Denuncias, servicios sexuales y cancelaciones: el derrumbe final de Plácido Domingo

Plácido Domingo

(AP Photo/Laszlo Balogh, File)

El célebre cantante ha sido vinculado a una red de trata que explotaba personas para servicios sexuales en Buenos Aires. Aunque no está imputado y él ha señalado que “yo no tengo nada que ver”, el caso ha vuelto a complicar una carrera que ya venía golpeada por las denuncias de acoso que se presentaron en 2019, lo que le cerró muchas puertas. “Con esto, Domingo debiera retirarse definitivamente”, opinan desde la crítica especializada.


La denuncia se dio a conocer hace algunos días, pero sus alcances todavía golpean la agenda. El tenor Plácido Domingo, de 81 años, es uno de los nombres implicados en una investigación judicial que se lleva adelante en Argentina, en la que supuestamente se le vincula como cliente de una red de trata y explotación de personas que ofrecía servicios sexuales, usando como fachada la Escuela de Yoga de Buenos Aires.

Medios internacionales como El Diario, de España, detallan que, si bien el cantante no está imputado hasta ahora en el caso, su nombre figura en la investigación judicial a causa de tres audios atribuidos a él, en que conversa con dos nombres implicados para solicitarles servicios sexuales; Susana Mendelievich, alias Mendy, una de las directoras del centro; y Juan Percowicz, líder de la secta, quien ya fue detenido por las autoridades trasandinas.

Placido Domingo resigns as Los Angeles Opera's general director
Foto: Britta Pedersen/dpa CULTURA INTERNACIONAL Britta Pedersen/dpa

En uno de los audios, en que supuestamente participa el artista, este habla con Mendy los detalles de un encuentro sexual y cómo eludir a los agentes que suelen acompañarlo. “Cuando salgamos de la cena venimos separados, lo hacemos así porque mis agentes se van a subir a la habitación cuando yo suba y se van a quedar en el mismo piso”, señala la transcripción publicada en El Diario, el que asegura que el artista tenía vínculos con la organización desde al menos 26 años.

Por ahora no hay claridad sobre la fecha y el lugar de la conversación, pero se estima que pudo ocurrir en abril pasado con ocasión de la presentación del tenor en el renombrado Teatro Colón de la capital argentina, tras dos décadas.

Con el destape de la noticia las cosas se enredaron, porque coincidió con la cancelación del show que el cantante lírico tenía en agenda para el 16 de octubre en el Movistar Arena. Así, por ejemplo, lo informó agencia EFE al detallar que el anuncio de la cancelación del show “la informó este martes la prensa chilena en medio de la polémica que vincula al tenor español con una red supuestamente dedicada al abuso, la trata y la explotación sexual”.

Sin embargo, desde la productora del evento enfatizan que esa decisión no tenía nada que ver con aquello. “Fue pospuesto hace 4 semanas atrás por motivos diferentes a lo que consignan diferentes medios de comunicación”, y agrega que en rigor “fue cancelada por otras razones completamente distintas y ajenas al artista”.

El mismo artista reaccionó y emitió un comunicado replicado por medios internacionales, en que negó su vinculación con cualquier secta. También habló del tema en su reciente visita a México, donde aclaró en TV: “Han visto que está todo comprobado que no hay nada, lo que siento mucho es que era un grupo que yo… de amigos, que consideraba músicos, estuvimos en una ocasión, los invité a trabajar, y desgraciadamente no ha sido así, pero bueno, en fin, desde luego que yo no tengo nada que ver en eso”.

Un nuevo golpe

La situación vuelve a complicar la situación laboral del artista. En agosto de 2019, la agencia Associated Press (AP) publicó los testimonios de nueve mujeres vinculadas al mundo de la ópera que acusaron al artista de acoso sexual y comportamiento inapropiado, a las que se sumaron once más en los días posteriores, las que detallaron conductas que se habrían mantenido durante décadas.

En ese momento, el artista se limitó a publicar un par de comunicados en que negó totalmente los hechos. “Las acusaciones de estos individuos anónimos que datan de hasta treinta años son profundamente preocupantes y, tal como se presentan, son inexactas. Aún así, es doloroso escuchar que puedo haber molestado a alguien o haberlos hecho sentir incómodos, sin importar cuánto tiempo haya pasado y a pesar de mis mejores intenciones”, señaló.

18/12/2019 Plácido Domingo, en una foto de archivo de Europa Press SOCIEDAD RAÚL TERREL / EUROPA PRESS

Desde entonces, la situación laboral de Plácido Domingo se complicó. Perdió trabajos y se bajó de algunas presentaciones; por ejemplo, en 2020, decidió cancelar una presentación en el Teatro Real de Madrid, cuando en este se decidió revisar su participación en la la representación de La Traviata, agendada para esa temporada.

Ese año, una investigación de Sindicato de Artistas Musicales Americanos (de EE.UU) concluyó que efectivamente el tenor había tenido conductas sexuales inadecuadas con al menos 27 mujeres. Entonces, el artista dio unas declaraciones en que reconoció su responsabilidad. “Entiendo ahora que alguna de esas mujeres pudieran tener miedo para expresarse honestamente porque les preocupaba que sus carreras se vieran afectadas”.

Mientras la pandemia se desperdigaba por el orbe, el artista se recluyó en su casa en Acapulco (vivió en México parte de su niñez y adolescencia), donde evitó al máximo el contacto con la prensa. Más aún, tras contagiarse de covid-19 que lo ponía en riesgo debido a su edad. Solo ofreció una entrevista en la Televisión Española, en que señaló que sus primeras declaraciones al respecto no eran un mea culpa, además de reiterar su inocencia. “Me disculpo si ofendí a alguien, nunca he abusado de nadie”, aseguró. Volvió a los escenarios europeos recién en agosto de 2020, donde recibió ovaciones, pero también protestas en las afueras de los recintos donde se presentó.

Imagen-Plácido-Domingo-Vale

Para la crítica de ópera Claudia Ramírez, la nueva denuncia pone en jaque la carrera de Plácido Domingo. “Es triste terminar una carrera así, yo pienso que con esto las puertas de muchas partes se le van a cerrar, más de lo que se la habían cerrado con el escándalo de 2019”, asegura. “Incluso se supone que en Argentina tenía que cantar el próximo año el rol titular de Simón Boccanegra, pero no creo que los argentinos lo vayan a querer tener porque además todo esto explotó allá. Pienso que con esto Domingo debiera retirarse definitivamente”.

Ramírez detalla que en el caso de Plácido Domingo, la extensión de su carrera hasta los 80 años es una situación excepcional en la ópera. “Es excepcional, la mayoría ya está retirado a esa edad”. Cuenta que ha tenido la oportunidad de compartir con él. “Pude conocerlo a él y a Pavarotti. Es muy agradable, un hombre muy encantador, ahí no tengo nada que decir”.

Cuando se le pregunta a la crítica cuanto impactan estas revelaciones en la evaluación de la figura del artista, uno de los cantantes líricos más afamados de las últimas décadas (junto a nombres capitales como Luciano Pavarotti y José Carreras), se explaya. “Yo siempre trato de separar la vida privada con su calidad artística. Es innegable que él fue uno de los grandes tenores de las últimas décadas, pero a nivel de un público medio es inevitable no separar y creo que se va a olvidar lo que aportó al canto. Es muy triste terminar con este tipo de escándalos, porque eso es lo que va a pervivir en la memoria de un publico medio, no el que es sumamente entendido”.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.