La falta de efectividad vuelve a condenar a la Roja

Poco sirvieron los ejercicios de definición que dispuso Lasarte en la previa al duelo frente a Brasil. El Equipo de Todos volvió a sufrir con la poca contundencia de sus delanteros.


Martín Lasarte continúa con su pesadilla. Poco importa que la Roja levante su nivel, que sea un equipo mucho más conectado y agresivo en relación a la época de Reinaldo Rueda. La entrega de Vidal y la precisión de Aránguiz quedan en segundo plano cuando el bicampeón de América sigue sufriendo con la falta de gol.

De nada sirvieron los ejercicios de definición que practicó Machete en la semana. El temor estaba latente pues la delantera que dispuso la Roja suma cero goles en la presente Eliminatoria. En esta competición, en siete duelos jugados, el elenco nacional sólo ha anotado ocho conquistas. De ellas, sólo tres fueron de delanteros, todas con el mismo nombre: Alexis Sánchez. La marca de solo tres goles de delanteros es un número escaso, un déficit que comparte con otra selección, como Perú, que sólo anotó en seis ocasiones en estas clasificatorias. Menos aún que Venezuela, que sólo celebró tres veces en seis duelos, uno de ellos de Salomón Rondón. De las otras cinco de la Roja, cuatro fueron de Vidal y una de Erick Pulgar.

Los números son lapidarios. Durante el transcurso del encuentro, el Equipo de Todos sumó 12 remates, de los que tres fueron a portería. ¿La precisión en los disparos? Apenas un 25%.

Iván Morales, quien logró la titularidad avalado en su gran presente en Colo Colo, club en el que registra 10 anotaciones, no logró destrabar la falta de gol. Si bien su nivel fue correcto, el formado en Macul nunca tuvo la fineza, o más bien habilidad, para poder desequilibrar el marcador a favor del equipo local. Se fue perdiendo con el pasar de los minutos. Fue reemplazado por Luis Jiménez cuando el partido ya finalizaba.

Las ocasiones de gol no faltaron. Por eso mismo, no fue extraño ver a Lasarte tomándose la cabeza, como exigiendo una explicación. A los 30 minutos del primero tiempo fueron las más claras. Primero, con un remate de Arturo Vidal, en el que el portero Weverton despejó hacia el medio. Eduardo Vargas, con un cabezazo, obligó al guardameta a exigirse para desviar el balón y ganarse los aplausos de sus compañeros.

Minutos después, Lasarte celebró pero por pocos segundos. El gol de Iván Morales, su gran apuesta en la ofensiva, fue anulado pues Eugenio Mena habilitaba al joven delantero en posición de adelanto.

Durante la segunda parte, Chile fue perdiendo intensidad. Charles Aránguiz, a los 49 minutos, aprovechó una gran jugada de Vidal para quedar en inmejorable posición frente a Weverton. El disparo del Príncipe iba con intención, pero el cruce del defensor Militao frenó el grito de gol de la Roja.

La Selección cae por la cuenta mínima. La Roja nunca pudo aprovechar la superioridad que mostró por largos minutos. Brasil, en cambio, liquidó el duelo con menos llegadas que el equipo de Machete.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.