Fotografía por: Leonardo Rubilar.

Patrimonio e intereses: quiénes son los diputados que más y menos tienen, según sus declaraciones

A un mes de que venciera el plazo establecido para que los 155 diputados y diputadas (nuevos y reelectos) pusieran a disposición sus declaraciones –publicadas en InfoProbidad- tras su arribo al Congreso el 11 de marzo recién pasado, cinco parlamentarios aún no han realizado el trámite. Entre quienes más declaran se encuentran Ximena Ossandón (RN), Gonzalo de la Carrera (Ind-ex Republicano) y Jorge Alessandri (UDI), mientras que en la vereda opuesta, siete parlamentarios declaran no tener bienes ni inversiones a su nombre.


Más de setenta días han transcurrido desde que se dio inicio a un nuevo ciclo legislativo, el pasado 11 de marzo. Desde ese día, los 155 diputados y diputadas -65 reelectos y 90 “nuevos rostros”- contaban con un plazo para efectuar las declaraciones de sus intereses y patrimonio, de acuerdo con la Ley de Probidad en la Función Pública y Prevención en los Conflictos de Intereses, el que se cumplió hace ya un mes.

En ese contexto, la Unidad de Investigación y Datos de La Tercera realizó un análisis del material publicado en InfoProbidad y dio cuenta que, si bien todos los parlamentarios de la Cámara Baja han reportado su patrimonio e intereses en el sitio, 136 declaraciones aparecen actualizadas luego de asumir su cargo.

Según se pudo constatar, la mayoría de ellos afirma que posee bienes inmuebles, además de vehículos, sociedades y/o acciones, mientras que cerca del 20% declara disponer de instrumentos o valor transable en Chile y cinco tienen derechos de aprovechamiento de aguas.

En la vereda contraria, cuatro legisladores aún no han actualizado su información en este sitio y gran parte de este grupo corresponde a nuevas incorporaciones al Congreso. Entre ellos, se encuentran Danisa Astudillo (PS), Cristián Tapia (PPD), Hernán Palma (PH), Cristóbal Urruticoechea (P. Republicano) y Miguel Ángel Calisto (DC).

Los bienes

Con un total de catorce bienes inmuebles declarados, la diputada por el distrito 12, Ximena Ossandón (RN), es una de las que más propiedades cuenta en su registro. Sólo es superada –en cantidad, pero no en avalúo– por la también parlamentaria de Renovación Nacional, Sofía Cid, quien declaró que posee 16 bienes ubicados en las comunas de Copiapó y Las Condes. Ossandón es propietaria de parte de un porcentaje de predios y parcelas en Pirque, en la Región Metropolitana, pero además tiene propiedades en Lo Barnechea y Requínoa (O’Higgins), que suman más de $888 millones de pesos en avalúo fiscal.

Sin embargo, es el legislador por La Reina, Las Condes, Lo Barnechea, Peñalolén y Vitacura, Gonzalo de la Carrera, quien informa los bienes inmuebles con mayor avalúo de las declaraciones analizadas, con una cifra que supera los dos mil millones de pesos. En total, inscribió seis propiedades en la capital, Santo Domingo y Cunco.

También sobre la barrera de los mil millones de pesos en este ítem, se encuentra el diputado RN Eduardo Durán, quien cuenta con seis bienes raíces avaluadas en más de $1,2 mil millones (todas ellas en la Región Metropolitana). Más atrás, figura Jorge Alessandri (UDI), quien en su declaración afirma tener once bienes inmuebles en distintas comunas de la RM, Los Lagos y El Maule valoradas en alrededor de $930 millones.

Por otra parte, 41 parlamentarios no publicaron ningún tipo de bien inmueble, lo que representa al 30,15% de las declaraciones analizadas.

En tanto, sólo una diputada señaló que posee una propiedad en el extranjero: se trata de Clara Sagardia (Ind.), representante del distrito 21 y una de las nuevas incorporaciones a la Cámara Baja en marzo recién pasado. Según el informe, Sagardia adquirió la propiedad en Bolivia, en 2007, la cual está valorada en USD 4.048. Además, declaró un inmueble ubicado en Yumbel, en la Región del Biobío, con un avalúo fiscal de $ 9.942.679.

Respecto a los bienes muebles, 27 diputados (19,85%) declara no tener ningún tipo de vehículo. En tanto, entre quienes sí poseen, la mayoría informó de uno o dos autos a su nombre, aunque algunos declararon más como propiedad de su cónyuge.

Gustavo Benavente (UDI) es de los cuatro legisladores que declaró tres vehículos (o más). Las marcas son Jeep, Chevrolet y Hyundai, y el monto fiscal acumulado sobrepasa los $32 millones de pesos.

En este listado también están Eduardo Durán, con dos vehículos Chevrolet, cuyo avalúo fiscal acumula $23.071.121, y una camioneta Kymco avaluada en $7.931.890; Mauricio Ojeda (Ind.), con tres vehículos por casi $20 millones; y el diputado Harry Jurgensen (ex RN), quien reportó poseer bienes de la marca Dodge, Volvo y una moto Indian, que acumulan un valor de $31.998.385. También sumó un remolque, con un valor comercial de $7.000.000.

Por otro lado, otro de los ítems que se incluye dentro del formulario es los derechos de aprovechamiento de aguas que registran cinco parlamentarios. Uno de ellos, es Agustín Romero (Rep) quien declara derecho de aguas subterráneas a su nombre, también aparece Ximena Ossandón, Raúl Leiva (PS), Gustavo Benavente y Stephan Schubert (Republicano).

Las deudas

Las declaraciones de intereses y patrimonio arrojaron además las deudas que poseen los integrantes de la Cámara Baja. En su mayoría corresponden a créditos hipotecarios y de consumo, y algunos nombran también créditos automotrices.

El diputado Diego Schalper (RN) lidera entre quienes más pasivos declaran. En total, acumula cerca de $520 millones de pesos en un crédito hipotecario y de consumo. Le sigue Jorge Alessandri ($500 millones en tres créditos hipotecarios y uno de consumo); Agustín Romero (aproximadamente $392 millones, también en tres créditos hipotecarios y uno de consumo); Juan Manuel Fuenzalida (suma más de $377 millones entre créditos hipotecarios, de consumo y tarjetas de crédito); y, por último, Joaquín Lavín León (alrededor de $374 millones).

Por el contrario, 41 diputados no cuentan con pasivos reportados, es decir, casi un tercio de los documentos actualizados.

Los que más declararon

Con más de dos mil millones de pesos registrados en el formulario de patrimonio e intereses publicado en InfoProbidad, es la diputada Ossandón quien se posiciona como la parlamentaria que más declaró de todos los nombres analizados.

En concreto, la legisladora de Renovación Nacional tiene acumulado más de $888 millones de pesos de avalúo fiscal en bienes inmuebles, incluyendo el valor acorde a aquellas propiedades en las que sólo posee un porcentaje. Junto con ello, reportó a su nombre dos vehículos valorizados en $21.740.835, además de derechos y acciones en sociedades y una empresa, que ascienden aproximadamente a $1,3 mil millones. La parlamentaria también informó sobre dos créditos –de consumo e hipotecario-, por un monto total que supera los $56 millones.

Quien también superó la barrera de los dos mil millones de pesos en su declaración fue el diputado de la Carrera, con aproximadamente $2,1 mil millones a su nombre. En el desglose de su documento, se mencionan inmuebles, vehículos (poco más de $36 millones de avalúo), acciones en Asesorías Mabeco Limitada (alrededor de $116 millones) y APV en cuota de fondos mutuos.

Dentro de este grupo de parlamentarios con mayor patrimonio e intereses declarados después de asumir su cargo el 11 de marzo, está el representante del distrito 10, Jorge Alessandri. En el ítem de inmuebles, se acerca a los mil millones (alrededor de $930 millones de avalúo fiscal), y entre sus bienes también reporta obras de arte. Asimismo, indica tener acciones y derechos en empresas, y APV. Con todo, la suma total se aproxima a los $1,2 mil millones.

Los siete sin bienes ni inversiones

En contraste, Luis Malla (PL), Chiara Barchiesi (Rep), Francisca Bello (CS), Cristián Araya (Rep), Marta González (Ind.), Sara Concha (PCC) y Ericka Ñanco (RD) tienen algo en común: en sus declaraciones de patrimonio e intereses, todos afirmaron que no tienen ningún bien –inmueble o mueble- ni intereses. De hecho, en sus formularios se encuentra ya sea las actividades realizadas en los últimos 12 meses y su red familiar.

Por su parte, también entre quienes menos declararon, está la diputada Yovana Ahumada (Partido de la Gente), quien señala que sólo tiene acciones en Majoservicios por $2.000.000; mientras el legislador de Revolución Democrática, Jaime Sáez, sólo describe en su patrimonio un automóvil marca KIA, inscrito el 2014 y cuyo avalúo fiscal asciende a $3.000.000.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.