Tercera PM
Presenta:

El acuerdo de las siete lucas: Abogados de organizaciones de consumidores recibieron más de $1.000 millones

Mario Bravo, Andrés Parra y Juan Sebastián Reyes, abogados.

Tras pagar a los estudios de abogados que participaron en el juicio y la posterior mediación colectiva, las agrupaciones de consumidores pretenden fortalecer sus redes y operación. El objetivo de Conadecus es tener presencia a nivel nacional. Mientras que Odecu apuesta por pagar más estudios económicos en otras contiendas.


Los últimos días el presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (Conadecus), Hernán Calderón, los pasó fuera de su oficina, ubicada en calle Valentín Letelier al costado del Ministerio de Educación. Pero al llegar de vuelta, debió poner orden de inmediato en la entidad que al igual que Odecu y Sernac participó en la mesa de mediación colectiva por la colusión en el mercado de derivados de papeles.

Apenas entró ayer a su oficina, al constructor civil, militante histórico del Partido Socialista y ex candidato a alcalde de Maipú le llamó la atención que la página web de la agrupación se había caído y por lo tanto se le habían adelantado.  La Odecu le ganó el quién vive y fue la primera en hacer público el pago que realizó la papelera del Grupo Matte (CMPC) sobre las costas procesales: $2.795 millones (unos US$4 millones).

Es que si bien los montos que recibieron tanto Conadecus ($2.175 millones), como Odecu ($520 millones) son muy disimiles entre sí, el remanente de los fondos tendrá un objetivo común: fortalecer sus operaciones internas. Eso sí, con proporciones totalmente distintas.

En conversación con La Tercera PM, Hernán Calderón, sostuvo que más del 60% del monto recibido será destinado al pago de los abogados que formaron parte del juicio a raíz de la demanda colectiva presentada originalmente por la propia Conadecus a la que se sumó Sernac y Odecu. Vale decir, al menos $1.300 millones.

“Más o menos corresponde más del 60% de ese monto que es para abogados”, confirma Calderón.

En representación de Conadecus, en el proceso participaron los abogados Cristián Reyes, Mario Bravo y Andrés Parra. Los dos primeros del estudio Bravo y ex funcionarios de la Fiscalía Nacional Económica, que tras finalizar la mediación colectiva, trasladó sus oficinas desde Santiago Centro al barrio El Golf en Las Condes. Hoy el estudio está en un plan de apertura de clientes y foco apostando por el área corporativa.

Parra, por su parte, participó incluso en el alegato que defendió la legalidad del acuerdo ante la Corte de Apelaciones y la Corte Suprema en medio de la incertidumbre generada luego que una agrupación de indígenas buscara derribar el acuerdo de compensación, al considerar que no fueron consultados.

“Ninguno de los estudios jurídicos recibió un peso hasta que CMPC pagó. Se están pagando ahora los gastos, porque todavía no tengo el total cuantificado de lo que se ha pagado”,

A ellos se suman otros abogados internos, como Karina Cárcamo, abogada interna de Conadecus, y quien debió realizar gestiones para la implementación del pago de la compensación.

Sin embargo, Calderón aclaró que el proceso judicial aún persiste, pues actualmente el litigio se extiende con la sueca SCA Chile, representada por el abogado Rodrigo Díaz de Valdés de Baker & MacKenzie, declinara sumarse a la mesa de mediación colectiva.

Por otro lado, Conadecus incluso mantuvo una agencia de publicidad durante todo el proceso que se extendió el caso. Ello por la mediación e incluso durante el juicio mismo. “Nos apoyó Himalaya. Ellos nos vienen apoyando de hace casi tres años”, sostuvo

Otro de los gastos en que incurrió Conadecus fue en la elaboración de los dos estudios económicos que presentó en el marco de la mesa. Ambos fueron encomendados a Andrea Alvarado, quien no sólo realizó estudios económicos, sino que también participó en la instancia de mediación. A él se suma el informe que realizó el economista Gonzalo Escobar.

Por su parte, Stefan Larenas, presidente de Odecu declinó entregar detalles sobre el equipo estuvo detrás de la operación de la mediación colectiva por parte de la agrupación. Sin emabrgo, aclaró que al menos 80% de los montos recibidos por pago de costas recibidos serán destinados para el pago de los abogados involucrados en el caso y el trabajo de economistas.

Juan Sebastián Reyes Pérez, socio del Estudio Pérez Donoso lideró el equipo jurídico de Odecu.

Según Larenas, Odecu cuenta con filiales en Magallanes, Rancagua y Copiapó. Cabe destacar que Condecus mantiene actualmente un número muy superior de litigios de defensa del consumidor en trámite en tribunales.

¿Qué harán las agrupaciones con el excedente?

“Esperamos que quede algún excedente, pero obviamente que lo ocuparemos en lo que tenemos pensado hacer”, sostuvo el timonel de la entidad.

Pero a futuro con el eventual excedente, la agrupación busca financiar una serie de otros estudios económicos para hacer valer su posición en tribunales en causas que actualmente se ventilan en tribunales como las demandas colectivas en contra de AFP Habitat y empresas que administran estacionamientos. “Nosotros hemos hecho 58 estudios de servicios y productos, y cada uno vale entre 18 y 14 millones de pesos”, agregó Larenas.

Por otro lado, un plan mucho más ambicioso es el que pretende llevar adelante Conadecus. La corporación pretende ampliar su red de reclamos de tal manera de estar presente con oficinas fuera de Santiago.

“Lo que estamos buscando a futuro es convertirnos en una organización de carácter nacional. Eso implica que tendremos despegarnos en el país. Esa es una tarea que nos pide la nueva Ley del Consumidor y el foco está puesto en la educación”, remató Calderón.

Seguir leyendo