Machete prueba esquemas y apela a la cabeza del plantel

Valber Huerta es una de las principales alternativas de Martín Lasarte para rearmar la defensa ante Bolivia, en La Paz.

Valber Huerta es una de las principales alternativas de Martín Lasarte para rearmar la defensa ante Bolivia, en La Paz. Foto: ANFP

Aunque no le queda otra que sumar en La Paz, el técnico de la Roja prepara una cautelosa fórmula para enfentar a Bolivia. La idea es jugar agrupados y, sobre todo, evitar los disparos frontales y los centros para Moreno Martins. Valber Huerta pelea firme por la titularidad en la defensa. El técnico conversó largamente con algunos jugadores, como Marcelino Núñez.



Martín Lasarte está enfrentado a la peor disyuntiva que puede tener un entrenador. Por un lado, sabe que a la selección no le sirve otra cosa que el triunfo en La Paz para seguir aferrada al sueño de clasificar a Qatar, una aspiración que, a la luz de las circunstancias, parece más quimérica que nunca. Por otro, también sabe que el mínimo error en el Hernando Siles puede desterrar para siempre la opción. Y en ese ir y venir, intenta equilibrar el plan para que el asalto al techo del mundo resulte fructífero.

Por la cabeza de Machete se cruzan varias ideas, pero la que más se impone es la del equilibrio. Sabe que un ataque franco, pero poco efectivo ofrecería espacios que al equipo de César Farías, a 3.600 metros de altitud, aprovecharía con mucha facilidad. Entonces, aspira, primero, a mantener segura la zona defensiva y evitar que Brayan Cortés, el elegido para reemplazar a Claudio Bravo, sea bombardeado desde los costados y desde el frente.

En ese contexto, opta por cubrir todos los flancos. Nominalmente, se plantea la idea de disponer tres centrales. Sin el suspendido Maripán, quienes mejor se adaptan a la idea son Paulo Díaz, Gary Medel y Valber Huerta. Eso sí, con un dispositivo reforzado por dos laterales volantes. El primero está decidido: Mauricio Isla, por la derecha. Por el segundo puesto bregan Gabriel Suazo, uno de los pocos que dejó una buena impresión ante Argentina, y Eugenio Mena, quien superó los problemas físicos que le impidieron vestirse ante los transandinos.

En la zona de contención, siempre con la idea de proteger a Cortés, sumará a un hombre. Dos son seguros: Charles Aránguiz y Erick Pulgar. El otro elemento saldrá entre Claudio Baeza, Tomás Alarcón y Marcelino Núñez. Tanto el primero como el segundo tienen características más defensivas, a diferencia del volante de Universidad Católica, de buen partido ante la Albiceleste.

Precisamente, este domingo, en el Zorros del Desierto, el juvenil cruzado alternó como titular en el fútbol reducido que dispuso Machete, al comienzo de la sesión. El crack del tetracampeón del fútbol chileno tiene una característica que le entusiasma al uruguayo: su buen remate de larga distancia. Y aunque no estuvo tan fino ante los transandinos, el gol de Ben Brereton nació de un espectacular y preciso pase del futbolista de la UC.

Eso sí, el uruguayo tenía ganas de probar alternativas, por lo que hubo cambio de petos. En ese momento, fue el turno del formado en Colo Colo de asumir la contención. No obstante, Lasarte jugó a la incertidumbre, pues aún no decide qué camino tomar ante la disyuntiva que se le presenta.

Lasarte, cuyo futuro está en entredicho, también aprovechó la jornada para conversar largamente con sus dirigidos, apelando a la mentalidad y a no rendirse, mientras exista aunque sea una mínima opción.

En la delantera, sin el lesionado Eduardo Vargas, ya desafectado de la convocatoria, los lugares disponibles los ocuparán Ben Brereton y Alexis Sánchez. El gran damnificado será Joaquín Montecinos, quien en la jornada del sábado asomaba como la principal alternativa para suplir al atacante del Atlético Mineiro.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.