De El Chacal de Nahueltoro a El Topo: siete filmes que cumplen medio siglo y viven en streaming

El topo, de Alejandro Jodorowsky.

Fuera de Hollywood, el año 1970 ofreció un colorido abanico de películas, algunas de autores de trayectoria como Luis Buñuel o François Truffaut, así como de realizadores emergentes como Miguel Littin, Raúl Ruiz y Alejandro Jodorowsky. Acá va una lista de películas disponibles en streaming, a 50 años de distancia.




El Chacal de Nahueltoro de Miguel Littin

Clásico chileno donde los haya, el primer largometraje de Miguel Littin es de 1969, pero se estrenó en salas comerciales al año siguiente. Y entonces conectó con las audiencias de un modo único. No tanto por haber sido un éxito de taquilla, que lo fue, sino por retomar la hebra de un caso policial que desde 1960 había marcado a fuego la conciencia nacional. Inhabitual conjunción de talentos (Pedro Chaskel en el montaje, Héctor Ríos en la foto, Nelson Villagra en el inolvidable protagónico, etc.), este largo estrenado en el Festival de Cine de Viña del Mar se convirtió en la vara con la que su director sería medido en lo sucesivo, así como en un hito inesquivable de lo que se conoció como el Nuevo Cine Latinoamericano. Dir.: Miguel Littin. Disponible en ccplm.cl/sitio/el-chacal-de-nahueltoro/

El chacal de Nahueltoro, de Miguel Littín.

La Colonia Penal de Raúl Ruiz

”Es una reacción en contra de la excesiva discusión política. Me dio por hacer una película absolutamente irresponsable, desconectada de la realidad chilena, personal, basándome en un cuento de Kafka”. Con estas palabras describe Raúl Ruiz un filme que está entre lo más satírico y experimental de su producción chilena. Mónica Echeverria encarna a una periodista que ha llegado a la isla ficcional de Captiva para informar acerca de una dictadura de tintes socialistas que allí se ha instalado. Para la ocasión, Ruiz inventó un idioma, el cautiveño: un popurrí donde el castellano se alimenta del italiano, el francés, el portugués y hasta el inglés. Dir.: Raúl Ruiz. Disponible en youtube.com/watch?v=QeKKBQxdHBU

Fotogramas de La Colonial Penal (1970), de Raúl Ruiz.

Tristana de Luis Buñuel

Uno de los españoles más universales del siglo XX, Luis Buñuel filmó sin embargo muy pocos largometrajes en su propio país. He acá uno de ellos, basado en una obra de Benito Pérez Galdós: una coproducción franco-hispano-italiana que, tal como Viridiana (1961), fue prohibida por la censura franquista. Don Lope (Fernando Rey) ha acogido en su hogar a Tristana (Catherine Deneuve) para cumplir una promesa hecha a sus padres. La hermosa joven se convierte en su obsesión, pero cuando ella conoce a un joven pintor que la enamora, el rumbo de sus vidas se alterará radicalmente. Invitada al Festival de Cannes, Tristana fue candidata al Oscar a Mejor película extranjera. Dir.: Luis Buñuel. Disponible en Qubit.tv

Tristana, de Luis Buñuel.

El Conformista de Bernardo Bertolucci

Acaso la mejor película de Bernardo Bertolucci, basada en la novela homónima de Alberto Moravia. A los trece años, Marcello Clerici le disparó a Lino, un adulto que intentó seducirlo. Años más tarde, en 1938, Clerici (Jean Louis Trintignant) es un ciudadano respetable, un profesor de filosofía que va a casarse con Giulia (Stefania Sandrelli). Pero es también un fascista por comodidad que tiene contactos con el servicio secreto y que está dispuesto a combinar su luna de miel en París con un atentado contra un exiliado político, un tipo que fue su profesor. Inolvidable cruce de sexo, historia y política con la foto de Vittorio Storaro. Dir.: Bernardo Bertolucci. Disponible en youtube.com/watch?v=W62HmmyKInI&t=800s

El conformista, de Bernardo Bertolucci

El Niño Salvaje de François Truffaut

El niño salvaje –o El pequeño salvaje, como se le conoció en España- cuenta la historia de un “niño lobo” que vivía en el bosque, como un animal (Jean-Pierre Cargol), y la del Doctor Itard (François Truffaut, realizador del filme), que lo adoptó y trató de civilizarlo. Con actuaciones excepcionales y sorprendentes, la contraposición entre exteriores, espacio de lo salvaje, e interiores, lugares de la civilización, va a ser una constante del filme. “La historia es esencialmente verdadera -escribió el crítico Roger Ebert en octubre de 1970-, tomada como está de un caso real ocurrido en Francia durante el siglo XVIII, y Truffaut la cuenta de un modo simple y conovedor”. Dir.: François Truffaut. Disponible en shorturl.at/jALM4.

El niño salvaje, de François Truffaut.

El Topo de Alejandro Jodorowsky

Esta fue la película que convirtió al tocopillano Alejandro Jodorowsky en “cineasta de culto”. Realizado en México, tal como su ópera prima (Fando y Lis, 1968), este western sicodélico hizo época. Como cuenta Peter Biskind en Moteros tranquilos, toros salvajes, a comienzos de los 70 no había en Hollywood algo más “en la onda” que ir a la productora BBS –la que parió Busco mi destino- y sentarse en su salita de cine a ver El Topo y a fumarse un pito junto a Dennis Hopper y Jack Nicholson. Su distribuidor retuvo el filme por décadas, lo que sólo acrecentó la nombradía de la cinta y de su realizador, el mismo de La montaña sagrada (1973) y La danza de la realidad (2013). Dir.: Alejandro Jodorowsky. Disponible en archive.org/details/ElTopoAlejandroJodorowsky

El Topo, película que Alejandro Jodorowsky dirigió y protagonizó en México en 1970.

Prohibido pisar las nubes de Naum Kramarenco

A ratos negrísima, con frecuencia delirante, esta comedia de Naum Kramarenco (Regreso al silencio) fue su último trabajo para el cine y un nuevo intento suyo de conectar con el Free Cinema inglés: la historia de un funcionario gris que, en medio de una huelga, resulta clave para la subsistencia de una empresa dirigida por un desaforado Enrique Heine. Ascanio Cavallo la llamó un “rebote distante —como quiera que fallido— de otra excentricidad como Morgan, caso clínico (Karel Reisz, 1966), también dedicada a la separación forzada de un protagonista inteligente respecto de un medio social asfixiante”. Dir.: Naum Kramarenco. Disponible en https://www.youtube.com/watch?v=vPOSqM4mvxI

Prohibido pisar las nubes, de Naum Kramarenco.

Comenta