Cómo la dupla Goic y Letelier se convirtió en la contraparte del gobierno ante la reforma de pensiones

La senadora DC Carolina Goic y el socialista Juan Pablo Letelier comparten desde hace años espacio en la comisión de Trabajo, pero durante la gestión de la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, se han consolidado como equipo y contraparte del Ejecutivo.




En el gobierno dicen que las negociaciones para la reforma de pensiones están en un punto delicado. En la oposición alegan que el Ejecutivo está en el inmovilismo y que, si sigue así, abrirá la puerta a la aprobación del segundo retiro del 10% y a cualquier otra iniciativa que aparezca en el camino.

“Estamos siempre buscando las mejores relaciones con la oposición o parte de ella que es constructiva, porque el país lo necesita”, dijo hace unos días el ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

¿A quiénes se refería el ministro? Al menos en lo que a la reforma de pensiones se refiere, la apuesta del Ejecutivo es lograr un punto de encuentro con los senadores Juan Pablo Letelier (PS) y Carolina Goic (DC), ambos miembros de la comisión de Trabajo del Senado, quienes a mediados de año presentaron un proyecto alternativo al que se aprobó en enero en la Cámara de Diputados y que considera un sistema mixto en que el 6% adicional de cotización sería administrado por un fondo colectivo solidario.

Desde hace un año Goic y Letelier -que preside Trabajo- conforman una trenza que ha sido persistente contraparte (y a veces aliada) del Ejecutivo en materias laborales. Con la dupla se negoció el alza del pilar solidario; la Ley de Protección del Empleo; la segunda reforma de la Ley de Protección del Empleo; la ley que trasladó a las trabajadoras de casa particular del sistema al seguro de cesantía. Y también el proyecto de ley que destrabó el debate por la extensión del postnatal de emergencia durante la pandemia.

Con Letelier hemos hecho una buena dupla y hemos logrado sacar proyectos de ley potentes en este tiempo. Ayer tan solo avanzamos en uno sobre el paso a paso laboral que garantiza el pago de las licencias para los trabajadores cuando hay covid”, comenta la senadora por Magallanes.

Goic y Letelier comparten desde hace años espacio en la comisión de Trabajo, pero durante la gestión de la ministra del Trabajo María José Zaldívar se han consolidado como equipo y contraparte del Ejecutivo. Un asesor de oposición añade que, en ese sentido, han marcado cierta distancia de la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, que es más reacia a los acercamientos con el gobierno y con Zaldívar en particular.

Goic, sin embargo, asegura que todo el trabajo técnico que se ha hecho en el marco de la comisión de Trabajo incluye a la actual presidenta del Senado, quien -según dice- en este periodo ha tenido que concentrarse más en las labores administrativas de la corporación.

Un DC en el Senado atribuye la consolidación de la dupla a que han logrado establecer un buen equipo técnico con los asesores de la oposición: la economista Paula Benavides a la cabeza, además de Cristóbal Hunneus y Andras Uthoff, entre otros.

“Nosotros conformamos un equipo técnico a partir de un trabajo que hicimos como oposición. En enero trabajamos un documento con las bases conceptuales de la reforma de pensiones, donde participó hasta gente del FA. Esa propuesta la modeló el ministerio de Hacienda. No es solo conceptual, tiene una modelación numérica”, añade Goic.

“La propuesta es sólida técnicamente, lo que permitió ganarle el punto al gobierno de que la “oposición era populismo”. Ya nadie discute que AFPs dan pensiones miserables y que destinar el 6% de la nueva cotización a una solidaridad intra e intergeneracional no es una locura... el desafío que tienen es mantener la unidad de los senadores de oposición en torno a esa propuesta, lo que requiere mucha conversación y coordinación política”, agrega un DC.

Hoy a las 12 horas, la comisión de Trabajo retomó la discusión en torno a la reforma de pensiones. “A lo que aspiramos con los senadores dentro de la comisión es a acercar posiciones”, plantea la senadora DC.

Aun llegando a acuerdo, en la oposición hoy no hay ánimo de amarrar la reforma de pensiones al proyecto de segundo retiro del 10%. “Ahora van por carriles separados”, dice Goic y es la misma postura que expresan los senadores de las restantes bancadas de oposición, que no están dispuestos a ceder en un proyecto que ya tiene el apoyo de al menos cinco senadores de Chile Vamos, por tanto, nadie está abierto a pagar el costo político de rechazar la iniciativa.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.