Arte gráfico del estallido social: ¿una manifestación que hay que preservar?

La mañana de ayer la fachada del GAM amaneció pintada y con gran parte de las intervenciones visuales borradas. Si bien el arte urbano es por naturaleza efímero, artistas y arquitectos rechazaron el borrón en el centro cultural. Mientras las paredes volvían a cubrirse de grafitis esta mañana, algunos como Gaspar Galaz ponen en duda su valor estético.


Desde el inicio del estallido social, las paredes del GAM se convirtieron en un espontáneo y combativo museo a cielo abierto. Desde el humor a la denuncia y desde el stencil a los murales, artistas, colectivos y ciudadanos registraron creativamente sus emociones en los muros del centro cultural. En algún momento, la dirección liderada por Felipe Mella evaluó preservarlo como una vitrina permanente. "Lo hemos investigado y es muy complejo, por eso decidimos hacer un registro fotográfico y audiovisual", contaba Mella a La Tercera en enero pasado.

Ayer esa suerte de museo urbano despareció bajo capas de pintura roja y blanca. Un acto realizado por desconocidos durante la madrugada y que el GAM rechazó: "Esta intervención no fue autorizada ni gestionada por GAM, no recibimos notificación de ninguna entidad y desconocemos la procedencia del acto. Como centro cultural, creemos en la integridad del arte en todas sus formas de manifestación. Condenamos este hecho que vulnera nuestra institución, nuestra libertad y que borra parte de la historia que Chile estaba escribiendo".

La noticia provocó un amplio rechazo en redes sociales y ayer mismo, artistas y vecinos acudieron al edificio de Alameda para volver a cubrirlo de expresiones gráficas. Y hoy el GAM amaneció nuevamente intervenido.

[caption id="attachment_1016143" align="aligncenter" width="767"]

Fachada del GAM que amaneció pintada ayer en la mañana. Foto: Lucas Alvarado.[/caption]

Si bien el arte callejero es por naturaleza efímero, el borrón en las paredes del centro cultural abrió un debate al respecto. ¿Deben conservarse las expresiones gráficas relativas al estallido social?

"Yo no creo en eso de preservar el arte urbano. Creo que la calle es un ente vivo que va cambiando. Eso de que quede para siempre, para mí no va. Creo que tiene que ir evolucionando, tienen que llegar nuevos artistas, hacer cosas arriba, van a pasar cosas nuevas. Están en la calle y la calle hay que asumirla", dice Caiozzama, uno de los artistas que ha intervenido distintos puntos de Santiago con su técnica del paste up.

Para el artista Fab Ciraolo, autor de la obra que tenía a Gabriela Mistral en la fachada de GAM, el fin del arte urbano es que "la obra en la calle permanezca ahí y en el fondo el artista suelte esa obra hacia todo lo que pueda pasar". En el caso de su intervención, resguardada por el mismo centro cultural, considera que fue un hecho particular. "Lo que pasó con el GAM fue por las circunstancias, por una seguidilla de actos que llevaron a que alguien dijera 'oye quedó esto, por qué no lo guardamos'", comenta Ciraolo.

Ayer el Subsecretario de la Cultura y las Artes, Juan Carlos Silva, manifestó su apoyo al centro cultural como un lugar de expresión. "Solidarizamos con GAM que, desde su apertura, ha dispuesto sus espacios para manifestaciones artísticas que, en el marco del respeto, expresen el sentir de los habitantes de nuestro país. Debemos cuidar estas zonas de expresión entre todos", escribió en su cuenta de Twitter.

Ante la pintura de las paredes del GAM, que hizo desaparecer las manifestaciones artísticas, Caiozzama considera que "es una falta de respeto y una provocación gigante. Aquí no me vienen con cosas de que hay que dejarlo lindo, porque más encima la pintada era horrible, no era una cosa linda. El GAM no estaba detrás de eso. Yo no sé quién está detrás, pero es para provocar, no me cabe duda".

En tanto, el artista Fab Ciraolo entrega otra perspectiva y lo ve como una oportunidad. "Yo lo veo como un lienzo nuevo. Una evolución de lo que está pasando, una nueva posibilidad de hacer nuevas cosas, de expresarse y fue lo que pasó, porque la gente llegó a hacer más cosas. Es parte de esto, te borran una obra y tienes la opción de hacer algo nuevo, no hacer nada o hacer algo en otra parte", comenta.

[caption id="attachment_1016133" align="aligncenter" width="770"]

FOTOS: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA[/caption]

Pablo Allard: "Son las reglas del juego de las intervenciones urbanas"

El arquitecto y decano de la Facultad de Arquitectura UDD, Pablo Allard, condena de partida la destrucción patrimonial que ha sufrido el país y rechaza las expresiones que promueven la odiosidad. "Hay grafitis y contenidos con mensaje muy violentos que no deben seguir fomentándose. Eso hay que erradicarlo ya", dijo hoy en entrevista con Radio Duna.

"El problema de lo que pasó ayer en el GAM es un problema más de forma que de fondo. Pintar el GAM exacerbando el conflicto, sin haber hecho una coordinación con la administración, es tirarle más bencina al fuego, y ya vemos hoy que amanece el GAM con unos rayados mucho más violentos, mucho más feos y con ningún propósito más que provocar", afirma.

Pablo Allard subraya la naturaleza efímera del arte urbano y cree que el borroneado podría responder a esa lógica. "Las intervenciones urbanas en su naturaleza son informales, se interviene sin permiso, y son efímeras, se asume que así como lo interviene un artista callejero va a venir otro y lo va a intervenir. Son vulnerables porque están abiertas al público y claramente van a ser modificadas regularmente", observa. "Aquellos idealistas del estallido social que pensaban que esto iba a ser nuestro muro de Berlín y que íbamos a terminar sacando los paneles del GAM y los íbamos a guardar como tesoros artísticos, tienen que entender que son las reglas del juego. Tal vez es poco sensible o poco artístico cubrir todo con pintura blanca o roja, pero son las reglas del juego de las intervenciones urbanas", agrega.

Con todo, el arquitecto añade un matiz: "El problema con el GAM es que el GAM es en esencia una plataforma para expresiones culturales y arte urbano, aquellos que conocemos ese mundo hemos visto cómo distintas tribus urbanas se han apropiado del GAM. El GAM fue diseñado para eso".

Gaspar Galaz: "Me da pena el GAM"

El artista y académico Gaspar Galaz lamenta el deterioro de la obra arquitectónica del GAM. "Lo que ha pasado allí es una desgracia. El muro de cobre perforado, que costó mucho dinero, nadie puede ir y afectarlo, pero primero lo taparon con grafitis y ahora lo pintan con otra capa de pintura. Me da pena el GAM, me da pena su parte arquitectónica. Es la guerra de guerrillas callejera", afirma.

Galaz reconoce el valor artístico del street art y destaca la calidad estética del grafiti en Europa, algo que no aprecia en los muros locales. "El grafiti que se ve aquí es una mezcla de protesta y semi arte", dice y afirma que se trata de "una foto del momento de la crispación popular".

"Ahora, este borrón que hicieron con pintura en el GAM te devela la tremenda grieta que sufre el país", agrega.

Comenta