De “manejo criminal de la pandemia” a “herramienta importante”: cómo cambió la postura del subsecretario Cuadrado frente al Pase de Movilidad

La exautoridad se opuso a la estrategia cuando fue lanzada, a mediados del año pasado. Ahora defiende su uso y argumenta que sus dichos se dieron en "un contexto de malas medidas" implementadas por la pasada administración. "No criticamos el instrumento en sí, sino más bien su uso en un contexto crítico”, asegura el salubrista.




Bastó que se pronunciara sobre el tema para que las redes sociales hicieran lo suyo. El martes, el subsecretario de Salud Pública, Cristóbal Cuadrado, se refirió al Pase de Movilidad, en el marco de la nueva gobernanza de la pandemia, y fijó postura frente a la estrategia ideada por el gobierno anterior, que hoy permite ingresar a recintos públicos cerrados y ampliar los aforos.

“El Pase de Movilidad es una herramienta que cumple un rol dentro de la estrategia sanitaria. Nos parece muy importante incentivar a la población a vacunarse, y uno de los elementos que estamos conversando con los equipos técnicos es cómo actualizar su uso para que genere el incentivo deseado. Por ahora, no hay cambios respecto de vencimientos, pero sí puedo dar con mucha tranquilidad la señal de que el Pase de Movilidad continúa como una herramienta relevante en el control de la pandemia”, aseguró.

Había expectación sobre este pronunciamiento. Particularmente, porque Cuadrado se opuso en primera instancia a su utilización. Claro que no fue el único: en general, los personeros de la actual administración y directivos del Colegio Médico mostraron rechazo al plan del exministro Enrique Paris.

La diferencia es que las críticas del salubrista de la U. de Chile tuvieron amplia repercusión. También, porque fueron más allá, al acusar de “criminales” a las autoridades del momento, algo que no han olvidado los salientes del Minsal.

“¿Dónde están los “expertos” que consideran una buena idea un Pase de Movilidad en el contexto de esta catástrofe sanitaria? Alguno/a dará la cara? Como para saber quiénes son los cómplices del manejo criminal de la pandemia”, escribió Cuadrado en su cuenta de Twitter, arrobando al expresidente Sebastián Piñera, al exministro Enrique Paris y a la exsubsecretaria Paula Daza.

Cuatro días antes de este mensaje -al cual ya no es posible acceder, pues solo están disponibles los tuits desde el 25 de octubre en adelante-, específicamente el 26 de mayo de 2021, había entrado en funcionamiento el Pase de Movilidad, que en ese entonces permitía a las personas con su esquema completo de vacunación contra el Covid-19 desplazarse libremente en una comuna en Cuarentena o en Transición.

Luego lo hizo de nuevo. El 8 de junio, Cuadrado volvió a disparar contra el Pase de Movilidad en redes sociales: “el Pase de Movilidad incrementó durante algunos días la vacunación, luego rápidamente volvió a su tendencia previa. A costa de este “incentivo”, miles de contagios adicionales y cientos de personas muertas por el incremento de movilidad en el peor momento de la pandemia”.

Cercanos a Cuadrado sostienen que, efectivamente, cuando debutó este permiso el escenario epidemiológico era complejo. Seis semanas antes se había llegado al peak de casos diarios de esa ola -el 9 de abril, con 9.171 casos positivos- y las hospitalizaciones iban al alza. De hecho, un mes después, el 27 de junio se alcanzó la mayor ocupación en la red asistencial, con 8.760 hospitalizados, 2.129 de ellos en las UCI.

Justo en esos días, poco antes del récord de pacientes hospitalarios, el Colegio Médico -con Cuadrado en el panel de expertos- lanzó su estrategia Covid Cero, que proponía un cortocircuito epidemiológico y hasta una burbuja sanitaria, para frenar los contagios.

Por eso, la postura de la nueva autoridad y sus dichos en Twitter no eran sorpresa. Pero sí ahora. Aunque Cuadrado se explica y contextualiza sus antiguos dichos.

“Las acciones que se toman para enfrentar la pandemia no se pueden evaluar de manera aislada. El Pase de Movilidad en un contexto de malas medidas, como por ejemplo haber debilitado la trazabilidad sumado a la baja fiscalización, evidentemente contraviene el objetivo de esta herramienta. Por esta razón, en mayo 2021 criticamos, no el instrumento en sí, sino más bien su uso en un contexto crítico, donde el Pase de Movilidad iba a permitir, entre otras cosas, el desplazamiento incluso en comunas con cuarentena”.

Integrantes de la pasada administración del Minsal, eso sí, matizan los dichos y detallan que “eran momentos complicados”, en los que la información cambiaba día a día. De hecho, detallan antiguos personeros de La Moneda que en el propio gobierno hubo división al momento de lanzar el Pase de Movilidad.

Cercanos a las exautoridades relatan que la estrategia se ideó, inicialmente, pensando en los adultos mayores, y que el plan del Minsal, con Paris a la cabeza, era entregar un Pase de Movilidad exclusivamente para los ancianos. Sin embargo, en el Ejecutivo eran partidarios de reactivar la movilidad.

Por ello, solo horas antes de que se comunicara oficialmente, se decidió que el otrora “carnet verde” fuera universal. Y que para ello, el propio expresidente Piñera tuvo que “convencer” a Paris, quien apoyaba ir liberando las restricciones, pero más paulatinamente.

Un dato ilustra estos hechos: se alcanzaron a diseñar las gráficas con el anuncio dirigido a los adultos mayores.

Aún así, para el exministro Paris el cambio de postura de Cuadrado no pasó inadvertido. Y tampoco dejó pasar otro de sus pronunciamientos.

“Recuerdo que uno de los subsecretarios que está nombrado dijo que no existía (el Covid-19), fue muy duro. No sé si inventó o simuló que su mamá le preguntaba si ella iba a morir por el coronavirus, y él dice le dice no, no te vas a morir por el coronavirus, te vas a morir porque una persona te puede atacar en la calle”, dijo la exautoridad a Radio Duna, a pocos días del nombramiento del salubrista.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.