Martín Vidaurre brilla nuevamente en una Copa del Mundo de Mountainbike

Foto: Gentileza Team Chile.

El representante chileno volvió a adjudicarse la medalla de oro en la categoría Sub 23 y, con ello, completó tres primeros lugares en las últimas cuatro semanas de circuito.


“Imparable”. “Invencible”. “Intratable”. Esos fueron los adjetivos que la prensa internacional le dedicó al ciclista chileno Martín Vidaurre, quien se adjudicó una nueva fecha de la Copa del Mundo de Mountainbike Sub 23.

Es que el joven de 21 años ya ganó -con esta que se desarrolló en Snowshoe (Estados Unidos)- tres de los cuatro recorridos que se han desarrollado en el último mes y ahora lo hizo con un tiempo de una hora, cinco minutos y 56 segundos. Y para que se valore lo conseguido por Vidaurre, hay que agregar que el podio fue completado por el italiano Simone Avondetto (1.06′07) y el suizo Joel Roth (1.06′29).

Pero eso no es todo, por que el nacido en Santiago confirmó que es el mejor del mundo en su categoría ya que, encabeza la tabla general del torneo sin contrapeso. Liderazgo que se forjó con sus triunfos en Val di Sole (Italia) el pasado 28 de agosto y en Lenzerheide (Suiza) el 5 de septiembre.

Un poco de historia

Martín Vidaurre nació el 18 de febrero de 2000 y a los dos años ya andaba en bicicleta sin las clásicas ruedas de apoyo. Es que el joven talento nació en cuna de atleta, pues es hijo de Cristóbal, el ex campeón panamericano de MTB y destacado piloto de rally.

Por lo mismo, la actividad deportiva nunca le fue ajena y tuvo la obediencia necesaria para someterse a los entrenamientos necesarios que hoy lo tienen en la élite de su disciplina. “Cuando lo tomé, lo primero que le pregunté fue cuáles eran sus sueños y hacía dónde quería llegar. Me dijo que sus sueño era ir a los Juegos Olímpicos, así que comenzamos a trabajar para eso”, contó el reconocido ex fisiólogo del CAR, Jorge Cajigal, a El Deportivo.

Y los sueños que tenía cuando cumplió los 15 años, se cumplieron. Vidaurre llegó a Tokio 2020 y con un crono de una hora, 28 minutos y 33 segundos quedó en el puesto 16 del exigente recorrido de 28 kilómetros. Tiempo que vale la pena destacar, pues el ganador del oro fue el británico Thomas Pidcock con un tiempo de 1 hora, 13 minutos y 23 segundos (el podio fue completado por Mathias Flueckiger de Suiza y David Valero de España).

Claro que lo que hoy es felicidad, hace un par de años fue sólo aprendizaje. Es que el capitalino entendió lo duro que era la competencia en el Mundial de Australia, 2017. “Fue fundamental para que conociera de chico cómo era competir a ese nivel. Allí, estuvo muy atrás y al final repuntó y terminó 25, pero le costó mucho. Se frustró un poco y le expliqué que tenía dos alternativas: o lloramos y volvemos a Chile, o hacemos los cambios y las mejoras”, rememoró Cajigal. Y su carácter cambió. Y los logros están a la vista.

Sigue leyendo en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.