Quién es Camilo Pérez, el militante RD acusado de ser parte de una red de amaño en el tenis

Camilo Pérez

Miembro de la generación de los 90 del tenis nacional y estudiante de Periodismo, sus últimas incursiones en el deporte fueron como entrenador. Dejó de jugar a los 18 años


"Cuando estuve con él, nunca lo vi en nada malo". De esta forma, Felipe Parra, presidente de la Asociación Nacional de Entrenadores de Tenis (Anetech), describe a Camilo Arturo Pérez Alveal, indicado ayer, en un reportaje de Canal 13, como uno de los vínculos chilenos con las mafias nacionales e internacionales que se dedican al arreglo de partidos en el tenis, por supuestos diálogos con un tenista activo, en los que intenta convencerlo de participar junto a las organizaciones ilícitas.

Y pese a ser un verdadero desconocido en el mundo del tenis, muchos de esta "familia" a nivel nacional sí que lo conocen. Pérez perteneció a la generación de los 90, de la que salieron tenistas como Hans Podlipnik, Guillermo Rivera y Ricardo Urzúa. De allí también salieron los castigados Cristóbal Saavedra y Mauricio Álvarez, sancionados con dos años y medio y de por vida por la TIU (Unidad de Integridad en el Tenis, por sus siglas en inglés), respectivamente, por amañar partidos.

Estudiante de periodismo en la Universidad Adolfo Ibáñez y militante de Revolución Democrática desde el año pasado, donde se desempeñaba como coordinador estudiantil del partido, Pérez hace dos años que dejó de trabajar como entrenador de tenis para niños. Su último trabajo, según pudo comprobar La Tercera, fue en la Academia de Nicolás Massú, donde sólo estuvo un par de meses. "Siempre se mostró interesado en la política, por eso es que participaba en eso. Te puedo decir que los alumnos lo quieren mucho, pero si esto resulta ser cierto es algo muy grave y que debe ser sancionado", agrega Parra.

Deportivamente, apenas cumplió los 18 años decidió dejar de dedicarse al tenis. Pese a tener como formadores a Marcos Colignon y Luis Guzmán, según consigna su escueto perfil ITF, nunca fue considerado como un prospecto a seguir. Así lo dice el propio Guzmán, que en declaraciones a La Segunda lo reconoció como una tipo alegre y normal: "Claramente él no iba a llegar a ningún lado (como jugador de tenis). Tenía buen saque y jugaba un poco mejor dobles que el singles, porque tenía que moverse menos. No diría que era gordito, sino que bastante macizo. Suena feo decirlo, pero no era nada más que un jugador del montón, que nunca iba a destacar". En su carrera, jugó sólo cuatro partidos en dobles; perdió y ganó por igual.

En cuanto a su condición de entrenador, Parra asegura que Pérez no cuenta con una licencia nacional, por lo que no puede suspenderlo de nada. "Eso sí, recalco que como Anetech condenamos cualquier hecho relacionado al arreglo de partidos y esperamos se pueda llegar a una conclusión en cuanto a las graves denuncias hechas por el reportaje".

Hoy Pérez es apuntado como coordinador de amaño de partidos, que favorecen a mafias que manejan las apuestas en el tenis. Por esta razón, de hecho, su partido, Revolución Democrática, en donde asumió el cargo de coordinador nacional estudiantil, le suspendió la militancia hasta que se esclarezcan los hechos, según indicaron anoche en un comunicado público.

Comenta