Reinaldo Riquelme, el Negro

15b



Se inició en el Unión Miramar, de Playa Ancha, el club de barrio fundado por su padre en 1937. Debutó en Primera División en Santiago Wanderers (1952-1957), se perdió el título de los porteños en 1958, porque ese año jugó en Audax Italiano, que había sido campeón en el torneo anterior. Actuó en Deportes La Serena (1959 a 1962) y regresó a Santiago Wanderers (1963 y 1964). Se recalificó amateur y con el club Alejo Barrios dio la vuelta olímpica en el Nacional de Arica (febrero de 1966).

Reinaldo Riquelme Aravena nació el 12 de agosto de 1934 en Valparaíso (cumplió 84 años). Medía 1,72 metros y "pesaba 62 kilos cuando era puntero derecho, subí a 65 de volante y terminé con más de 75 kilos como defensa".

¿Quién fue su ídolo? "El argentino Pipo Rossi, de River Plate. Una maravilla, un patrón en el mediocampo".

¿Y entre los punteros? "Mario Moreno (Colo Colo) en la derecha y Jaime Ramírez (Universidad de Chile y Colo Colo) en los dos lados".

En 1954 Universidad Católica fue campeón, pero Santiago Wanderers la goleó de ida y de vuelta. "En Playa Ancha fue 6-1 en la primera rueda (25 de julio) y en el estadio Independencia 7-0 en la segunda (14 de noviembre). En Santiago convertí el primer gol a los tres minutos. Sergio Livingstone lo pasó mal con nosotros… Una vez el Sapito me había tomado del hombro y me había dicho: '¡Cuídate, porque tienes porvenir!".

¿Cómo jugaba en las distintas posiciones? "De puntero derecho tenía tranco largo y le sacaba provecho en las corridas. En el mediocampo recibía más seguido la pelota y me gustaba distribuir el juego. Y de defensa resultaba más fácil, porque corría menos. Jugué en todos los puestos, incluso de arquero. Frente a Unión Española en el estadio Santa Laura el portero se lesionó y jugué en el arco como 10 minutos, tiempo que me pareció un año. Entregué la valla invicta".

Estuvo en la Selección Joven de Fernando Riera que en 1958 enfrentó dos veces al First Viena, de Austria. La delantera alineó con Riquelme, Eladio Rojas, Armando Tobar, Leonel Sánchez y Carlos Hoffmann. Ganaron 3-1 el primer encuentro (22 de enero) y perdieron 1-0 el segundo (25 de enero). De esa formación llegaron al Mundial de 1962 Sergio Navarro, Eladio, Tobar y Leonel.

Con Deportes La Serena fue finalista dos veces de la Copa Chile, ambas frente a Santiago Wanderers. "En 1959 perdimos y en 1960 ganamos. Estaban Carlos Verdejo, Juan Rojas, José Sulantay…"

¿Un zaguero temible? "El paraguayo Víctor Figueredo, compañero de La Serena, era muy maldadoso y caía con fuerza encima de los rivales, pero lo vi perder ante Federico Vairo y salir en camilla en Rancagua".

¿Cuál es su partido inolvidable? "Tengo varios. Puede ser cuando Wanderers venció 2-0 en el Estadio Nacional a Colo Colo, que fue campeón ese año (7 de diciembre de 1963)".

Retornó al fútbol aficionado. "Santiago Wanderers no se portó bien conmigo… Y en el Alejo Barrios calzamos como anillo al dedo con el Chepe José García (Palestino), Manuel Ulloa, yo con el 6 y mis hermanos Ángel, de 10, y Ricardo, de 9".

Una anécdota. "Por Wanderers. En el estadio Independencia, Julio Godoy, de Magallanes, le pegaba a todo. Me dio una patada en un tobillo y después un golpe de puño en las costillas. Terminado el partido, a la salida de los camarines venían los jugadores de Magallanes, vi a Godoy, me desquité con un puñetazo sobre una ceja y tuve que salir escapando por la galería. En un radiopatrulla me llevaron preso a la comisaría".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.