Fin de una era: Morandé con Compañía cambia de nombre y se reestructura con la partida de su animador

Tras 20 años en pantalla, el programa planea su mayor reformulación, sin su rostro insigne, con nuevos segmentos, una reducción de su elenco de comediantes, y la inminente salida de Vanesa Borghi, coanimadora del espacio.




Cuando se cumplan exactos 20 años de Morandé con Compañía en pantalla, el programa vivirá un cambio radical.

Luego que el canal asegurara que el espacio de humor regresaría en marzo, se conoce que este retorno será sin su fundador, el animador Kike Morandé. Y más aún, que todo esto obedece a una reestructuración mayor, que incluye un cambio en el nombre del programa, nuevos segmentos y un elenco reducido, presentándose ahora prácticamente como un nuevo proyecto televisivo, aseguran fuentes ligadas a la producción.

Por estos días, de hecho, se ha desarmado completamente la escenografía del programa, que hasta hace poco permanecía en el estudio donde tradicionalmente tiene lugar el espacio humorístico.

A través de un comunicado, Morandé expresó durante esta tarde: “Este 2021 daré un paso al lado en la animación de MCC, es una decisión que tomé a mediados del año pasado, una decisión nada de fácil, muy personal pero convencido que es el momento de dar espacio a nuevos rostros que sin duda lo harán espectacular”.

El comunicador revela además que “a partir de marzo la mayor parte de mi trabajo será en la dirección de (la productora) Kike 21 que sigue en una gran alianza con Mega para llevar entretención y humor a nuestros país y además disponible para participar en nuevos proyectos”.

“Esto lo conversó (Kike Morandé) con todos cuando se terminó el año, cuando se dio el finiquito a todos”, dice a La Tercera la modelo Vanesa Borghi, quien acompañó a Morandé los últimos ocho años en el programa. “Lo había conversado con todos como una posibilidad, solamente que muchas veces una posibilidad o una loca idea puede que cambie con el transcurso de los días”, añade.

Más aún, cuenta que esta no sería una idea reciente para el animador. “Incluso antes del estallido social, el Kike me decía que quería seguir en el campo, seguir disfrutando de su familia. Si bien disfrutaba mucho con el programa, por ahí tiene ganas de ser más espectador, reírse en la casa, no estar todo el tiempo viajando a trabajar. Creo yo que de pronto llega un momento para disfrutar de la familia, y la pandemia nos ha enseñado eso. Kike ya tiene su edad, lleva miles de años en televisión, y creo que más que merecido un descanso si el quiere”, expresa.

Sobre su propia permanencia en el proyecto, Borghi comenta: “Yo hace más de siete años que estoy en Morandé y lo he disfrutado muchísimo, es más allá de un tema económico o laboral, el grupo humano que conseguí ahí, que valoro, lo voy a seguir teniendo trabaje o no trabaje en Morandé. Pero ahora estoy abocada también a seguir creciendo y no solo hacer las menciones, como el rol que estaba cumpliendo en el programa, sino que hoy estoy tratando de desarrollarme más como animadora y por eso estoy creyendo en este proyecto”, dice sobre el programa Vivir Consciente de La Red (13.00 horas), que debutó en noviembre.

“Hay conversaciones, pero no sé, porque hay muchos factores que uno tiene que barajar. Para mi era ir a disfrutar y reírme con un amigo, que es Kike, pero ahora todo será distinto. Así que si ellos deciden no continuar conmigo no tengo ningún problema, porque para mi fueron unos años maravillosos”, concluye Borghi.

De algún modo, el programa llega a su fin, al menos tal y como se conocía hasta ahora. Y al mismo tiempo, se concreta una medida que en los últimos años sonó en más de una ocasión.

En 2011, por ejemplo, se cerró el año anunciando que las emisiones pasarían de cinco a dos días a la semana (viernes y sábado). Alrededor de esa medida surgieron rumores de un posible fin, lo que Morandé descartó en el mismo programa. “Nadie se quedará sin trabajo”, dijo en el último capítulo de ese año, y aseguró que no era el fin del programa, “aunque parezca despedida”.

Desde 2019 Morandé con Compañía sufrió otro cambio, emitiéndose solo los días viernes. Aunque en 2020, en medio de la pandemia y las restricciones para grabar y producir contenidos, Mega volvió a poner el programa los sábados por un tiempo, con “lo mejor” de sus emisiones.

En los últimos años el proyecto ha vivido cambios más profundos, relacionados a su misma propuesta humorística. En una primera época, la apuesta fue por un humor más clásico, cercano al espectáculo de revista -con exponentes como Daniel Vilches o Che Copete, acompañados por esculturales modelos-. Pero en el último período se volcó a un humor más familiar, sobre todo con el debut de la sección Detrás del muro.

El segmento "Detrás del muro".

La figura de Kike Morandé

“Creo que el programa tiene que ir cambiando, tiene que ir adaptándose”, piensa Borghi. Aunque reconoce: “Si bien todo gira en torno a lo que hacen los actores, para mi Kike es el alma del programa”.

Por su parte el comediante Beto Espinoza, emblemático ex miembro del elenco, opina: “Kike hace tiempo que estaba más alejado, desde la creación de El Muro él disminuyó su participación, o sea con El Muro Kike no era necesario”.

Respecto a la salida de Morandé, Espinoza considera que “es lamentable, porque el Kike es un emblema, es el creador, el fundador, la esencia del programa. Pero también los tiempos han cambiado, y siento que también es bueno ir dando un paso al costado”, y añade: “el estallido social hizo lo suyo con Mega. Muchos de los animadores, incluyendo Kike, fueron funados. Pero no hay que desconocer lo que él hizo, independiente de lo que te gustó o no te gustó, son 20 años de programa”.

Precisamente, Morandé fue uno de los rostros de Mega cuestionados tras el estallido social -como ocurrió con Patricia Maldonado o Karol Lucero-, relacionando su figura y la de su programa con un humor sexista y misógino.

Uno de los episodios mediáticos más complejos que vivió el animador se dio en febrero de 2020, cuando conducía el Festival de Río Bueno, donde se enfrentó por primera vez a un público masivo tras el 18 de octubre. “Hoy día tenemos una noche espectacular. Si yo les caigo mal, mala suerte. Disfrutemos de lo que hay”, respondió Morandé frente a las pifias y gritos para que se fuera. Finalmente, optó por bajar del escenario y no volver a presentar al resto de los artistas.

Difícil 2020

En noviembre del año pasado, actores como Belén Mora -en el programa online Socias 3.0- y Kurt Carrera -en el portal Página 7-, hicieron público que Morandé con Compañía terminaba su temporada de forma anticipada, lo que traía como consecuencia el fin de sus contratos.

Desde el canal, sin embargo, se informó que en los últimos años ese era el modo de operar de la productora Kike 21: hacer contratos anuales con sus participantes. En un comienzo, el programa reclutaba a su elenco a través de boletas de honorarios, pero poco a poco comenzaron a formalizar ese vínculo a través de contratos que se renovaban cada mes de enero.

Algunos miembros del elenco cuentan que a pesar de esa modalidad, cada fin de año se conversaba con ellos, dejando certeza de la continuidad del programa.

Sobre ese punto, Beto Espinoza rescata: “De las pocas productoras que conozco en Chile es lejos la que ha sido más responsable y leal con su gente. Hay un respeto con ellos, lo vi hasta que me fui, que fue finalmente por un tema de ajuste económico, pero no me fui enojado. Entonces mi respeto a la productora y a Kike, que han sido leales con su gente hasta ahora”, dice quien actualmente es parte del programa nocturno Apperrados, de La Red.

Pero esta vez la conversación sobre el fin del ciclo se hizo anticipadamente, no en diciembre sino en octubre.

Parte de eso tiene relación con cómo se dio el año 2020. La pandemia generó que el programa no pudiera registrarse como de costumbre, recurriendo a repeticiones de sus mejores momentos en sus emisiones los días viernes y también algunos sábados. Luego se incorporaron algunos segmentos de humor hechos en teletrabajo.

Frente a este inconveniente y a la crisis económica que azotó a la TV, fue necesario hacer ajustes en los sueldos del elenco, lo que permitió mantener sus remuneraciones hasta los últimos meses del año.

Por el mismo contexto, el canal aseguró que la nueva temporada de Morandé con Compañía volvería ya no en el mismo verano sino en marzo.

Finalmente, lo que ocurrió desde entonces a la fecha es que las jefaturas detrás de Kike 21 y el mismo canal trabajan en una nueva fórmula para el programa, dejando atrás su estructura tradicional. La productora, además, está actualmente concentrando sus esfuerzos en otro proyecto: el estelar de talentos Got Talent, que debuta en marzo.

En paralelo, el nombre del actor Fernando Godoy, hoy parte del área dramática de Mega, suena como posible sucesor de Kike Morandé, según reveló el programa Me late de TV+, si se resuelve mantener una figura en la animación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.