Bitran se lanza contra Sichel: "Me molesta el intento politiquero de ir haciendo la diferencia entre esta administración con la anterior"

EduardoBitranWEB

Eduardo Bitran, ex vicepresidente ejecutivo de Corfo.

Ex Vicepresidente Ejecutivo de Corfo,desclasifica arbitraje con Albemarle.




Como si fuera un regalo de Navidad, en Corfo afinan los detalles para presentar, durante la jornada de hoy, su demanda arbitral en contra de Albemarle ante la Cámara de Comercio Internacional (ICC) por discrepancias en la cláusula que permitía dar un empuje a la industria de valor agregado del litio.

En medio de la nueva contienda que enfrenta la institución, y luego de sobrellevar un mediático proceso arbitral con Soquimich, que terminó finalmente con una conciliación, el ex Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran no se guardó nada y desclasificó el origen de la disputa con la minera no metálica estadounidense.

En conversación con La Tercera PM, el ex jefe de la corporación también cuestionó a su sucesor, instándolo a ejecutar políticas de largo plazo, que trasciendan ciclos de gobierno.

"Me molesta el intento politiquero de ir haciendo la diferencia entre esta administración con la anterior. Todo es nuevo. Aquí todo se inventó hoy. No, por favor. El desarrollo de la Corfo, no tiene que ver sólo con las empresas públicas, parte ha mediado de los noventa, cuando se crea el Sistema de Empresas Públicas", sostuvo Bitran.

-Hace pocos días el Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel, deslizó una crítica a la administración anterior por haber concluido la negociación de los contratos con los temas de litio (SQM y Albemarle) con mucha premura. ¿Concuerda con esta afirmación?

Está equivocado el Vicepresidente Ejecutivo de Corfo. El contrato con Albemarle se negoció el año 2016. Nos tomamos varios meses de negociación. Se concretó con toma de razón de la Contraloría y fue mucho más de un año antes del término del gobierno. La cláusula de valor agregado se definió en esa oportunidad. Esa cláusula es inambigua. Es clarita. Dice que ellos deben vender el 25% a productores seleccionados por Corfo, que generan valor agregado al menor precio de paridad de exportación FOB. No se requiere mayor discusión para entender lo que eso significa. Es más el Vicepresidente Ejecutivo de Corfo le hace un daño a Corfo al hacer esos comentarios, porque le da elementos a la contraparte para seguir abusando del incumplimiento del contrato. Mal me parece.

Durante el 2017, hicimos un road-show en Frankfurt para los productores especializados. Este road-show nos ayudó a prepararlo Albemarle y participó el gerente comercial mundial de Albemarle de la compañía como expositor. Yo también fui expositor, igualmente Carlos Alvarez, director de InvestChile. En esa presentación fue clarita y transparente. Estaban todos los que posteriormente licitaron. No hubo ningún cuestionamiento. El contrato estaba firmado.

-¿Qué ocurrió? ¿Cómo es que se cortan las relaciones?

En Frankfurt, ellos me informan que una empresa tecnológica alemana había recientemente desarrollado una nueva tecnología para extraer litio de la salmuera que aumentaba la eficiencia y que querían solicitar a Corfo la modificación del acuerdo, para expandir la cuota. Para nosotros eso era un win-win, porque con la misma salmuera extraída había más litio, royalty y beneficio para el país. Dijimos: ¡Encantados! Cuando vuelvan a Chile solicítenos una reunión y hacemos una modificación del contrato. En esa reunión, a mediados de 2017, aparece el abogado que había negociado originalmente, Terry Hammond, y nos hace un planteamiento insólito, por no decir inaudito: el precio de exportación FOB, debía excluir las ventas relacionadas con su matriz y coligada. En ese momento dimos por canceladas las negociaciones de expansión de la cuota y le dijimos a John Michell que dirigía el grupo, que su empresa estaba jugando con fuego.

-¿Pero cómo afecta la decisión de la empresa a Chile?

Lo que ocurre y este tema surgió desde el primer día es que ellos sistemáticamente han vendido su litio a la empresa matriz y algunas empresas en Alemania con las cuales tienen acuerdos de muy largo plazo a precios que son entre 25 % a 40% inferiores a los que vende su competencia. Teníamos casi la certeza de que había una política abusiva de precios de transferencia por debajo de los precios de mercado. Por lo mismo, le solicitamos al Servicio de Impuestos Internos que exija a la empresa un Acuerdo de Precias Anticipados que obliga a abrir los libros de las relacionadas, para evitar que siga vendiendo a precios por debajo a los de mercado. Esta empresa llevó una propuesta al SII y le propuso una fórmula que se conoce como "Cost Plus ". El costo más un margen. Eso es un daño y una burla, porque bajo el recurso de que Chile es el país de costo menor de producción del mundo, fijar el precio de acuerdo a un margen es una barbaridad. La única alternativa es fijarlo a precio de mercado. Obviamente, Impuestos Internos rechazó el acuerdo de precios anticipados. Por lo tanto no se llegó a un acuerdo con el SII.

Entonces, lo que ocurre es que todos los chilenos reciben menos impuestos de Albemarle que está vendiendo por debajo del precio de mercado. También las comunidades atacameñas que tienen un royalty que está vinculado a los precios de mercado. En consecuencia, cuando vino este abogado con los directivos, dimos por concluidas las reuniones y volvímos a insistir en Impuestos Internos por este tema. Cuando regresan, en noviembre de 2017, nos dicen: ok. Estamos de acuerdo. Mantenemos el concepto de precio de paridad de exportación. Entonces, dijimos: primó la cordura, y resulta que cuando se van a concretar los acuerdos con los proveedores especializados, tenemos un comportamiento escurridizo de la empresa. Volvimos a hacer un estudio de los precios de tranferencia y encontramos que los precios relacionados seguían estando más bajos que los no relacionados. Presentamos un oficio al Servicio de Impuestos Internos denunciando esto.

-¿Hasta el minuto no existe respuesta del Servicio de Impuestos Internos?

Hasta el momento no hay respuesta. Por todo esto que le he comentado me parecen tan inadecuadas las declaraciones del Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, no está ayudando al interés público.

-¿Cómo evalúa las declaraciones de la country manager de Albemarle Ellen Lenny-Pessagno, al asegurar que Corfo intenta reescribir el contrato?

Ella no está diciendo la verdad. Estamos tratando de que se cumpla el contrato. Menor precio de paridad de exportación. Es un concepto inambiguo. Está engañando. Me parece de la mayor gravedad. Más allá de esto, quiero decir que me alegra la opinión de la Fiscal de Corfo, porque por primera vez a alguien que se atreve a decir las cosas tal cual como son.

Corfo lo único que esperaba es que se venda de acuerdo a los términos establecidos. Ellos trataron de cambiar el contrato, pero se les rechazó por la administración anterior por más de un año. Están jugando con fuego. Además están haciendo amenazas como que no van a hacer su planta. Le quiero decir a Albemarle que su planta 3 está atrasada con un sobrecosto de 70% y que no trate de contar historias a sus accionistas que no son efectivas. Esta planta que iba a costar US$400 millones, terminará en más de US$700 millones.

-¿No hay una autocrítica de parte de su gestión? ¿La cláusula de menor precio de paridad de mercado pudo haber quedado más acotada?

Esto es cosa de mirar las exportaciones. Se habla de seis meses, y ver cuáles son los precios y tomar el menor. Más claro echarle agua. Está súper acotado. Lo que pasa es que hay voluntad de incumplimiento. Pensamos que el más malo de la película era SQM, y nos damos cuenta que no.

-¿Tiene todas las de ganar el Estado chileno?

Claro, por lo mismo, Luke (Kissam, CEO de Albemarle) está jugando con fuego. El cree que, porque cambió el gobierno… Mira puede haber un Vicepresidente de Corfo que puede haber hecho cualquier comentario, pero aquí hay un Estado. Hay contrapesos en el Estado. Al final, Corfo y su historia –acordémonos del Jarrón- su fiscalía ha actuado en la defensa del interés público. Independientemente del gobierno. Todavía me acuerdo cuando hubo un gran éxito a propósito de la persecución de estos temas del Jarrón. Hasta ahora esta institución había tenido un comportamiento muy de estado.

Lo voy a decir con franqueza. Me molesta el intento politiquero de ir haciendo la diferencia entre esta administración con la anterior. Todo es nuevo. Aquí todo se inventó hoy. No, por favor. El desarrollo de la Corfo, desde que se transfirió las empresas publicas, a mediado de los noventa, cuando se crea el Sistema de Empresas Públicas. Desde esa fecha todos los gobiernos han ido mejorando y sofisticando. En buena hora, nosotros mantuvimos Ingeniería 2030, un extraordinario proyecto de la administración anterior de Piñera. Perfeccionamos Star Up Chile. Entonces, se necesita un poquito más de generosidad. Estos son temas de Estado, porque con estos temas no se juega en la política de corto plazo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.