¿Carriles separados? La preocupación opositora por el proceso constituyente y el acuerdo nacional

urna

Tanto en partidos de la ex Nueva Mayoría como en el Frente Amplio se levantó una alarma: que los diálogos con el gobierno no incluyan temas que se podrían ver, eventualmente, en una convención constituyente. Desde Chile Vamos, en tanto, pusieron paños fríos a esa aprensión y señalaron que el acuerdo solo será en temas económicos y sociales derivados de la crisis sanitaria.




¿Y qué pasa con el proceso constituyente? Esa pregunta estuvo sobre la mesa en las conversaciones internas tanto de los partidos de la ex Nueva Mayoría como del Frente Amplio esta semana, en la antesala de la reunión que sostendrán mañana los miembros de la oposición con el gobierno y donde se comenzará a delinear un posible acuerdo nacional para palear la crisis sanitaria, social y económica desatada por la pandemia.

En las filas opositoras -a excepción del PC- hay consenso en que hay que establecer un diálogo con el Ejecutivo y sentarse a conversar sobre “materias urgentes” pero siempre con “límites” y “márgenes acotados”.

De hecho, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, en sus conversaciones con ministros de La Moneda mostró su preocupación sobre qué ocurrirá con el proceso constituyente y el cronograma electoral ya fijado.

Pedimos la clarificación de que esto es un proceso distinto que ninguna manera puede alterar el proceso constituyente porque hay quienes en la oposición piensan que esto pudiera tener algún impacto en lo constituyente, en temas más profundos. Y por eso se lo he planteado a los ministros y me han asegurado que la posición del gobierno es que se mantenga el cronograma constitucional sin alteración alguna”, comentó Muñoz. Cronograma cuyo principal hito inmediato en el plebiscito fijado para el 25 de octubre.

Por su parte, el presidente de la DC, Fuad Chahín, cree que “ni siquiera hay que instalar el tema” del proceso constituyente. “Este es un acuerdo que tiene un margen acotado sobre cómo nos ponemos de acuerdo para alivarle la vida a las familias que lo están pasando mal. Ese es el marco, no es otra cosa. Lo del proceso constituyente no forma parte de los temas a abordar en el acuerdo”, agrega.

Ayer, en la conversación que sostuvieron las y los dirigentes del Frente Amplio se puso varias veces como ejemplo el documento escrito por el presidente de RN, Mario Desbordes, y el senador José Miguel Insulza (PS) como “todo lo contrario de lo que debe ocurrir en un acuerdo nacional”. Para el bloque, materias de largo plazo como las que se plantearon en ese documento deben concretarse en una eventual convención constitucional si es que se impone el “apruebo” en octubre y no en los diálogos a raíz de la pandemia.

Ayer, el FA estableció tres ejes para el diálogo con el gobierno: estrategia sanitaria, renta de emergencia y empleo.

“Nosotros entendemos este diálogo con límites y que son muy claros: medidas urgentes de Estado por la crisis del Covid. No vamos a entrar en un diálogo sobre pacto social más de largo plazo porque esa discusión hay que darla en el proceso constituyente que es irremplazable. Vamos a tener cuidado de poner los límites para no entrar en discusiones de fondo”, señaló el diputado Vlado Mirosevic (PL).

Lo mismo cree el diputado Miguel Crispi (RD), quien agrega que las tratativas con La Moneda deben ser “muy acotadas”. “Este diálogo debe centrar nuestras energías a hacernos cargo de la crisis sanitaria, económica y social que vive el país. Me parece que no tiene sentido querer resolver problemas de largo plazo cuando tenemos el proceso constituyente a la vuelta de la esquina. Ese es el gran acuerdo. No vamos a participar de un acuerdo que reemplace la conversación que la ciudadanía espera tener, democráticamente, en la convención constitucional", comentó.

Los paños fríos de Chile Vamos

Consultados por el tema, los timoneles de los partidos de Chile Vamos se apuran en señalar que el acuerdo nacional impulsado por el gobierno no tiene nada que ver con el proceso constituyente y que no se tocarán temas de fondo. De hecho, agregan, en la reunión del martes con el Presidente y el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, se acordó no “mezclar temas”.

“Esto no tiene nada que ver con el proceso constituyente, es más, la idea es justamente no ser maximalista y no abordar cosas más allá de lo urgente para que esto efectivamente resulte”, comentó el timonel RN Mario Desbordes.

En la misma línea, la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe dijo que el acuerdo y el proceso constituyente tienen que ir “por carriles distintos”. “El Presidente lo planteó desde un comienzo: no se va a meter otro tema”, agregó la timonel gremialista.

Por su parte, el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte señaló que "el Presidente hizo un llamado a construir un acuerdo por la reactivación y la protección social. Ese es el foco, eso es lo urgente, y desde Chile Vamos todos estamos trabajando en esa dirección. El proceso constituyente tiene su propia hoja de ruta, es una cuestión que va por cuerdas separadas y personalmente no he escuchado a nadie que junte las dos cosas. Ya va a llegar el tiempo del debate constitucional, hoy es tiempo de la emergencia frente al covid y sus efectos sanitarios, sociales y económicos”.

¿Y una posible postergación del plebiscito?

La preocupación opositora también tenía que ver con el cronograma del plebiscito fijado para el 25 de octubre y si en un acuerdo con el gobierno se pudiera poner sobre la mesa una nueva reprogramación, algo que desde el gobierno y el oficialismo se ha descartado, por el momento.

A fines de agosto hay que ver si la pandemia continúa y por medidas sanitarias ver cómo se desenvuelve una elección. Esa es la única e hipotética razón para una postergación pero no nos ponemos en ese escenario”, comentó el timonel del PPD.

Mirosevic, en tanto, señaló que “no estamos de acuerdo con que el proceso constituyente se postergue ahora ni menos que se suspenda. Si la UDI u otro partido tiene esos planes, les decimos de inmediato que no vamos a conversar sobre eso, este diálogo tiene otro propósito. No vamos a permitir que nos pasen gato por liebre”, agregó Mirosevic.

Por su parte, Desbordes señaló que un eventual nuevo cambio de fecha se tendría que dar “solo por razones sanitarias”. “Para tener una mirada más o menos razonable sobre esto, no se puede tomar ninguna decisión antes de julio. Modificar la fecha hoy, sería hacerlo a ciegas”.

Hoy, en tanto, el Servel publicó la nómina de las plazas, parques u otros lugares públicos autorizados para efectuar la propaganda electoral.

Comenta