Aysén, la única región del país que sigue sin estado de emergencia

DCIM100MEDIADJI_0040.JPG

Imagen de una de las marchas efectuadas en Aysén. Crédito: Javier Schwerter / Patadrone E.I.R.L

En la Patagonia no es que no se manifiesten. Por el contrario, las marchas han sido familiares, con mate, ollas comunes y chamamé. Con destrozos aislados y suspensión de clases, pero sin saqueos ni incendios. ¿Por qué no se han tomado medidas de excepción? El temor de la represión policial que hubo en el movimiento de 2012 es una de las principales razones que esgrimen sus habitantes.




"Coyhaique no está en guerra". Esa es la frase que adoptó el municipio durante esta semana. Marchas familiares, jornadas culturales, ollas comunes, caceroleos, mate y bailes de chamamé. Esas son parte de las nuevas rutinas de quienes viven en la Región de Aysén, cuya población es de 91.492 habitantes y que actualmente tiene una particularidad: con marchas y todo, es la única región de Chile en la cual no se ha decretado estado de emergencia, ni mucho menos toque de queda.

"Todas las manifestaciones se han desarrollado en completa calma, no se ha tirado ninguna piedra", cuenta la intendente Geoconda Navarrete. La autoridad regional asegura que no se ha producido ningún tipo de saqueo ni incendios, y que "el comportamiento de la ciudadanía ha sido ejemplar". De todas maneras, existe el temor y en el centro de la ciudad algunas tiendas han colocado planchas de madera para proteger sus vitrinas.

Agrega que no han ocurrido desórdenes de mayor envergadura que afecten la rutina de los sureños. De todas maneras, los empleados públicos han estado en paro, cuenta el alcalde de Coyhaique, Alejandro Huala, y agrega las clases se han suspendido de manera parcial.

También afirma que las manifestaciones han sido masivas -entre tres mil y cuatro mil asistentes- y "con tranquilidad, mucho orden y claridad en las demandas".

El jefe comunal sí admite que han ocurrido hechos en que, por ejemplo, Carabineros lanzó agua y gases lacrimógenos a los asistentes. "Yo tuve una participación para parar esa situación. Era ciudadanía la que se estaba manifestando ahí y no tenía por qué haber represión", dice.

También añade que, al final de las protestas, "actúan los tipos sin cabeza ni conciencia y ahí comienzan a quemar, a tirar piedras y empieza la provocación de esas personas hacia carabineros". Uno de los hechos de mayor tensión se vivió la noche del domingo, en que manifestantes atacaron con piedras los ventanales de AFP Cuprum, que queda al frente de la comisaría.

En la ciudad de Aysén, en tanto, donde viven 27 mil personas, también hubo protestas y marchas que ocuparon la principal calle de la urbe. Y estaba buena parte de sus habitantes. Allí todo transcurrió con bastante normalidad.

Movimiento social por Aysén

¿Por qué en esta región no se ha decretado estado de emergencia? Entre las razones más recurrentes es el movimiento social por Aysén, el cual estalló en febrero de 2012 y se prolongó por 42 días. Esto aún se mantiene fresco en la memoria de varios de sus habitantes.

El actual alcalde recuerda que fue dirigente en ese entonces y afirma que la represión policial fue fuerte. "Los baleos, las bombas lacrimógenas en las poblaciones, el balazo en el ojo de Teófilo Aros, las heridas, el allanamiento que hizo carabineros en la sede de la Anef, los heridos por los perdigones. Fue una lucha sin cuartel", cuenta.

La intendenta Navarrete asegura que las consecuencias del movimiento también perduran entre los ayseninos. "Ese movimiento social nos tuvo con la región bloqueada, quebraron muchas pymes, aquí se crearon diferencias entre hermanos. Provocó un tremendo daño no tan solo económico, sino también un fuerte quiebre en las relaciones humanas. Aysén hoy día no quiere volver a pasar por lo que fue el movimiento social de ese año", dice.

Punta Arenas

Aysén no es la región más austral de Chile. Le sigue Magallanes, región en la que sí se decretó estado de emergencia durante estos días. Sobre por qué allá sí y en Aysén no, las opiniones son diferentes.

La intendenta asegura que "somos una región más aislada que Punta Arenas". Agrega que "Magallanes sí ha tenido hechos de mayor desorden y conmoción pública, que ha llevado que tomen esas decisiones".

El alcalde de Coyhaique, en cambio, sostiene que "yo conozco a los magallánicos, ellos cuando se levantan, se levantan de verdad. Nosotros acá no entendemos la razón de por qué en Magallanes se justifica un estado de emergencia".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.