Las amarillas inquietan a Rueda: “Ojalá esto no influya en la parte síquica de los jugadores ni en la fluidez"

Además de Arturo Vidal, varios otros elementos como Jean Beausejour, Claudio Baeza y Paulo Díaz, entre otros, están a una amonestación de quedar fuera del choque ante Paraguay, en marzo de 2021. En la previa del partido ante Venezuela, el técnico valoró la evolución de la Vinotinto y señaló que Chile debe hacer un partido "inteligente".




Un poco más aliviado que la semana pasada, Reinaldo Rueda, técnico de la selección chilena, analizó la previa del partido de este martes ante Venezuela, en Caracas, por la cuarta fecha de las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022. El colombiano destacó la evolución de la Vinotinto y aseguró que la Roja debe hacer un partido inteligente y no confiarse.

“Venezuela tiene un seleccionado que ha crecido mucho en los últimos años, en diferentes procesos, por todo lo que elaboró desde el pasado. Lo demostró en la Copa América de Brasil", comentó.

"Se ha fortalecido mucho con jugadores jóvenes que están haciendo ese relevo, comandado por los grandes como Tomás Rincón, como Rondón, como Rosales. Están adoptando un comportamiento táctico estratégico diferente al Venezuela que tuvo Dudamel. Ahora están haciendo un fútbol muy estricto en la parte defensiva y con unas transiciones muy rápidas, con un fútbol muy vertical con hombres de gran capacidad atlética. Nos toca hacer una buena lectura del partido”, señaló.

Según Rueda, Chile tiene que hacer un partido inteligente: “Todos los partidos se planifican teniendo en cuenta las situaciones específicas del rival y logrando que nuestras potencialidades se puedan estimular. Debe ser un partido ordenado, inteligente antes que todo, de gran orden pero con esa vocación ofensiva que caracteriza a Chile, con esa situación de arriesgar, de buscar el arco rival, de controlar el partido con posesión de balón y que eso nos permita marcar".

El DT espera que sus jugadores no se confíen tras el triunfo ante Perú. “A veces una victoria o un triunfo tapa muchas cosas o nos desubica y una derrota magnifica o hace una tragedia o un drama. Ahí va a pasar la madurez del equipo, de los hombres grandes, de los líderes, que dentro de la cancha transmitan esa sensación y tengamos un comportamiento equilibrado, porque esta eliminatoria es muy exigente y muy pareja”, sostuvo.

Una de las preocupaciones que tiene el técnico es que Arturo Vidal está a una amarilla de la suspensión, por lo que, de ser amonestado ante los llaneros, se perderá el próximo partido de Chile será ante Paraguay, en el Estadio Nacional, en marzo de 2021. Lo mismo ocurre en los casos de Paulo Díaz, Rodrigo Echeverría, Jean Beausejour, Brayan Cortés y Claudio Baeza. Ante Perú el equipo ya sufrió la baja de Francisco Sierralta, quien vuelve a estar a disposición.

“Cada partido hay que hacer el día a día. Ojalá esto no influya en la parte síquica de los jugadores, en la fluidez en el juego. Hay que jugar el partido sin pensar en el siguiente. Creo que ya tuvimos una experiencia negativa en la Copa América que nos debe servir para capitalizarla y cada vez corregir ese comportamiento, evaluar cuáles son esas amarillas por situación de juego y otras que quizás podríamos haber evitado. Es importante hacer esa retroalimentación y tener un mejor comportamiento siempre”, advirtió.

Rueda esperará hasta última hora para definir la formación titular, sobre todo, por la situación de Erick Pulgar, quien salió con molestias del duelo ante Perú. “Por el momento, los jugadores están en ese proceso. Todos conocemos que la parte fisiológica del jugador son 72 horas antes y 72 horas después de un partido. Erick viene en un proceso de su situación en su club y cada uno está respondiendo de forma diferente. De modo que hasta mañana quizás no sepamos ciertamente cuál es su capacidad de rendimiento”, precisó.

Rueda también adelantó que Alexis Sánchez ha respondido bien a los trabajos físicos, mientras que admitió que se equivocó al criticar al Inter de Milán por el cuidado del tocopillano. Asimismo, reiteró su valoración positiva al choque de manos con el que Arturo Vidal felicitó a Claudio Bravo tras una gran intervención del portero ante Perú.

“Pienso que ese tema se ha tratado muchas veces, lo que signfica la Selección para los dos, de la importancia de dos liderazgos diferentísimos, pero vitales para la selección nacional, por todo lo que han logrado en su camino, el respeto que ellos tienen por su camiseta y la bandera de Chile. Lo han demostrado desde casi un año, cuando Claudio se reintegró a la Selección. Es muy positivo por todo lo que transmite Claudio, en confianza y seguridad, desde el punto de vista estratégico y táctico. Ojalá que todos contribuyamos para que ese ambiente y esa salud social sea la mejor en la Selección”, reflexionó.

“Después de esta jornada habrá una pausa grande. No se sabe lo que va a pasar en todo sentido, en la vida. No sabemos si va a ser mejor o peor. No puedo asegurar ningún salto de calidad. Es solamente el trabajo del día a día, la convicción de un grupo comprometido, con una gran cultura futbolística y con un sentido de selección de mucho respeto, que siempre se brinda en la cancha”, finalizó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.