Crónica del velorio de Alan García en Perú: llantos y gritos de "¡Alan dignidad!"

Una ordenada fila de seguidores que se ha ido extendiendo a lo largo de la mañana se observa en la Casa del Pueblo en Lima, lejos del tumulto que marcó la llegada de su féretro el miércoles en la noche. Al lugar llegó la familia y los líderes del APRA.


"¡Alan, dignidad!, ¡Alan, dignidad!", es el grito que más se repite en la Casa del Pueblo, en el centro de Lima, mientras la fila avanza lentamente hacia el féretro de Alan García cubierto por una bandera peruana y arreglos florales.  Las imágenes de los figuras históricas del partido, encabezados por su fundador Raúl Haya de La Torre -de quien este año se cumplen 40 años de su muerte-cuelgan de las columnas laterales del centro de reuniones del partido. Al fondo, junto al escenario y mirando hacia quienes avanzan a despedirlo una imagen de Alan corona el lugar.

La noche del miércoles el ataúd del expresidente llegó a la sede del Apra en la capital peruana en medio de una multitud que esperaba. Sin orden, empujando para acercarse lo más posible al féretro, cientos de seguidores de García y del partido aprista comenzaron a darle el último adiós al exmandatario, mientras en las afueras del viejo edificio se amontonaban los vendedores de banderas peruanas con el rostro del líder del partido o huinchas con las siglas el Apra y el rostro de Alan García. "¡El Apra nunca muere!" y "¡Alan, dignidad! gritaba la multitud junto a acusaciones contra la prensa y el actual mandatario peruano. "¡Prensa, asesina!, "!Vizcarra, asesino!".

[caption id="attachment_621018" align="alignnone" width="600"]

Federico Danton García, el hijo menor de Alan García, junto a su madre y pareja del ex Presidente Roxanne Cheesman. FOTO: AFP[/caption]

Hoy, el tumulto de la noche dejó paso a una fila ordenada, que avanzaba lentamente y que se fue extendiendo desde temprano. No hay multitud hoy y el lugar del velorio del expresidente peruano pasa casi desapercibido para el resto de los peruanos que circulan por la avenida Alfonso Ugarte, sinónimo quizá de un partido que atraviesa la peor crisis de su historia, con apenas 5 congresistas y 21 alcaldes, lejos de los más de 200 que tenían hace solo 15 años. Pese a ello, entre los que llegan para despedir a García hay confianza que la muerte del ex presidente ayudará a resucitar el partido y hacer realidad el grito del partido "¡El Apra nunca muere!", que unos niños repiten como un mantra mientras juegan en medio del velorio.

"Soy aprista desde el año 65, toda la vida he votado por el partido apristas", cuenta Juan Carlos Reyes mientras hace la fila para ver el féretro del expresidente y no duda en asegurar que con esto "más jóvenes se unirán al Apra". Para Reyes fue el acoso de la justicia contra el ex mandatario lo que lo llevó a suicidarse. "Da una pena tremenda", dice emocionado. Una opinión que es compartida por quienes llegan a despedir el cuerpo de García. "Son 30 años que lo buscan con acusaciones y hasta ahora no hay nada, y él siempre las ha negado", sentencia Mario Eduardo Aros, para quien Alan García es "uno de los mejores presidentes que ha tenido el Perú". Aros reconoce los "errores" del primer gobierno, pero asegura: "En el segundo se ha reivindicado".

[caption id="attachment_621032" align="alignnone" width="600"]

FOTO: Reuters[/caption]

"Ha sido un líder, un buen orador, un ejemplo del surgir del Perú", asegura Cynthia, quien reconoce estar muy conmovida por la muerte del ex presidente, aunque admite que probablemente fue "su ego tan alto lo que lo llevó a pensar, antes muerto que detenido". Al velorio también llegó el cardenal Juan Luis Cipriani y el dirigente aprista, Jorge del Castillo.

Rodado de coronas de flores de amigos, del partido, de distintas embajadas, del Consejo de ministros e incluso de sus compañeros del colegio, el féretro de Alan García permanecerá todo el día en la sede del partido aprista, donde llegaron temprano algunos de sus hijos y nietos. Sólo mañana viernes será retirado para sus funerales que se realizarán en forma privada, mientras Perú comienza a asimilar la sorpresiva decisión del ex mandatario.

[caption id="attachment_621039" align="alignnone" width="600"]

Pilar Nores, ex esposa de Alan García y dos de sus hijas, Josefina y Luciana. FOTO: AP[/caption]

Comenta

Imperdibles