Festival de Viña mantendrá la noche anglo y presentará a sus humoristas en diciembre

Maroon-5-Super-Bowl-33

Adam Levine de Maroon 5. Foto: Reuters.

Los organizadores del evento siguen en busca de un plato fuerte internacional, a la espera de que se resuelva la visita a Chile de Maroon 5 en esas fechas. El próximo mes se lanzará oficialmente el certamen, con los comediantes y las canciones en competencia para febrero.




Incluso durante los momentos más álgidos y complejos que se han vivido durante el último mes en Chile, los organizadores de la próxima edición del Festival de Viña han insistido en que el equipo sigue trabajando para el evento veraniego según lo estipulado originalmente.

Y conforme a esa planificación, la producción del certamen -nuevamente a cargo de TVN y Canal 13- liberó esta mañana seis nuevos nombres que estarán en febrero sobre el escenario de la Quinta Vergara, cerrando prácticamente su parrilla: el puertorriqueño Pedro Capó y los argentinos Pimpinela y Luciano Pereyra, además de los chilenos Noche de Brujas, Denise Rosenthal y Francisca Valenzuela. Ésta última había acordado hace meses su regreso al Festival después de siete años, según publicó La Tercera en septiembre.

El anuncio de hoy no sólo vuelve a ratificar la continuidad del evento viñamarino, pese al panorama de inestabilidad y cierta incertidumbre que ha reconocido en su conjunto el gremio de los productores de espectáculos en vivo para el próximo semestre. Además, comienza a definir la tónica que tendrá cada una de las seis noches de Viña 2020 al tiempo que materializa algunas de las directrices que sus organizadores se trazaron desde el comienzo, entre ellas, la de incrementar la presencia femenina en el certamen.

Así, en la planificación interna de la producción, la cita comienza el domingo 23 con una noche de pop latino para todo público (Ricky Martin y Pedro Capó), seguida de una jornada que será presentada como un hito histórico para el certamen y bajo el concepto de la "noche de las mujeres chilenas".

"Me encantaría ver más artistas mujeres en el Festival de Viña 2020", había deslizado en agosto y a través de su cuenta de Twitter la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, quien hace años se encarga de presentar en exclusiva las novedades del Festival pero que hoy, después de muchos años, se restó de los anuncios.

De la misma forma, el martes 25 está pensado para un público más "senior" (Ana Gabriel y Pimpinela) y el miércoles 26 como una "noche romántica" (Pablo Alborán y Luciano Pereyra), para culminar con la fiesta juvenil y bailable del puertorriqueño Ozuna junto a los nacionales Denise Rosenthal y Noche de Brujas, cerrando de paso el Festival con más artistas locales de la última década (para el que incluso se sondeó a estrellas en ascenso, como Paloma Mami).

¿Qué queda por definir? Los seis representantes del humor para la próxima versión del espectáculo y los artistas que encabezarán la noche del jueves 27. En ambos puntos, la producción trabaja bajo dos certezas. La primera: mantener a toda costa para esa jornada el concepto de la "noche anglo", una tradición de los últimos años, con los californianos Maroon 5 como primera opción de plato fuerte.

Si bien el cuarteto que lidera Adam Levine ya había pactado su debut en la Quinta Vergara, los recientes eventos en Chile han enredado su regreso al país, que además de Viña contempla un show en Santiago. La banda ya anunció tres conciertos en la región para marzo próximo (Argentina, Uruguay y Colombia) y tiene contemplados otros cuatro shows en Brasil para ese mismo mes, por lo que se mantiene libre la última semana de febrero en su itinerario por Sudamérica, a la espera de cómo evolucione la situación en Chile.

En cuanto a los encargados del humor, la idea, por ahora, es dar a conocer los seis nombres -o la mayor cantidad posible- durante la primera semana de diciembre, fecha en que además la organización tiene pensando realizar el lanzamiento oficial de Viña 2020, con parrilla definida, entradas a la venta y las canciones que participarán de la competencia.

Para esos días ya debiera haber claridad también con respecto a la tradicional Gala del evento, la que según la producción se mantendría para el viernes 21 de febrero. Suspender la ceremonia, han aclarado, se traduciría en una pérdida importante de ingresos y auspiciadores, aunque no se descarta que ésta sea reformulada para ajustarse a la contingencia.

Comenta