De las camisetas a la apariencia: la evolución de la Selección en sus 110 años de vida

Aniversario

La selección chilena debutó ante Argentina en 1910 e inició la historia del equipo deportivo más seguido del país. La instauración de la camiseta roja, los primeros ídolos, la línea temporal que pasó por éxitos, fracasos y vergüenzas y un repaso cronológico por los principales hitos del equipo nacional.




La Roja cumple 110 años desde su debut internacional. El Equipo de Todos tiene mucho que contarle a sus nietos. Tras un inicio escuálido, la selección nacional de fútbol ha logrado evolucionar y mutar hasta alcanzar logros como el tercer lugar en el Mundial de 1962 o el bicampeonato de América de 2015 y 2016. Sin embargo, no todo es para festejar. La historia tiene manchas de fracasos rotundos y una sanción mundial.

1910: todo empezó en Belgrano

El 27 de mayo de 1910 La Roja disputó su primer encuentro. Fue ante Argentina, su clásico rival. El partido se jugó en el estadio Belgrano bajo la presencia de 6.000 asistentes. El triunfo fue para el equipo albiceleste, que se impuso por 3-1. El gol chileno, el primero de la historia, fue obra del delantero Frank Simmons. La primera camiseta del equipo fue bicolor, combinando el rojo y blanco en dos bloques verticales.


Los años 20: el primer triunfo tras 28 intentos

Si encontrar una camiseta definitiva no era una tarea fácil, mucho más difícil era ganar el primer partido. El triunfo tardó 16 años, pero llegó con desahogo. En Santiago, el equipo rojo superó por 7-1 a Bolivia, el 12 de octubre de 1926. Un desempeño esperanzador pensando en lo que se venía; el primer mundial de fútbol. Antes de la cita planetaria, la Roja cayó por 4-2 ante Portugal en su debut por los Juegos Olímpicos de Ámsterdam, en 1928.


1930: un debut feliz

Chile fue parte de las 13 selecciones que participaron en el Mundial de Uruguay 1930. La Roja debutó con un triunfo por 3-0 ante México y luego superó 1-0 a Francia. A pesar de las victorias, la eliminación fue inevitable, ya que clasificaba el primero de cada grupo y ese lugar lo tomó Argentina.


1940: el reinado de Livingstone

Los mundiales fueron cancelados debido a la II Guerra Mundial que azotaba a Europa y a gran parte del planeta. Esto no impidió que del otro lado del charco se jugara fútbol. La Copa América fue el lujo del subcontinente y especialmente de un futbolista que hizo historia por La Roja: Sergio Livingstone. El Sapo disputó 34 partidos por el torneo continental, consiguiendo un récord que está lejos de romperse. En 1945 Chile quedó en tercer lugar, su mejor campaña histórica hasta ese momento. En la edición de 1947 el equipo estrenó la clásica camiseta roja, la cual se mantiene hasta nuestros días.


Los años 50: el regreso al Mundial y dos subcampeonatos consecutivos

La década comenzó en Brasil, con el regreso del Mundial de fútbol. A cinco años de haber terminado la funesta Guerra Mundial, las mejores selecciones del planeta se volvieron a reunir en un país gigante cuyo sueño fue arrebatado por Uruguay en la final. El equipo nacional se quedó en la fase grupal. Perdió por 2-0 sus dos primeros encuentros, ante Inglaterra y España, pero logró despedirse con un triunfo por 5-2 ante Estados Unidos.

A mediados de los años 50′ la Roja tuvo la oportunidad de alzarse como el mejor del continente, pero solo alcanzó dos subcampeonatos (1955, en Santiago y 1956, en Uruguay).


La década en que Chile rozó la gloria

En los años 60 la selección llegó a su primer apogeo. Chile logró la organización del Mundial de 1962 y ni el terremoto más grande de la historia (9,5 grados Richter en Valdivia, 1960) impidió que la fiesta mundial se festejara en el país. Fueron 16 las selecciones que compitieron en la séptima edición de la cita, que tuvo un gran inicio para el local. Dos triunfos consecutivos ante Suiza (3-1) e Italia (2-0, en la recordada ‘Batalla de Santiago’) clasificaron al equipo de Fernando Riera a la siguiente fase. Tras imponerse por 2-1 ante la Unión Soviética en cuartos de final, la Roja sucumbió ante la campeona Brasil, que tuvo en su equipo a un extraordinario Garrincha, quien hizo olvidar la temprana lesión de Pelé. En la definición del tercer puesto el equipo ganó por 1-0 ante Yugoslavia con dos jugadores menos.

En Inglaterra 66’ la actuación fue un fracaso. La Roja quedó en el último lugar de su grupo, tras caer ante Italia (2-0), empatar con Corea del Norte (1-1) y perder ante la Unión Soviética (2-1). Allí debuto un joven Elías Figueroa.


Alemania 1974: Elías Figueroa ante los ojos del mundo

La clasificación de Chile al Mundial de Alemania 1974 marcó un hito. El equipo chileno definió su entrada al certamen en un histórico repechaje ante la Unión Soviética. En Moscú empataron sin goles, mientras que en Santiago solo jugó la Roja, ya que el equipo europeo declinó de viajar a Sudamérica debido al contexto político del país, que se encontraba viviendo el inicio de la dictadura antimarxista de Augusto Pinochet.

En el dividido país teutón el equipo nacional conformó un grupo de la muerte, junto a la Alemania Federal y Democrática, más Australia. El primer encuentro fue una derrota 1-0 ante el local. Frente a la selección Oriental Chile igualó 1-1 y en el último encuentro, jugado en un charco de agua, la Roja empató sin goles ante Australia. A pesar de los resultados que impidieron la clasificación, en el equipo brilló el defensor Elías Figueroa, quien fue catalogado como uno de los mejores del certamen, pese a jugar solamente la fase grupal.

Hacia el final de la década, Chile alcanzó otro subcampeonato en Copa América (1979), luego de perder con Paraguay en el partido definitorio que se jugó en Vélez Sarsfield.


Los 80: vaivenes de ilusiones y fracasos

La década comenzó con un fracaso rotundo; el Mundial de España 1982. Las altas expectativas sobre el plantel nacional se esfumaron rápidamente. Chile cayó por 0-1 en su debut ante Austria y Carlos Caszely erró un penal que es recordado hasta el día de hoy en forma de meme. Ante la Alemania Federal el equipo fue goleado por 4-1 y en el último encuentro frente a Argelia la derrota fue por 3-2. No todo fue amargo para Elías Figueroa, quien se convirtió en el primer y único chileno que ha jugado en tres mundiales diferentes

En 1987 la Roja perdió la final de la Copa América de Argentina ante Uruguay, tras caer por 1-0 en el estadio Monumental de River Plate.

En 1989 ocurrió el evento más vergonzoso de la historia de la selección. Chile visitó a Brasil para disputar un encuentro por las Eliminatorias para Italia 1990. Allí, el arquero Roberto Rojas tenía preparado un autoatentado que ejecutó en el segundo tiempo, tras simular el corte en su ceja por una bengala que cayó al campo. Tras descubrirse la verdad, la FIFA sancionó a la selección, privándola del Mundial y de las Clasificatorias a Estados Unidos 1994.


Los 90: el renacer de Chile y su hinchada

La herida abierta que dejó la acción de Cóndor Rojas en Maracaná sangró hasta mediados de la década de los 90′. Una generación perdió su oportunidad de representar internacionalmente al país, pero otra se preparaba para clasificar al Mundial después de 16 años. El equipo dirigido por Nelson Acosta y comandado por la dupla goleadora de Marcelo Salas e Iván Zamorano obtuvo sus pasajes a Francia 98’ luego de excelentes resultados en el Estadio Nacional.

En Francia, el fanático chileno sufrió. El debut fue un empate 2-2 ante Italia, que el equipo subcampeón del último mundial consiguió gracias a un polémico penal cobrado por el árbitro nigeniario Bouchardeau. En el partido siguiente, Austria empató 1-1 en el último minuto, mientras que un impecable tiro libre de José Luis Sierra ante Camerún (1-1) le dio a Chile la clasificación a octavos de final. Allí, el equipo sucumbió por 4-1 ante la Brasil de Ronaldo. Marcelo Salas se inscribió como uno de los goleadores del torneo, con cuatro tantos.


Los 2000: desde el peor rendimiento hacia un sueño mundial

La década comenzó con una goleada por 3-0 de Chile ante la poderosa Brasil en el Estadio Nacional. Aquel triunfo fue solo un oasis en medio de la paupérrima Eliminatoria hacia Corea-Japón 2002. Tras fracasar en la Copa América de Perú 2004, en las Clasificatorias a Alemania 2006 y en la Copa de Venezuela 2007, con el recordado acto de indisciplina conocido como el “Puerto Ordazo”, la selección necesitó un nuevo aire. Y lo tuvo con la llegada de Marcelo Bielsa. El estrambótico DT argentino armó un equipo lleno de jóvenes y logró la clasificación a Sudáfrica 2010, quedando segundo en las Eliminatorias gracias a un estilo de juego ofensivo y consolidado.

En el país africano la Roja comenzó con triunfos sobre Honduras y Suiza (los dos primeros de manera consecutiva después de 1962). Luego cayó ante España -que se coronaría campeona- y nuevamente en octavos de final el rival fue Brasil, que se impuso por 3-0. La selección tuvo la mala fortuna de contar con un lesionado Humberto Suazo, goleador de las Clasificatorias de Conmebol.


No hay mal que dure cien años

El fracaso de la Copa América de 2011 no logró minimizar las ambiciones de la Generación Dorada. El equipo de Bravo, Medel, Vidal y Alexis, entre otros, clasificó al Mundial de Brasil gracias a un excelente juego. En el país de la samba y el bossanova la Roja realizó un perfecto e histórico partido para eliminar a España, la campeona del momento, al imponerse por 2-0 en Maracaná. En los octavos de final nuevamente Brasil, cuya fortaleza se basaba principalmente en su condición como local. Sobre el final del tiempo extra Pinilla estrelló el balón contra el travesaño y Chile se despidió en la tanda de penales.

El momento de brillar llegó. Luego de 99 años del torneo continental, Chile logró levantar la Copa América de 2015, su primer título. El equipo dirigido por Jorge Sampaoli se impuso en la tanda de penales ante la Argentina de Lionel Messi.

Menos de un año después, esta vez bajo la dirección de Juan Antonio Pizzi, la Roja deslumbró en la Copa Centenario. En cuartos de final le propinó un histórico 7-0 a México y en la final un deja vu; nuevamente triunfó ante el equipo de Messi en la tanda de penales, con el broche dorado del Gato Silva.

La historia reciente continuó envuelta de una salsa agridulce. La Roja llegó a la final de la Copa Confederaciones de Rusia 2017 tras imponerse en penales ante Portugal, el campeón de Europa, con una gran actuación de Claudio Bravo. En la final se impuso el equipo germano por 1-0, que aprovechó un error defensivo para marcar. Luego el fracaso fue rotundo al no clasificar al Mundial de Rusia 2018 con el plantel que más ilusionaba a los hinchas.

En la Copa América de Brasil 2019 el equipo, que nadie daba como favorito, mostró su jerarquía y llegó a semifinales, donde cayó goleado por Perú. Bajo la dirección técnica de Reinaldo Rueda, la escuadra actualmente tiene como objetivo la renovación del plantel y la clasificación a la Copa Mundial de Qatar 2022. Claro, si es que el coronavirus lo permite.

Hitos de la Roja:

El primer triunfo de la Roja se dio en su partido número 28. Fue una goleada por 7-1 ante Boliva, en Santiago (12 de octubre de 1926).

El primer partido en el Estadio Nacional fue ante Paraguay (1939). Chile se impuso por 4-2.

En la Copa América de Guayaquil 1947 la selección se decidió por la camiseta roja, color que se ha mantenido hasta nuestros días.

El primer triunfo ante Brasil se dio en el duelo 17 entre ambas selecciones. Fue en Montevideo (1956), con victoria por 4-1 para Chile.

La primera goleada sobre una selección europea fue en 1954, con triunfo por 3-0 sobre Checoslovaquia, en Santiago.

Elías Figueroa jugó los mundiales de Inglaterra 66’, Alemania 74’ y España 83’. Es el único futbolista nacional que ha disputado tres citas planetarias.

Las mayores goleadas fueron por 7-0; ante Venezuela (Copa América de 1979), Armenia (amistoso disputado en 1997) y México (cuartos de final de la Copa América Centenario).

El primer triunfo ante Argentina en un partido amistoso fue en la despedida de Sergio Livingstone, en 1959. La Albiceleste ganaba por 0-2 en el Estadio Nacional y la Roja finalmente se impuso por 4-2. Mientras que la primera victoria oficial fue en 2008, cuando el equipo de Bielsa se impuso por 1-0 en el Nacional con gol de Fabián Orellana.

Los rivales más repetidos: Argentina (82 partidos), Perú (82 partidos) y Uruguay (79 partidos).

Los goleadores históricos: Alexis Sánchez (43 goles en 132 partidos), Eduardo Vargas (38 goles en 91 partidos), Marcelo Salas (37 goles en 70 partidos), Iván Zamorano (34 goles en 69 partidos) y Carlos Caszely (29 goles en 48 partidos).

Comenta