La ANFP perdió $ 313 millones en el primer semestre de 2021

FOTO: SEBASTIAN ORIA/AGENCIAUNO

Los estados financieros de la sede de Quilín otra vez fueron negativos. Este lunes, en el Consejo de Presidentes, se analizará la delicada situación económica de la asociación. También se conocerá al rival de Universidad Católica en la Supercopa 2021.


Este lunes, a las 12.45, se realizará un nuevo Consejo de Presidentes de la ANFP. Será de manera presencial, salvo excepciones debidamente justificadas. En la cita se tratarán diversos temas importantes como la realización de la Supercopa 2021, entre Universidad Católica y un rival por definir y la millonaria multa contra la sede de Quilín, por el cobro de la cuota de incorporación. Sin embargo, el punto uno de la tabla hace referencia a las cuantiosas pérdidas que sufrió la entidad durante el primer semestre de este año.

“Reporte económico y financiero de la Asociación y avances presupuestarios relativos al presupuesto aprobado para el ejercicio”, señala la circular que recibieron los clubes en la semana, con respecto a la situación financiera del organismo que preside Pablo Milad. Un asunto de mucha trascendencia, debido a la grave crisis económica que atraviesa el ente rector del fútbol chileno, principalmente, por culpa de la pandemia de Covid-19.

Una prueba de aquello son los últimos estados de resultados de la ANFP, que otra vez fueron negativos, ya que la asociación perdió $ 313 millones, entre enero y junio, según pudo averiguar La Tercera. Y aunque la cifra es mucho menor a la que estaba proyectada, genera mucha preocupación en los presidentes de clubes, ya que el escenario se agrava si se considera la multa por US$ 2,5 millones que fue condenada a pagar la sede de Quilín.

Los ingresos de explotación de la entidad alcanzaron los $ 8.124 millones, mientras que los costos de explotación llegaron a $ 5.823 millones. De esta forma, el margen operacional del organismo fue de 2.301 millones de pesos.

Fachada de la ANFP. AGENCIAUNO

Según el presupuesto de la ANFP, se esperaban pérdidas por $ 2.562 millones para junio del presente ejercicio. Sin embargo, el déficit fue mucho menor, aunque eso no resta preocupación en los miembros del Consejo, ya que la disminución de las mermas se explica en los ahorros producidos por la ausencia de los torneos de cadetes y del fútbol femenino, por ejemplo.

La Roja sostiene a Quilín

Además de la pandemia, hay varios otros motivos que han llevado a la federación a una severa crisis económica. Uno de estos es la devaluación de la Roja. Ocurre que prácticamente el ciento por ciento de los ingresos de la federación corresponden a recursos provenientes de la selección chilena. Es decir, si cae el valor del equipo nacional, toda la estructura se resiente.

De los 8.124 millones de pesos que ingresaron a Quilín el primer semestre, el 92 por ciento corresponde a la Selección Absoluta Masculina ($ 7.465 millones). Es, por lejos, la principal fuente de dinero.

La diferencia es abismal, por ejemplo, con la selección femenina, que en los primeros seis meses de este año aportó apenas $ 89 millones a las arcas del organismo, la misma cantidad que recaudaron las selecciones juveniles de hombres y mujeres. Muy poco en comparación con los gastos que generó, que alcanzaron los 496 millones de pesos.

En cuanto a los costos, estos se redujeron un 27,7% de acuerdo a lo presupuestado, principalmente, por la suspensión de la doble fecha de Eliminatorias que estaba programada para marzo pasado. En ese sentido, la Roja adulta y la Sub 23 implicaron un desembolso de $ 2.579 millones. Bastante menos de lo que tenía presupuestado la asociación: $ 3.789 millones.

La Roja no pudo ante Brasil.
La selección chilena, minutos antes de enfrentar a Brasil en el Monumental.

Un hecho que inquieta a varios timoneles es la paralización del Programa Crece. Según los estados financieros de la ANFP, no existe presupuesto para el fondo concursable que impulsó Arturo Salah, en el que los clubes podían acceder incluso a 120 millones de pesos para desarrollar proyectos de distinta índole.

Los gastos de administración y venta alcanzaron los $ 2.451 millones. Si se compara el presupuesto con las cifras reales, casi todas las áreas presentaron una reducción de egresos, salvo excepciones, como la de Gastos Legales, que sobrepasó en un 95% lo proyectado, por una simple razón: el rompimiento del contrato con Nike.

Mayor costo asesoría juicio Nike”, señala el documento que recibieron los presidentes de clubes durante estos días. La ANFP y la empresa de ropa deportiva tendrán que dirimir sus diferencias en un arbitraje en Nueva York. Hay más de US$ 5 millones en juego.

De ahí que los costos jurídicos de Quilín sobrepasaran, largamente, los 178 millones de pesos presupuestados para el período entre enero y junio de 2021. Al final, el gasto en abogados llegó a $ 347 millones en estos primeros seis meses del año, casi el doble de lo esperado.

En la ANFP esperan con urgencia revertir estas cifras. Para lograrlo, aseguran que ya dieron el primer paso al cerrar el nuevo contrato de indumentaria con Adidas, por cinco años, a cambio de US$ 3 millones cada 12 meses. Eso sí, se trata de una cifra muchísimo menor a la que pagaba Nike.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.