, es encarador. Inició muy bien, pero al final son solo 45 minutos. Nosotros lo que necesitamos es que ese rendimiento lo pueda mantener durante toda la temporada.

¿No es una carga llevar el apellido Barticciotto? Usted lo vive a la inversa, con su hijo futbolista…

Ahí está mucho en lo que los entrenadores seamos capaces de transmitirle al jugador. Yo no me fijo ni en la edad, ni en el apellido, ni en el nombre, ni tampoco en la nacionalidad. Lo que yo busco es tomar la mejor decisión para que juegue el que mejor está. Si se llama Juan Pérez, o de otra manera, para mí no es relevante. Eso va en que no tomemos decisiones subjetivas sino objetivas de acuerdo para el rendimiento.

¿No le complica que Bruno Barticciotto sea hijo de Marcelo, un excompañero suyo?

No, no es tema para nada, al contrario. Para mí no es algo relevante ese tipo de cosas. Él no está aquí por ser el hijo de alguien. Él está aquí porque es un jugador que yo siento me puede aportar mucho dentro de la temporada.

Martín Lasarte toma el tiempo durante el entrenamiento del miércoles de la selección chilena, de cara al amistoso con Bolivia.
Martín Lasarte fue elegido para la Selección, cuando José Luis Sierra era uno de los candidatos.

¿Qué tan cerca estuvo de la Selección?

Ni cerca. Nunca hubo algún contacto.

¿No se llegó a ilusionar?

No. Sabía que no iba a pasar, lo tenía claro. No me ilusioné, ni nada. Al final nunca hubo un contacto formal sino fueron rumores porque como no se definía quién iba a ser el entrenador, estaba el tema ahí. Pero jamás nadie me contactó para creer que podría haberse dado.

Pero imagino que algo le produce que Arturo Vidal lo nombre y pida un técnico chileno para la Roja...

Me llenó de orgullo que tanta gente pudiera pensar en que podía ser el técnico de la Selección. Y eso, viniendo no solamente de jugadores de acá sino que de un jugador de la trayectoria de Arturo Vidal, lógicamente que es algo que a uno lo llena de orgullo. Pero no es nada más que eso. Mis energías siempre estuvieron en Palestino.

¿Trabaja para llegar a la Selección?

No, yo trabajo para que Palestino gane. Ese es mi trabajo.

¿Lasarte le parece una buena elección?

Sí, me parece un entrenador capaz. No tengo una relación, pero tengo una muy buena impresión de su trabajo y en lo humano. Me parece una buena elección.

¿No le prometió que Jiménez solo jugaría ciertos minutos frente a Bolivia? A Ronald Fuentes no le cumplió su palabra…

Jamás. Jamás haría una cosa así. Lo que determine el técnico de la Selección es resorte suyo. Él tiene todas las miradas puestas encima, de los hinchas, de los periodistas. Si él determina que Luis o Bryan (Carrasco) debían jugar todo el partido era resorte de él. Nosotros jamás hubiésemos sugerido algo. Al contrario, estoy lo más lejos de eso.

También su nombre estuvo en la carpeta de la U…

No, no estuve ni cerca. Insisto, todos los rumores fueron antes de mi llegada a Palestino. Cuando tuve las conversaciones y reuniones de Palestino no lo dudé en ningún momento porque me demostraron cariño, convicción y respeto por lo que podíamos hacer. Eso es lo que más a mí me movió para tomar este desafío.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.