Verstappen vence a Hamilton y a la lluvia en un accidentado Imola

Verstappen levantando el trofeo del Gran Premio Emilia Romagna. (REUTERS/Jennifer Lorenzini)

Una carrera llena de emociones terminó con el chico de Red Bull ganando su undécimo trofeo. Lewis quedó segundo, asegurando por solo un punto el liderato del campeonato. La jornada estuvo marcada por los choques y las banderas.


Choques, banderas rojas y cabreos. El Gran Premio de Imola tuvo todo lo que se espera de una carrera de Fórmula Uno cuando la lluvia ataca el asfalto. Entre esa incertidumbre, fue Max Verstappen el que encontró la luz en medio de las nubes, para así ganar la segunda etapa del año. El holandés logró el primer puesto tras superar por 21 segundos al segundo piloto del día, Lewis Hamilton. Una carrera apasionante la de este domingo, que comenzó con precipitaciones, demostrando que quizás en 2021 pueda haber un cambio de mando en el Campeonato Mundial. Solo un punto separa en la global a los dos mejores pilotos de la actualidad.

Verstappen tuvo un comienzo veloz y arriesgado, una de las claves del éxito de Max en la Fórmula 1. Comenzó tercero, pero tras los movimientos de partida logró superar a Hamilton, quien incluso se vio expuesto en la zona de los kerbs y dañó su Mercedes. Una estrategia que el británico ha usado a muchas veces en el pasado y que hoy le quitó la punta. Después de eso el dominio del holandés fue total. Nunca desistió y mostró un ritmo agresivo con el motor Honda que tanto impacto ha causado este año. Ni las detenciones, ni la disminución de la lluvia, pudieron quitarle la cima al 33.

Asumió la responsabilidad de cargar con el equipo tras los continuos problemas que tuvo Checo Pérez, ya que el mexicano perdió rápidamente el segundo lugar conseguido en las clasificaciones y después del retorno tras la bandera roja, en la vuelta 34, terminó de complicarse el día al terminar fuera de la pista, retrocediendo a la 14° posición. Terminó 12°.

Lo de los actuales campeones fue derechamente peor. Ni Hamilton ni Bottas encontraron las sonrisas en la fría jornada italiana. El finlandés protagonizó el accidente de la jornada, tras un choque en la vuelta 32 con Russell y su Williams, provocando la detención de la carrera, dos vueltas después, y el cabreo entre ambos pilotos. Dejaron la pista de Imola con un fuerte cruce de palabras.

Pero no fue el único golpe que sufrió la escudería alemana, ya que Hamilton nunca pudo estar cómodo sobre el circuito donde Ayrton Senna perdió la vida en 1994. Un despiste en la vuelta 31, cuando mejor estaba, lo dejó en la novena posición. Luego del reinicio hizo gala de su nivel y logró finalizar segundo, pero sin poder complicar a su rival de Red Bull.

Mención especial para Lando Norris y Charles Leclerc. Los pilotos europeos dieron una batalla de rueda a rueda por el tercer puesto del podio. El de McLaren fue el que prevaleció en la disputa, demostrando el gran nivel de la escudería británica y consiguiendo su segundo podio personal.

La joven comitiva de Haas sigue con problemas. Tanto Nikita Mazepin como Mick Schumacher, continúan demostrando su inexperiencia en la marca norteamericana. El alemán chocó con bandera amarilla cuando estaba enfriando los neumáticos y el ruso tuvo un cruce provocado por el Williams de Lafiti en el comienzo de la jornada. Malas noticias justo en el día que se confirma otra carrera en Estados Unidos para 2022. Será en las inmediaciones del Hard Rock Stadium de Miami.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.