Adiós a las listas de independientes en nueva Convención: la definición de los partidos en la previa a sellar un acuerdo

Foto: Manuel Lema Olguín/ Agencia Uno

En todas las fuerzas políticas hay un consenso: nadie quiere repetir la misma fórmula ocupada en la elección de los convencionales. Esa vez se permitió que las personas sin filiación política pudieran competir formando pactos propios, lo que derivó en que el 67% de los integrantes de Convención no fueran militantes. Ese diseño, dicen los dirigentes que están en la mesa negociadora, fue un error que esta vez no están dispuestos a repetir.


Si hay algo que caracterizó a la disuelta Convención Constitucional fue la gran presencia de independientes. Por primera vez un órgano colegiado de representación popular estuvo dominado por representantes sin filiación política. Tanto así que 104 de los 155 convencionales electos -el 67%- fueron independientes.

La participación de los independientes, de hecho, fue producto de un acuerdo posterior al del 15 de noviembre de 2019, cuando los partidos habilitaron que compitieran en listas propias. Esa opción, que en un inicio fue resistida por los parlamentarios, provocó que existieran la Lista del Pueblo o la lista de los Independientes No Neutrales.

FOTO BASTIÁN CIFUENTES /AGENCIAUNO

Y eso es precisamente lo que -en esta segunda etapa del proceso constituyente, tras el triunfo del Rechazo-, se quiere evitar.

A pesar de que los partidos que están sentados en la mesa negociadora por un nuevo acuerdo aún no han entrado en el detalle de la fórmula que escogerán para redactar una segunda propuesta de nuevo texto constitucional -hasta el momento todo apunta a que será un nuevo órgano 100% electo, con participación de expertos y con otro nombre distinto a Convención-, ya hay algunos elementos que están zanjados.

Uno de ellos, según un sondeo realizado por La Tercera PM, es que los partidos esta vez no están disponibles para que los independientes puedan formar listas electorales para competir en la eventual futura elección de representantes para escribir la nueva Constitución.

La postura de Chile Vamos y el oficialismo

Esa es una definición que ya existe en Chile Vamos. En RN, por ejemplo, comentan que hay un consenso bastante amplio de que el antecedente de las listas de independientes “no fue una buena experiencia”. En esa línea, agregan fuentes del partido que están al tanto de las negociaciones, la colectividad se la jugará por “dar mucho espacio a los independientes”, pero siempre “dentro del marco” de la lista del partido.

En la UDI también se van a volcar por esa misma postura. “Nuestro partido es la unión de independientes y en las últimas elecciones hemos decididamente incorporado a ese mundo. Líderes locales, representantes de causas ciudadanas jóvenes es parte de la renovación en los estilos de hacer política para nosotros es fundamental hacerlo”, comenta la secretaria general de la colectividad, María José Hoffmann.

En Evópoli piensan lo mismo. “Sabemos que parte de lo que se ha evaluado como error de diseño es pensar que los independientes que participaron del proceso reciente eran realmente independientes, cuando no lo eran. Al contrario, eran ideológicamente muy marcados y justamente fueron los más radicales a la hora de la redacción de las normas”, afirma la presidenta del partido, Luz Poblete.

La timonel de Evópoli agrega que en la lista de Vamos por Chile y sobre todo en la de su partido hubo harta presencia de independientes y eso, dice, se debe mantener: “Considerando el error de diseño, el comportamiento dentro de la Convención, más la percepción de la ciudadanía respecto de los supuestos independientes, más el esfuerzo que tenemos que hacer los partidos por llevar independientes en nuestras listas, creemos que en este nuevo diseño para el órgano ciudadano elegido democráticamente los independientes debieran estar dentro de las listas de los partidos, coaliciones o pactos electorales”.

Esa definición política también existe en el oficialismo. El PS ya zanjó cerrarle la puerta a las listas de independientes y lo mismo hizo el PPD. “Los independientes tienen que estar, pero uno puede ser independientes respecto de su militancia, pero no en la mirada ideológica. Tienen que ir en listas de partido para que la ciudadanía no tenga ninguna duda de qué representa esa persona. El solo hecho de ser independiente no asegura que un representante sea prístino, ni tenga una mirada ideológica. Ya lo demostró el proceso pasado”, afirma la presidenta del PPD Natalia Piergentili.

El Frente Amplio también se sumará a esa postura. “Hay un consenso de que participen independientes porque los partidos no representan a todo el amplio abanico de personas que participan en política, pero haciendo una reflexión sobre lo que fue el proceso pasado debiésemos incluir a los independientes dentro de las listas de los partidos. Eso es un consenso en el cual hemos llegado tanto la oposición como el oficialismo y creemos que es una de las cosas que debiesen estar establecidas como acuerdo final para el próximo proceso constituyente”, plantea el presidente de Comunes, Marco Velarde.

El diputado Diego Ibáñez (Convergencia Social) recalca que el consenso puede derivar en que los independientes vayan dentro de los pactos, subpactos o dentro de las listas, pero siempre en el marco de los partidos. “Lo importante es que el mundo de la sociedad civil tenga un espacio y que dialogue con las distintas identidades partidarias que existen hoy y que están sometidos a estándares de probidad, transparencia y las reglas del Servel”, añade Ibáñez.

En el PC aún no lo zanjan internamente, pero fuentes del partido comentan que todo apunta a que también irán hacia allá. De hecho, poco antes del plebiscito, cuando ya se asomaba la posibilidad de que ganara el Rechazo, uno de los asesores en temas constitucionales del PC presentó una propuesta a la comisión política de la colectividad. En ella entregaba la siguiente recomendación: listas cerradas, nacionales y con los independientes dentro de los partidos.

La cuota de 30%

Dado el consenso que existe en las principales fuerzas políticas, todo indica de que el asunto ya estaría resuelto y la eventual nueva reforma constitucional no permitirá que los independientes compitan en listas propias.

Lo más probable es que esto se transforme en un tira y afloja con los parlamentarios independientes, pero en los partidos comentan que la reforma constitucional ahora solo necesita 4/7 y no 2/3, por lo tanto esos votos no son indispensables.

Los congresistas independientes ya tienen una postura. En un documento que dieron a conocer la semana pasada marcaron hacia dónde irán sus gestiones. “Ante la negativa de los sectores políticos tradicionales representados en el Congreso Nacional y haciéndonos cargo de las legítimas críticas y dudas a nuestro rol en el proceso constituyente recién pasado, pero convencidos de que representamos a un amplio espacio social que no se se siente y no se ha sentido representado por la política creemos y estamos convencidos que nuestra voz y la de miles de Chilenos no pueden quedar fuera de la redacción del nuevo texto constitucional”, comentaron los parlamentarios.

Esa definición se traduce en que presionarán para que “las listas de partidos y coaliciones políticas aseguren al menos un 30% de las candidaturas a personas independientes provenientes de organizaciones de la sociedad civil”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.