Cómo se complicó la carrera por la dirección de comunicaciones del Senado: Reparos a Luengo y oficialismo pide garantías

La definición sobre quién asumirá la dirección de todas las plataformas de comunicación del Senado ha sido más larga y compleja de lo que se pensó. El primer llamado a concurso se declaró desierto y ahora hay diferencias de criterios sobre los cuatro postulantes que quedaron en carrera. El nombre de Alberto Luengo, ex director de TVN, del diario La Nación y actual miembro del staff de Imaginacción, es el que más debate ha suscitado.




Si no se hubiera enredado la reunión que el comité editorial del Senado tuvo el lunes de esta semana, ya habría consenso sobre quién debe asumir la dirección de comunicaciones del Senado. Un proceso de búsqueda que la corporación inició el 11 noviembre del año pasado, con un llamado a concurso que se publicó en El Mercurio de Valparaíso.

La instancia integrada por los senadores Jorge Pizarro (DC), Ena Von Baer (UDI), Kenneth Pugh (RN), Carlos Bianchi (Ind.), Álvaro Elizalde (PS) y Guido Girardi (PPD) -que cuenta con la asistencia de la presidenta de la mesa de la Senado, Adriana Muñoz (PPD), y del vicepresidente Rabindranath Quinteros (PS)- fue citada para resolver entre una nómina de cuatro candidatos finales.

Después de un proceso extenso y luego de que se declarara desierta una primera etapa del concurso, quedaron en competencia el exdirector de La Nación y de TVN y actual consultor de la empresa Imaginacción, Alberto Luengo; la periodista y exproductora de TV, Tatiana Mora; el periodista Antonio Quinteros (exCanal 13) y el periodista David Muñoz, exeditor de La Tercera, El Mercurio y actual asesor del ministro Cristián Monckeberg (Segpres).

Lo que se busca -asegura un parlamentario- es alguien con conocimiento en televisión y sobre todo en manejo de crisis, que sepa hacer frente a episodios como la salida de libreto del secretario Raúl Guzmán que en pandemia se le vio en un restorán de delivery. Por eso, el cargo es descrito como de alta responsabilidad y, por tanto, con un alto sueldo en la escala F de profesionales de la institución, es decir $6.608.858.

Quienes conocen el proceso de definición de la Cámara Alta -que no tiene un plazo fijo para su resolución- aseguran que hasta esta semana corría con fuerza el nombre de Luengo por su trayectoria en prensa escrita y en televisión.

No obstante, ese día el lunes -cuando se reunió el comité editorial del Senado- todo volvió a fojas cero luego de que el senador Manuel José Ossandón, que asistió a la reunión de forma extraordinaria, planteó sus reparos a su nombre, argumentando la inconveniencia de que asuma un cargo estratégico un profesional que viene del mundo del lobby, particularmente asociado al ex ministro de la Concertación Enrique Correa, dueño de Imaginacción.

El reclamo del Víctor Pérez a la TV Senado

La elección del nuevo director de comunicaciones se produce, además, luego de que el comité de la UDI manifestara a través del ahora ministro del Interior, Víctor Pérez, su molestia por la emisión de una cápsula en TV Senado donde se sugería leer “Un paso al frente”, libro autobiográfico del ex guerrillero Mauricio Hernández Norambuena, condenado por el asesinato de Jaime Guzmán.

“Pedimos una explicación de la mesa por una situación que consideramos absolutamente inaceptable”, dijo el entonces senador Pérez en una de sus últimas intervenciones en el hemiciclo del Senado, donde añadió que es “increíble que el canal del Senado haga un panegírico o difunda un panegírico de quien asesinó a un senador”.

Con ese episodio a la vista, los parlamentarios oficialistas -dicen tres asistentes a la reunión- pidieron que el director elegido tenga criterio suficiente y entregue garantías a todos los sectores. En esa línea, la senadora UDI Ena von Baer llamó a trabajar en un acuerdo para que el nombramiento diera garantías a todos.

El senador UDI Iván Moreira asegura que el elegido “tiene que tener un carácter profesional”. “Se requiere un profesional porque han sucedido muchas cosas. Un solo ejemplo: hace mucho tiempo atrás el canal puso algo de ley anticorrupción y pusieron mi foto... eso te da para pensar muchas cosas”, añade el parlamentario que asegura que por ahora “la bancada no tiene ni un nombre”.

El senador Kenneth Pugh (RN) plantea que “él o la elegida debe tener experiencia en comunicaciones corporativas, saber liderar un grupo multidisciplinario de profesionales, considerando que además de las comunicaciones tradicionales para medios impresos o radiales, el Senado tiene su propio canal de TV (TV Senado) que genera contenidos de calidad como los del Congreso del Futuro y las plataformas digitales y redes sociales. Pero el requerimiento más importante es su independencia política o a cualquier otro interés, de tal forma que de garantías a todos los comités”

Un senador DC asegura que en ese partido miran con buenos ojos la llegada de una mujer al cargo. En este caso la única candidata en competencia es Tatiana Mora, a quien se le valora su experiencia corporativa, además de su paso con la TV.

Las dudas con Luengo

Originalmente, Alberto Luengo no estaba en la carrera por el cargo. Y quienes conocen el proceso de selección aseguran que fue contactado desde la corporación para postular. Uno de sus respaldos ha sido el senador PPD Guido Girardi, con quien mantiene un lazo de amistad de largos años y quien ha defendido su larga trayectoria en medios.

Hace aproximadamente un mes, el exdirector de TVN, quien sigue en el staff de Imaginacción, hizo una presentación de 15 minutos ante los senadores que integran el comité editorial.

“No me parece sano enlodar a personas. No es sano ni justo hacer un juicio sobre determinadas trayectorias. Esperamos que se vote en el comité editorial y luego pasa a régimen interno para la definición”, dice el senador Carlos Bianchi sobre el proceso.

Ante las dudas frente a la postulación de Luengo -dicen en el Senado- están abiertas también las posibilidades de Quinteros, que no genera ruido en ningún sector y es bien visto por su trayectoria televisiva. Pero la decisión final se conocerá después de que cada comité de senadores ponga el tema en discusión.

No queremos que alguien haga proselitismo, queremos un asunto amplio, sin sectarismo. Se trata de mejorar la imagen que tiene la política y el Senado”, dice el vicepresidente de la Corporación, Rabindranath Quinteros.

Comenta