Yasmani Acosta: “La suspensión me favoreció, puedo recuperarme de la lesión”

Era día de finales de la lucha en el calendario original de los Juegos Olímpicos de Tokio. Yasmani Acosta no se queja y asegura que la pandemia fue un reto más en la historia de los deportistas.




Yasmani Acosta es positivo. Ve la luz al final de cualquier camino, en este caso, de la espera por los Juegos Olímpicos, que desde hoy será de un año, pues este lunes 3 correspondía disputarse las rondas finales de la serie mayor de la lucha grecorromana en Tokio 2020.

“Pasé la cuarentena aquí en el Hotel del CAR y tuve que afrontar las dificultades como muchos otros y ahí estamos, creo que los deportistas de alto rendimiento tienen la capacidad de adaptarse ante las dificultades, ya que enfrentamos lesiones y otros problemas y siempre tenemos que resolverlos. Este es uno más”, opina el especialista de origen cubano.

Asegura Acosta, de 32 años y cinco de ellos en Chile, que no todos los deportistas pudieron pasar el tiempo de cuarentena en tranquilidad. “Es difícil, ya que los deportistas tienen sus altas y sus bajas, tienen sus momentos de motivación, quieren competir, así que creo que aplazar los Juegos Olímpicos afecta a algunos más que a otros. Estar con otros deportistas sirve de apoyo, entre nosotros nos apoyamos mucho, pero creo que influye más la capacidad mental interna, propia, que es la que tienes que emplear en ese caso”, comenta el luchador.

Para Acosta, al final, la espera es positiva, pues no hubiera estado al ciento por ciento para enfrentar esta semana la competencia en Japón. Así lo señala: “En mi caso, me favoreció, ya que yo fui a buscar la clasificación lesionado y lo logré, pero seguí lesionado, así que se hayan aplazado los Juegos Olímpicos me permite recuperarme de la lesión y entrenar mucho más. Siempre intento verle a las cosas negativas el lado positivo y creo que me favoreció. Por el lado humano es muy malo, porque han fallecido muchas personas, pero siempre trato verle el lado positivo”.

Positivas son también las expectativas del nacido en Agramonte respecto de la posibilidad de competir. “Hasta el momento está proyectado hacer un campeonato del mundo en diciembre, todo dependerá de cómo se va desarrollando el virus, si se mantiene como hasta ahora o si baja un poco, lo que sería mucho mejor. Ese torneo nos va a servir de preparación y de motivación para seguir entrenando bien enfocados. Lo hicieron más con ese objetivo, de tener una meta, para que estemos enfocados y lo más cercano posible a la forma deportiva, para los Juegos Olímpicos, que es el evento más importante del mundo”, cierra el luchador, que en Tokio vivirá su primera cita con los anillos.

Comenta