Carmen Meléndez: la militar del círculo de hierro chavista que llega a la alcaldía de Caracas

Carmen Meléndez, la candidata chavista electa a la alcaldía de Caracas, durante un acto, en Venezuela.

Es parte de la segunda promoción de mujeres egresadas de la Armada y es la única venezolana que a la fecha estuvo a cargo del Ministerio del Interior y Defensa. La almirante en jefe era una estrecha colaboradora de Hugo Chávez y, con 60 años, fue electa como edil oficialista de la capital de Venezuela.




A lo largo de su vida, Carmen Meléndez quebró varios paradigmas y marcó hitos en su carrera en Venezuela. Es la primera venezolana que llegó a ser vicealmirante y posteriormente almirante en jefe, promovida en primera instancia en 2012 por el expresidente Hugo Chávez (2002-2013). Era tal la confianza entre ambos líderes castrenses que el mandatario la designó ese mismo año como ministra del despacho de la presidencial y un año después, con Nicolás Maduro en el poder, asume como la primera ministra de Defensa del país. Aunque esto sería solo el inicio, a la fecha también se ha desempeñado como titular de la cartera de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, exgobernadora de Lara y flamante alcaldesa electa de Caracas en los recientes comicios locales del pasado domingo, cita electoral en la que obtuvo un 58% de los votos y que contó solo con un 41% de participación del padrón electoral, aún así se vuelve a alzar como una de las mujeres fuertes en el chavismo.

Carmen Teresa Meléndez Rivas cumplió el 3 de noviembre 60 años y lo celebró en medio de la campaña por las elecciones, en que se enfrentó y venció a los opositores Antonio Ecarri, independiente, y Tomás Guanipa, candidato por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). La chavista fue electa para estar en las papeletas en unas primarias que se realizaron al interior del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en agosto pasado, en la que se alzó como carta única para disputar la capital venezolana.

interior-venezuela-carmen melendez-fotoefe
La alcaldesa electa de Caracas, Carmen Meléndez, durante un acto militar.

Desde ahí, la prensa local denominó a Meléndez “el nuevo rostro del chavismo en Caracas”. De acuerdo al medio venezolano Caraota, la edil recién electa estuvo casada con el exministro de Defensa, el almirante Orlando Maniglia, con quien tuvo tres hijos, Sofía, Biaggio y Román. Es la quinta de 11 hermanos, que nació en una familia humilde en la ciudad Barinas y fue reclutada por la Escuela Naval a los 18 años, por lo que tuvo que abrirse paso en un mundo dominado por los hombres.

Cumplió sus primeros años en el estado de Vargas y es parte de la segunda promoción de mujeres egresadas de la Armada, en 1984. En entrevistas con la televisión local, aseguró que de cinco mujeres que viajaron juntas para hacer las pruebas de ingreso, solo una compañera y ella lograron ser admitidas del grupo, mientras que de las 40 que entraron solo cuatro lograron graduarse de alférez de navío.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) significaba un gran paso para una mujer venezolana. Sin embargo, entre 1987 y 2000 no admitían mujeres, lo que cambió con la llegada de Hugo Chávez, figura que conmocionó la vida de Meléndez. “Los militares antes estábamos como en una cripta, no sabíamos lo que pasaba afuera. Hasta te decían que no pasaras uniformada por la universidad porque estaba prohibido. La nueva relación entre civiles y militares comenzó con la llegada de nuestro comandante a la presidencia, pero se hizo más fuerte después del golpe de Estado de 2002″, defendió la almirante en diálogo con medios locales.

Justamente, después de 2002 Chávez sacó a Meléndez de los cuarteles para acercarla al Palacio Miraflores como directora de gestión del despacho presidencial y posteriormente tuvo un paso por la oficina nacional del Tesoro del Ministerio de Finanzas, lo que fue tildado de una “militarización” por parte del expresidente. Sin embargo, después de varios cargos administrativos, una semana después de la reelección de Chávez en 2012, la militar asumió la dirección del nuevo ministerio del seguimiento de la gestión de gobierno, en una ceremonia en que estuvo al lado de Nicolás Maduro, que en ese momento llegó como vicepresidente.

El arribo de Maduro a la presidencia ante la enfermedad de Chávez hizo que la ahora alcaldesa electa de Caracas volviera a vestir el uniforme militar y medallas en el Ministerio de Defensa. Posteriormente, ayudó a Maduro a sacar adelante la Asamblea Constituyente en 2017, a la cual postuló brevemente antes de continuar su carrera política.

“Yo soy una soldada de la patria y voy a estar donde usted me ponga, mi comandante en jefe”, señaló Meléndez en un acto al Presidente Maduro, después de ganar un escaño como diputada por Lara en 2015, para luego salir anticipadamente del Legislativo para postular en 2017 a la gobernación del mismo estado, reemplazando al opositor dos veces electo en el cargo Henri Falcón. Durante su periodo como gobernadora debió enfrentar un crítico escenario cuando el 7 de marzo de 2019 se generó un corte de suministro eléctrico que afectó a todo el país y que en algunas zonas duró hasta siete días, lo que recibió condenas de la comunidad internacional.

Carmen Meléndez, candidata del partido gobernante a la alcaldía de Caracas, en un evento previo a las elecciones regionales de Venezuela.

La almirante en jefe es parte del círculo de hierro del chavismo, compartiendo estrechamente con Maduro y el exgeneral de las Fuerzas Armadas Vladimir Padrino López, lo que llevó a Estados Unidos a incluirla en la lista de altos funcionarios chavistas sancionados por el Departamento del Tesoro en 2017 y acusada por Canadá de colaborar con el “deterioro de la democracia en Venezuela”.

No obstante, su paso por la gobernación de Lara fue abruptamente pausado cuando el 28 de octubre pasado Maduro la convocó para asumir por segunda vez en la historia el Ministerio del Interior, convirtiéndose hasta ahora es la única venezolana que ha dirigido la cartera de Defensa y del Interior.

Según la agencia AFP, el 10 de julio pasado Meléndez compartió en su cuenta de Twitter una serie de fotografías sobre una presunta operación policial realizada en Cota 905, un barrio de Caracas donde las fuerzas venezolanas se enfrentaron por casi dos días contra bandas de delincuentes, pero al menos una imagen de las difundidas no correspondían a la situación, sino a una incautación en Bolivia, en 2017.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.