Rueda en la encrucijada

RUEDA VIDAL

La estampida en la Roja deja a Bravo y a Vidal como principales candidatos a ejercer la capitanía ante Guinea. El seleccionador debe decidir.




"Siempre hay líderes de todos los órdenes. Aquí hay muchos jugadores con liderazgos diferentes y a algunos les gusta asumir la responsabilidad de ser capitán y a otros no". La frase corresponde a Reinaldo Rueda, en la conferencia de prensa previa al partido ante Colombia y fue pronunciada segundos después de ratificar a Gary Medel como el capitán de la Roja durante todo su proceso. Se trataba, entonces, de un asunto cerrado, pero el destino, caprichoso, ha dejado en apenas unas horas a la selección chilena sin tres de esos líderes a los que les gusta asumir la responsabilidad. El destino, claro, y las decisiones del propio Rueda.

Y es que por más rocambolesco que pueda llegar a parecer, la ausencia de Gary Medel, Alexis Sánchez y Paulo Díaz -liberados ayer de la concentración- en el duelo ante Guinea, no supone solo la falta de tres hombres importantes para el equipo, tres titulares, sino también la imposibilidad de poder contar ante el cuadro africano con el primer, segundo y tercer capitán, respectivamente, del equipo durante la era Rueda. Por suerte, y como ya había adelantado el seleccionador en aquella comparecencia, le quedan otros líderes perfectamente capacitados para portar la jineta; fundamentalmente dos, Arturo Vidal y Claudio Bravo. Lío a la vista para el entrenador. Hay debate.

Las partidas de Orellana, Alexis y Medel, sumadas a la conocida ausencia de última hora en la nómina para la fecha FIFA de Charles Aránguiz, deja muy mermado el contingente de miembros de pleno derecho de la Generación Dorada presentes todavía en tierras murcianas. De hecho, con la hoja de servicios en la mano, tan solo Mauricio Isla podría disputarles tal privilegio -tomando en cuenta la antigüedad- al volante del Barcelona y al arquero del City.

El guardameta de Buín cuenta a su favor con la condición -arrebatada precisamente por Rueda- de líder espiritual y eterno capitán de la Roja, toda vez que fue él el encargado de levantar las dos Copas América que figuran en las vitrinas del Equipo de Todos. La regularidad a lo largo de los tiempos como seleccionado, el sólido presente de que goza en su club y su ADN de líder nato, podrían hacer, sin embargo, que la balanza terminara por decantarse del lado del oriundo de San Joaquín. El gallito por la jineta está servido.

Un dilema que deberá resolver, claro está, Reinaldo Rueda, pero que surge apenas dos días después de la comparecencia en zona mixta de Claudio Bravo, tras el partido ante Colombia, quitando hierro al asunto de su manifiesta ruptura con Vidal; un tema que sigue generando ruido de fondo y al que los diferentes protagonistas continúan refiriéndose con generalidades: "La convivencia la vi bastante bien. Lo importante es que acá hay un grupo de profesionales que están a disposición de nuestra Selección entendiendo que la Selección está por sobre cualquier diferencia. Y lo más importante es también que ellos se ponen a disposición de las indicaciones de nuestro cuerpo técnico en pos de poder representar de la mejor forma a la Roja", indicaba al respecto Sebastián Moreno, sin salirse en ningún momento del guión marcado.

Ayer, los 20 supervivientes a la estampida del camarín de la Roja (con la excepción de Sierralta, que trabajó en el gimnasio) se ejercitaron en dos turnos diferentes, a puerta cerrada, en las instalaciones de La Manga Club. A las 18.00, hora local, lo hicieron los futbolistas que disfrutaron de menos minutos en el partido ante Colombia. Una hora más tarde arrancó la práctica regenerativa de los titulares. Hoy comparecerá ante los medios Reinaldo Rueda para comenzar a palpitar el duelo ante Guinea. Y para poner fin, quizás, al debate de la jineta.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.