Bascuñán, Aravena y Allamand, las escuderas de Nicolás López, y los polémicos testimonios que marcaron su juicio

Fueron 45 los testigos que presentaron la Fiscalía y la defensa del cineasta en el juicio que terminó esta semana, después de 26 días. Una de las denunciantes dijo que "lo que me hizo Nicolás López, y lo que ha significado este juicio, ha sido un trauma" y que, cuando ella cumplió 18 años, él le comentó: "Cada día te alejas más de ser carne para pederastas". Pero en la previa, ante el Ministerio Público y la Policía de Investigaciones, tres actrices cercanas a López -Paz Bascuñán, Loreto Aravena e Ignacia Allamand- lo defendieron y entregaron detalles de su vida.


45 fueron los testigos que, aproximadamente, tanto el Ministerio Público como las abogadas defensoras presentaron durante la fase probatoria del juicio a Nicolás López, condenado este martes por dos casos de abuso sexual. Entre ellos, se contaron a las denunciantes, psicólogas, productores, actrices, modelos, funcionarios policiales, excompañeros de trabajo, amigos y la primera polola del cineasta.

Las declaraciones fueron clave para la deliberación del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Viña del Mar, por cuanto permitieron acreditar, en el veredicto, dos delitos investigados por la Fiscalía Oriente: que el 2015 López abusó de M.J.V. en su departamento. Hecho que repitió el 2016, en la misma residencia, con D.M.

Pero en esto no solo influyeron los testimonios que se escucharon en los 26 días que duró el juicio, desarrollado entre el lunes 14 de marzo y el martes 22 de abril -entre los que se contaron los de las víctimas-, sino también las declaraciones que realizaron ante la PDI y la Fiscalía personajes clave para la defensa del cineasta, como lo fueron las actrices Paz Bascuñán, Ignacia Allamand y Loreto Aravena.

La sentencia será comunicada el lunes 16 de mayo. La Fiscalía solicitó al juzgado dictar una pena de cinco años y un día de presidio mayor en su grado mínimo. La defensa, en tanto, apelando a dos circunstancias atenuantes, propuso dos penas de 61 días de presidio menor en su grado mínimo.

Denunciante: “Lo que me hizo Nicolás López ha sido un trauma”

La denunciante B.C., que acusó al cineasta de ultraje público a las buenas costumbres -delito por el cual López resultó absuelto- contó cómo el cineasta le tomó los pechos en la barra del Bar Liguria, durante la fiesta post estreno de la película No (2012), mientras le preguntaba si acaso eso la perturbaba.

Lo anterior “generó rechazo por parte de la víctima, retirándose ella del lugar”, consta en el veredicto. Días después, López le preguntó por Twitter: “Hey tú, en qué andas? Se te pasó el trauma del carrete al que fuiste?”.

A ese mensaje, B.C. le respondió, por la misma vía, “cero trauma”. Ambos mensajes fueron exhibidos en el tribunal.

“¿Por qué contestó eso?”, se le consultó en Sala. “Yo quería hacerme la chora, quería pasar piola, no quería que fuera un gran tema (...) pero cada vez que paso por el Cine Hoyts de la Reina (donde se estrenó la cinta) me acuerdo de ese episodio. Al Liguria no he vuelto a ir. Creo que pienso en Nicolás López al menos una vez al día (...) lo que me hizo Nicolas López, y lo que ha significado este juicio, ha sido un trauma (...) es algo traumático”, dijo.

La modelo había conocido al director a los 17 años, a través de redes sociales. Según dijo, él siempre la “invitaba a fiestas, a hoteles, me pedía que fuéramos con amigas que no se vieran tan jóvenes. Me decía feliz cumpleaños, cada día te alejas más de ser carne para pederastas”.

El condenado también le ofreció un rol en una de sus producciones. Le dijo “tengo escena taquilla en un filme, podrías aparecer”. Pero ella lo rechazó, pues entonces había dejado el mundo del modelaje, recién había rendido la PSU y pronto se iría de vacaciones.

Posterior al hecho denunciado, siguieron hablando. B.C. explicó que “Nicolás López era para mí una oportunidad de crecer profesionalmente”. Eso la llevó a trabajar en dos producciones con él: Mis Peores Amigos y Heart Attack.

Loreto Aravena: “Ella era bien coqueta con Nicolás”

Loreto Aravena declaró el 28 de diciembre de 2018 en la Fiscalía Local de Las Condes. Ahí dijo que conoció a Nicolás López entre 2008 y 2009, para el estreno de su película Santos: “Yo estaba partiendo mi carrera y en general uno como actriz es bueno ir a los estrenos para ir a hacer lobby e ir conociendo gente del medio. No recuerdo particularmente quién me invitó al estreno”.

“(López) siempre me decía que yo era guapa, que era buena actriz y ese tipo de cosas. Siempre me tiraba tallas, como qué lata que andaba acompañada y ese tipo de tonteras”.

“El año 2012 me casé, invité a Paz (Bascuñán) y Miguel (Asensio), pero ni invité a Nicolás, lo que da cuenta de que no éramos tan amigos aún. El año 2013 me llamaron para un casting en Sobras. No recuerdo quién me llamó, pero recuerdo que era la productora de Miguel y Nicolás. Era para una película, Fuerzas Especiales, dirigida por José Miguel Zúñiga y producida por Sobras. En el proceso de tomar la decisión de incorporarme a la película, tuve una discusión con mi exmarido porque me dice que no me iba a beneficiar la película, me iba a tachar como una actriz que elige películas malas y que no aportaban”.

“Decidí hacer la película, le fue bien y al año siguiente, para hacer la segunda parte, volviendo a tener la misma discusión con mi exmarido”.

“En 2014 durante la filmación de Fuerzas Especiales 2, yo estaba embarazada, tuve una doble de cuerpo. Nicolás era productor, pero siempre lo vi durante la filmación, estaba muy presente en el set (...) Comencé a conocer más a Nicolás. Él tiene un humor negro, muy irreverente, con tallas muy subidas de tono, pero no más que eso”.

“Mi hija nace el 2015 y me divorcio en abril de 2016. Nos acercamos más, Nicolás me ayudó mucho en mi proceso de divorcio que fue supertriste. Se volvió un poco mi sicólogo. Él ha estado terapiado toda su vida y sabe mucho como del ser humano, de conocerse, de cómo lidiar con los errores y las fallas de uno como ser humano, de aceptarse. Él estuvo muy al lado de ese período muy triste de mi vida, y es una persona muy sensible”.

“Ya en el año 2016 puedo decir que éramos superamigos”.

Sobre la testigo Josefina Montané, dice: “La conozco desde que partió su carrera. Trabajé en Soltera otra vez 1, 2 y 3. Siempre me pareció una chica que estaba por ser más bonita que talentosa. Le costaba mucho la actuación, tenía muchas reuniones con Herval Abreu para ir mejorando. Ella va a mucho eventos, por lo que nos topamos mucho. La vi en los estrenos de Nicolás. Siempre me hablaba bien de Nicolás. Que quería trabajar con él. Siempre me dio la impresión de que se llevaba bien con Nicolás. Nunca me habló de él como que la había joteado o algo parecido. Tampoco Nicolás me habló algo de ella, salvo que la encontraba bonita”.

Sobre otra testigo, Lucy Cominetti, declaró: “Me sorprendieron sus declaraciones en el reportaje, porque ellos eran muy cercanos. Ella por lo general era muy coqueta con Nicolás”.

Sobre la denunciante M.J.V., dijo: “La conocí en Soltera otra vez 3, ella se moría por trabajar con Nicolás. Me preguntó si era amiga. Me preguntaba en qué estaba él, porque quería trabajar con él. Recuerdo conversar con ella hablando de un estreno y decía que lo encontraba bueno en lo que hacía y me decía que le dijera que la llamara. Ella también estuvo en el cumpleaños del Nico. Recuerdo verla colgada del cuello de Nicolás, saludándolo. También me sorprendieron sus declaraciones del reportaje. Ella era bien coqueta con Nicolás. Nunca me habló mal de Nicolás o que haya tenido algún problema con él”.

Paz Bascuñán: “No podía creer cómo nunca nadie dijo nada”

Paz Bascuñán testificó el 10 de septiembre de 2019, también en la Fiscalía Local de Las Condes. Dijo conocer al cineasta desde 2003 o 2004. En su declaración se explayó sobre su personalidad: “Apenas uno ve a Nicolás, uno sabe el tipo de persona que es. Una persona que habla fuerte, que habla mucho, que es directo, llano”.

También dio su impresión sobre la testigo Lucy Cominetti: “Coincidí con Lucy Cominetti en la producción de la película Qué pena tu vida. Recuerdo una escena que hicimos en mi casa, en mi auto, en la que Lucy tenía que llorar. Era una escena difícil, Nicolás fue superamoroso y apoyador con ella, la felicitó, le dio las gracias, fue amable. Ella se veía contenta, se veía halagada, sabía la fascinación que causaba en Nicolás”.

“Ella se molestó porque en la versión mexicana de Sin filtro, que Nicolás no dirigía, pusieron a la Ignacia Allamand en el papel que había hecho Lucy y ella se molestó con eso. Pero Nicolás le explicó que no era un tema que dependiera de él. Luego él la volvió a llamar para No estoy loca. Pero a ella no le gustó el rol. Lo encontró muy chico”.

“Quiero que quede claro que Lucy debe haber trabajado en total con Nicolás, alrededor de 20 días en 10 años, contando todas las películas en que participó. Y debe haber recibido desde la productora aproximadamente 3 millones en diez años. Me violenta la falsedad de un argumento como el de decir, ‘yo dependía económicamente de este señor y por eso tenía que aceptar lo que aceptaba’”.

“Yo jamás la vi incómoda. Yo soy atenta a mi entorno, a si alguien necesita algo, soy protectora, me hubiera dado cuenta si ella hubiese sufrido algún maltrato en el rodaje, si la hubiera visto pasándolo mal. Ella jamás me comentó que estuviera descontenta o incómoda”.

“Cuando salió el reportaje yo la llamé, yo estaba en shock, no podía creerlo. No podía creer cómo nunca nadie dijo nada. Quería conversar con ella, que me contara para saber si era verdad lo que habían publicado. Ella me puso un mensaje ‘si quieres conversar conmigo, tiene que ser frente a un abogado en la Fundación para la Confianza’. Ahí yo dije a esta niñita que no es tan niñita, porque incluso es mayor que Nicolás, le lavaron el cerebro”.

Sobre la denunciante D.G., dice: “En relación al estreno de Sin filtro, recuerdo que fui al Lusitano, pero no fui al departamento de Nicolás. En general, en esas celebraciones, me quedo hasta cerca de las 2 am y me voy para mi casa. No podría decir si estaba D.G., no recuerdo. Pero es probable, era de las chicas que siempre estaban alrededor de él”.

Sobre la denunciante M.J.V, dice: “La conocí en Soltera otra vez 3. Ella, de la nada, estando en el camarín, me dice ‘tú eres amiga de Nicolás, es genial, qué tipo más divertido, su humor…’. Me habló de lo gracioso que era, que era un personaje. Me contó que hizo un casting para No estoy loca. Eso yo ya lo sabía. Me dijo con un tono desilusionado que al final no quedó (…) Me dijo que le diera saludos a Nicolás y que le dijera que se acordara de ella”. “Ella jamás me comentó de alguna mala experiencia con Nicolás. Al contrario, es muy difícil para mí asimilar este doble discurso. Lo que me han dicho a mí en directo, sin yo siquiera preguntar, y luego lo que yo leí. Por eso para mí ha sido muy violento todo”.

Para cerrar, la actriz declaró: “Yo soy feminista, del tiempo en que ser feminista era mal mirado. Y jamás pasaría por alto una ofensa o un maltrato hacia una mujer”.

Ignacia Allamand desmintió abuso: la “actitud (de la denunciante) era de venir haciendo la travesura”

La actriz Ignacia Allamand declaró a la Fiscalía, el 18 de julio de 2019, que conoció a López durante la grabación de Qué pena tu vida, que trabajó en nueve de las “11 películas que ha hecho Nicolás”, “siempre en una relación superprofesional, se fue desarrollando una relación de amistad”, que se fue profundizando con el tiempo. Además de amigos, señaló que son una “dupla creativa súper potente”. “Nunca hemos tenido un encuentro sentimental o sexual”, aclaró.

Allamand manifestó querer referirse a una situación donde fue mencionada por una de las denunciantes, a la fiesta post estreno de Sin filtro, el 2016, que se celebró en el edificio donde vivía López y Ariel Levy. En el departamento de este último estuvo ella, él, Carolina Ruiz, Mane Garrido y Javiera Díaz de Valdés. En tres oportunidades subió al de López, donde había más gente, a ver qué pasaba. Allí dijo no haber visto a la denunciante D.G.

Cuando se iba yendo, vio a D.G. y por primera vez reparó en ella: la vio bajando la escalera, desde el piso donde vivía López, “y se escabulle al departamento de Ariel (…) la actitud de ella era de venir haciendo la travesura” y luego Allamand se fue a su casa, a eso de las 4 am. Levy le contó que se acostó con ella esa noche. Allamand desmintió categóricamente haber sido testigo del abuso de López a D.G., como indicó la denunciante en su declaración: “Desmiento que haya entrado a la habitación (de López), que Nicolás me haya hablado, que ella haya estado incómoda y que yo me haya retirado (…) yo no vi lo que ella dice que vi ni tampoco tuve los diálogos que ella dice que tuve”.

Asimismo, dijo que le consta que “Nicolás no consume drogas, lo conozco hace diez años, ni siquiera marihuana (…) esto lo menciono en referencia a que en el reportaje B.W. menciona que Nicolás le ofreció cocaína”.

Primera polola y amigas de López

La primera polola de López, Amparo Baeza, citada por la defensa, comentó que fueron pareja tres años y medio, y que luego trabajaron juntos en la productora Sobras.

En juicio dijo que López “es muy deslenguado, puede ser bruto para mucha gente”, que empezar una industria masiva, de comedia y no de cine arte, es “mal mirado por los colegas”. Y que sus películas fueran éxito de taquilla generaba, en el rubro, “más rechazo todavía (...) obvio que hay un rechazo y te da pica”.

Respecto a su relación con las mujeres, Baeza afirmó que “él es muy atractivo, porque tiene mucho cuento (…) las mujeres se le acercan y se mantienen”, y que “confío en que Nico no realizó esos actos porque sino no estaría acá. Aunque claro, la gente cambia y madura. No creo que haya sido nada de lo que narran ellas (las denunciantes)”.

La actriz Mirella Granucci también testificó a su favor. Dijo que luego de conocer a López en eventos, él le escribió por Instagram, el 2016. Ella ya sabía que era director. Él la invitó a un café y después a su casa, donde bebieron alcohol. Allí, confirmó a la Fiscalía, bailaron, se dieron besos, y él quiso tener relaciones sexuales, pero ella dijo que no y él no insistió.

La testigo se refirió al cuarto hecho acreditado por el tribunal, que refiere al abuso sexual cometido contra D.M., en el departamento del cineasta, cuando tras besarla y tocarla sin su consentimiento -y luego masturbarse y eyacular frente a ella- le rompió un collar, ante lo cual la denunciante reaccionó rasgando la polera que él llevaba puesta.

Según Granucci, López le dijo que la víctima le rompió la camiseta luego que él le desatara el lazo que ella tenía puesto en el cuello, pues “se puso como loca”. Y agregó que el cineasta dijo que guardó la polera para recordar no salir nunca más con una persona así. Luego, durante la investigación, López la entregó como prueba al Ministerio Público.

La testigo no contó ese diálogo con López en su declaración previa a la Fiscalía, porque “estaba muy afectada y deprimida (…) el fiscal estaba en WhatsApp y me sentí humillada. Por suerte tuve la lucidez de decir ‘veo que estás ocupado, te espero’ (...) y ahí dije ‘guau’, hasta acá soy tratada en menos, porque para la gente estoy del lado equivocado de la historia”.

Granucci trabajó como actriz en Cosas de hombres (2020), remake de la película Hazlo como hombre, dirigida por López. Al respecto, dijo que aceptó el papel luego de que Javiera Contador desistiera de hacerlo, tras la publicación del reportaje de Revista Sábado. “Y yo, que me habían echado de todos lados (…) accedí a hacer una película que no estaba en mis planes (...) no es una película que me dé orgullo de mi actuación, era básicamente la película que ninguna actriz debería tomar si pensara en su carrera”.

Desde México, la modelo Isidora Winter también declaró a favor de López. Contó que conoció al director en una fiesta, cuando ella tenía 19 años. Que desde entonces solo son amigos. “Si uno le decía ‘oye no quiero nada contigo’, él entendía perfectamente. Él sabe perfecto que ‘no es no’”.

No obstante, reconoció que “en algún momento me tiró la onda. Intentó coquetear, pero le dije que no” y que también se le insinuó a una de sus amigas.

Winter aseguró que la víctima M.J.V. “le coqueteaba a López” y también al guionista Diego Ayala, quien le señaló que “se lo había intentado jotear, con la intención de que él pudiese abrirle una puerta a este mundo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.