Otra alegría para Christian Garin en Roland Garros: vence a Iliá Ivashka para meterse en la tercera ronda del torneo

Garin realiza un servicio. FOTO: Reuters.

El chileno doblegó por 6-3, 7-6, 4-6 y 6-3 al bielorruso y avanzó a la siguiente fase del segundo Grand Slam de la temporada.



Christian Garin (37°) sumó una nueva alegría en Roland Garros. En un duelo que se extendió por dos horas y 49 minutos, el chileno venció por 6-3, 7-6, 4-6 y 6-3 al bielorruso Iliá Ivashka (50°) y se metió en la tercera ronda del segundo Grand Slam del año. Pese a que sufrió a ratos con la potencia de su rival, Gago tuvo a una de las jornadas más precisas de su diestra a favor, lo que fue clave para terminar dándole el triunfo.

La primera raqueta nacional tuvo un sólido arranque en lo que fue un parejo inicio. Se mostró bien en los saques, consiguiendo incluso su primer ace del encuentro muy temprano. Estuvo cerca, además, de lograr su primer quiebre, el cual, sin embargo, fue impedido por su adversario, que tuvo muchas complicaciones con las respuestas de Gago.

Ivashka reaccionó a tiempo y comenzó a emparejar las acciones. De hecho, obligó a Garin, quien venía de dejar en el camino al estadounidense Tommy Paul por 5-7, 6-1, 6-2 y 6-3, a exigirse un poco más en el juego siguiente para evitar que el bielorruso se pusiera en ventaja. Pese a que el chileno se complicó frente al buen juego de su rival, supo sacar adelante un juego complejo, que le hubiese significado un cachetazo, pues se notaba superior en la cancha.

Desde entonces, el duelo se disputó a gran nivel, aunque daba la impresión que el Tanque estaba más cómodo. Tanto el chileno como su oponente cuidaron sus respectivos servicios, demostrando así que el compromiso solo se iba a definir por detalles pequeños. Hasta que el chileno quedó a puertas de adelantarse, tras un triple break point que, finalmente, aprovechó para luego amarrar la manga inicial.

La tónica se mantuvo en la segunda manga. A alta concentración, Garin siguió exhibiendo un alto desempeño, gracias, principalmente, al buen día de su diestra, que le dio pocas chances a su adversario de acortar el resultado. La fortuna, en todo caso, parecía estar del lado de Ivashka, quien en el tercer game salvó uno de sus servicios con una pelota que impactó en el fleje de la malla.

Pero en el quinto juego, Gago ratificó su buen momento. Nuevamente encontró una triple posibilidad de romper y tampoco dejó escapar la ocasión. Otra vez se puso en ventaja para dejar la victoria en sus manos. No obstante, aún quedaba partido e Ivashka no quería ceder un mayor terreno, por lo que se esforzó para devolverle el golpe al nacional y quebrarle de inmediato, dejando las cosas 3-3.

Tras ello, el bielorruso cuidó su servicio para colocarse arriba momentáneamente. Garin hizo lo propio y, luego de anotarse un puntazo que se disputó a alta intensidad, también mantuvo su saque para evitar el alza de su oponente y recuperar la confianza. Y aunque el europeo no cedió ventaja posterior a ello, el chileno de igual forma continuó parejo, algo que se repitió en los siguientes dos juegos, obligando a definir el set en el tie-break, instancia en la que el Tanque debió remar desde atrás para quedarse con la manga, estando incluso 4-2 abajo en su momento.

La tercera manga se complicó de entrada para el Tanque. Ivashka le quebró en el primer juego, poniéndole cuesta arriba el set al nacional y dificultándoselo aún más cuando luego cuidó su servicio para ponerse 2-0 arriba. Gago tenía la obligación de mantener su saque. Pero no lo logró, el bielorruso volvió a romperle para luego aumentar aún más su diferencia, llegando a estar 4-0 hasta el quinto juego, en el que Garin recién apenas pudo descontar.

A Garin se le abrió el apetito tras el octavo juego. En ella, le quebró el servicio a su rival, colocándose 5-3. Y aunque la tarea se apreciaba compleja, Gago no dejó de luchar y cuidó su saque para acercarse a la igualdad en la manga, mientras su rival se veía un poco más incómodo. El juego siguiente iba a ser clave para el chileno. Sin embargo, Ivashka impuso su potencia y se quedó con el set.

La tercera manga fue una señal de despertar del bielorruso, por lo que el Tanque ya sabía que la cuarta se iba a disputar punto a punto y que el esfuerzo debía ser mayor. Así lo hizo y tuvo su premio en el cuarto game, en el que pudo quebrarle a su adversario con un buen juego y una derecha que estuvo soberbia en las devoluciones. Garin cuidó su saque después y confirmó su nivel en el juego siguiente, rompiéndole nuevamente al europeo, quien, evidentemente ofuscado, lanzó su raqueta al suelo.

Con dos quiebres a favor, la victoria de Garin ya estaba encaminada. Solo le quedaba cuidar sus servicios para amarrar el triunfo y así lo hizo. Pese a las complicaciones del nacional en la tercera manga, ratificó que está sólido y que quiere hacer una buena presentación en el Grand Slam parisino, para de paso dejar atrás aquellos oscuros momentos por los que atravesó en 2021. Ahora, enfrentará al ruso Andrey Rublev (7°), quien se impuso por 6-3, 3-6, 6-2 y 6-3 al argentino Federico Delbonis (65°).

La felicidad de Gago

Gago analizó lo que fue su desempeño frente al europeo y se mostró feliz por su momento actual en la disciplina.

“Estoy muy contento, un duro partido. Un rival duro, muy agresivo. Estoy feliz de haber ganado. Contento después del año difícil que tuve, sobre todo al comienzo. Estoy jugando mucho mejor, más tranquilo y disfrutando mucho”, comenzó diciendo el Tanque, en diálogo con ESPN.

“Se trata de ir conociéndose a uno mismo, de ir superando los límites. Creo que hoy fue un partido completo. El tercer set, él jugó mucho mejor, cuando se vio abajo. Yo me puse un poco tenso. Después, me pude recuperar bien, con solidez, y empecé a sacar bien. Contento de haber ganado”, complementó.

Garin aseguró que se encuentra en un buen momento, pese a que, a su juicio, aún tiene aspectos por mejorar: “Hay que seguir la misma línea, jugar agresivo y buscando la devolución más profunda. Hay que ser más ofensivo con mi saque. Esos detalles hay que mejorarlos. A como venía, estoy subiendo mucho el nivel estas últimas tres semanas. Sumar en estos partidos es positivo. Físicamente estoy bien. Están siendo varias cosas positivas y creo que me lo merezco”.

“Partí en Madrid con mejores sensaciones, después tuve un partido malo. Pero en este proceso de irme conociendo a mí mismo, de sacarme presión. Lo estoy demostrando. Estoy jugando mejor, disfrutándolo que es lo más importante y ganando con autoridad, que es lo que más quiero”, concluyó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.