La solidez de Bravo no le alcanza a un Betis que sufre para llevarse un punto en su visita al Elche

Claudio Bravo defendiendo su pórtico en el duelo entre el Elche y el Real Betis. FOTO: EFE.

Claudio Bravo defendiendo su pórtico en el duelo entre el Elche y el Real Betis. FOTO: EFE.

El meta chileno fue clave para evitar la caída de la escuadra que dirige Manuel Pellegrini, que comenzó arriba en el marcador, pero terminó igualando 1-1 frente al conjunto ilicitano.


La solidez de Claudio Bravo no le alcanzó al Real Betis frente al Elche. En un duelo válido por la jornada 29 de La Liga, la escuadra que dirige Manuel Pellegrini comenzó ganando en su visita frente al conjunto ilicitano, pero terminó igualando 1-1. El arquero chileno disputó todo el partido y fue clave para evitar la caída de los forasteros.

Al igual que en la victoria ante el Levante, el meta nacional fue el encargado de defender el arco verdiblanco. Y, cuando se le exigió, cumplió a cabalidad. Estuvo bien en los achiques y acortando centros, así como también en su juego con los pies y las atajadas. Cuando el primer lapso estaba por terminar, le sacó a Pepe Milla el gol que le pudo haber costado la derrota a los sevillanos.

Fue el cuadro forastero el que asumió el protagonismo en el inicio del cotejo. Buscó por todos lados, sin prestarle la pelota a su oponente, que, al menos en el arranque, fue claramente superado. El primer aviso del equipo de los chilenos llegó en los 9′, con un disparo de distancia de Guido Rodríguez. Hasta ese momento, eran los béticos los que hacían méritos para abrir la cuenta.

La insistencia visitante para inaugurar los festejos tuvo su premio. Borja Iglesias fue derribado en el área luego de un ataque construido y el juez del cotejo sancionó la pena máxima. Fue el mismo delantero quien se encargó de patear desde los 12 pasos y, con un remate al ángulo, venció al portero Édgar Badía para adelantar a los suyos. El 0-1, sin embargo, despertó a los dueños de casa. Más aún cuando Iglesias debió dejar el campo de juego por el golpe que recibió en la falta penal, dejando al elenco de Pellegrini sin su principal hombre de ataque antes de que el reloj marcara la media hora de partido.

Borja Iglesias recibe la falta penal, en el duelo frente al Elche. Foto: @RealBetis / Twitter.
Borja Iglesias recibe la falta penal, en el duelo frente al Elche. Foto: @RealBetis / Twitter.

El conjunto ilicitano tomó las riendas y los roles se invirtieron. Intentando principalmente por los carriles, la zaga de la escuadra de Pellegrini comenzó a sufrir en demasía, frente a un rival que solo creció con el paso de los minutos. Y tal como como el Betis tuvo su recompensa, los locales también la encontraron. Fue en los 36′, gracias a una espectacular acción de Tete Morente por el sector derecho. El volante dejó a dos rivales en el camino y levantó un centro que le dejó el gol servido a Milla, quien solo tuvo que cambiar la dirección de la pelota para derrotar a Bravo.

El Elche quiso aprovechar el envión anímico, ante un cuadro sevillano que se derrumbó luego del 1-1. Apostó a repetir la fórmula que le dio la igualdad, ejerciendo una mayor presión en la salida de los visitantes para forzar el error. Y así por poco consiguen revertir el resultado, de no ser por un soberbio Bravo, quien, en los 43′, evitó el doblete de Milla, tras una descoordinación defensiva de sus compañeros de la zaga. La tapada del meta fue vital para evitar que su equipo se fuera al descanso abajo en el marcador y, por ende, con una tarea mayor para el complemento.

El segundo lapso fue parejo. Con ambos conjuntos fabricándose opciones, aunque sin demasiada profundidad. El Elche se adueñó del mediocampo gracias al buen nivel de Iván Marcone y Raúl Guti, frente a un oponente que se inclinó por los contragolpes veloces, con Nabil Fekir como su agente más relevante. No obstante, tanto los de Alicante como los forasteros carecieron de profundidad como para pasar a ganar el encuentro. Los verdiblancos pudieron hacerlo en los descuentos, con un ataque con ventaja numérica que no pudo terminar con el balón al fondo de la red. El empate, al final, se ajustó a lo que se vio en la cancha.

El Betis se ubica momentáneamente en la quinta posición del torneo y, si la Real Sociedad gana su próximo duelo, será desplazado al sexto lugar, quedando fuera del puesto de clasificación a torneos internacionales. El siguiente desafío para los del Ingeniero será en casa frente al Atlético de Madrid, el líder del certamen. El compromiso está programado para el domingo 11 de abril, desde las 15.00 horas.

Sigue en El Deportivo

César Pinares le ganó a Carlos Palacios en el clásico gaúcho entre Gremio e Inter de Porto Alegre
Morales brilla y con un doblete le da a Colo Colo su primera victoria en el torneo
La gran revancha de Morales en Colo Colo: "Afuera siempre van a hablar"
José Luis Sierra: “Debiese haber una exigencia mínima de la Federación para dirigir en Chile”
Fabián Orellana, el eterno y silencioso rebelde que sigue vigente en España

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.