Amenazas a fiscal Chong: el efecto dominó que hizo que Goldberg saliera de la cárcel tras un mes en Santiago 1

La fiscal Ximena Chong formalizó al uniformado involucrado en la caída de un adolescente al río Mapocho y apuntó a un supuesto encubrimiento del caso.

El 6 de enero, luego de que el fiscal Francisco Jacir no se opusiera a la solicitud de la defensa de cambiar la medida cautelar del imputado, el tribunal aceptó el arresto domiciliario de Daniel Goldberger. El sicólogo reconoció públicamente que él escribió la carta amenazando a la fiscal. Logró dejar el penal luego de que se revirtiera la prisión preventiva de sus compañeros de delito.




El fiscal Francisco Jacir había insistido en varias oportunidades en dejar en prisión preventiva a los formalizados por las amenazas a su par, la fiscal Ximena Chong. Sin embargo, el 6 de enero pasado no se opuso a la solicitud de la defensa del sicólogo Daniel Goldberg -uno de los principales imputados en el caso- de cambiar su medida cautelar.

Así, luego de que el 7 de diciembre pasado Goldberger ingresara al penal Santiago 1 junto a otros seis formalizados por este mismos hechos, llegó a su casa donde quedó con arresto domiciliario.

La causa comenzó el 2 de octubre, pero en otra investigación. Fue cuando un joven de 16 años cayó desde el puente Pío Nono, hacia el Río Mapocho, en una acción en la que la fiscal Chong le imputó intencionalidad homicida al carabinero Sebastián Zamora. A partir de ahí, la persecutora comenzó a recibir una serie de amenazas en redes sociales, pero también de manera presencial.

Cuando estuvo preso, Goldberger envió una declaración pública a medios de comunicación pidiendo disculpas a la fiscal y reconociendo que él había escrito la carta con las amenazas que fueron a dejar hasta la casa de Chong. Pero esto no sirvió para que el tribunal revirtiera su medida cautelar.

Lo que sí sirvió fue que se revocara a fines de diciembre pasado la medida cautelar para cinco de sus presuntos compañeros de delito, quienes quedaron con arresto domiciliario total. Ese día, la magistrada Pilar Ahumada, del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, revocó la prisión preventiva para tres de las personas formalizadas por las amenazas y acogió la petición de la defensa, quien aseguró que las nuevas medidas resultaban “proporcionales”. A ellos se sumaron otros dos imputados, quienes también quedaron bajo la misma medida tras una resolución de la Corte de Apelaciones de Santiago.

A raíz de esa decisión, el 6 de enero antes de comenzar la audiencia el fiscal habló con la defensa de Goldberger y le dijo que no se iba a oponer a que su representado saliera de prisión. Se produjo un efecto dominó: como los otros imputados acusados por los mismos cargos habían quedado libres, Jacir consideró no podía seguir insistiendo por mantener la prisión preventiva de Goldberg .

“El fiscal señala que ante lo resuelto por la Corte de Apelaciones con fecha 30 de diciembre de 2020 y lo conversado con los abogados defensores, no presentaría oposición ante la modificación de la medida cautelar de prisión preventiva por la de arresto domiciliario total, respecto de los imputados Solange A. (Aravena) y Daniel G. (Goldberger)”, dice el acta de la audiencia del 6 de enero.

Consultado por la La Tercera PM, el fiscal explicó que “efectivamente lo que hice fue lo mismo que en el caso de los otros imputados, pues fue la corte la que dispuso para los demás arresto (domiciliario) total, y la imputación para todos es la misma. Eso sí, la situación es distinta respecto de quien además fue sorprendido con la UZI. Él sigue preso”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.