Desde Matte a Paulmann: Las otras marcas de los empresarios en Chile

BeFunky-collage (7)

El controlador de Cencosud ha registrado cada uno de los nombres de sus proyectos consolidados, pero también los futuros. Mientras Patricio Contesse, ex CEO de SQM registró el nombre de una editorial cristiana.




A la Corte Suprema escalará la disputa entre Salvador Said Somavía y su tío Jorge Said Yarur por el registro de la marca 'Grupo Said'. Ello,  luego que el Tribunal de Propiedad Industrial (TPI) otorgara a Said Yarur el derecho para registrar dicha marca en categorías como restaurantes y constructoras.

Durante el proceso por la inscripción de la marca, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) rechazó las solicitudes inscripción para la marca Grupo Said, indicando que una persona natural no podía inscribir una marca con la palabra 'grupo'. Por ello, la abogada Patricia Stocker, representante de Jorge Said, acudió al Tribunal de Propiedad Industrial, aduciendo que existen más de 60 marcas registradas por personas, y por grandes empresarios, que igualmente contienen la palabra 'grupo' y fueron concedidas sin problema alguno. Tras esta presentación, el TPI otorgó la marca al empresario.

A través de sus abogados Covarrubias & Silva y también Sargent & Krahn inscribió ante Inapi su propio apellido 'Matte' y también 'Grupo Matte', cuyo vencimiento ocurrirá en el año 2024.

Mientras en un lado más espiritual y alejado de las actividades propias del mercado, Patricio Contesse González, ex CEO de Soquimich (SQM) registró a mediados de 2012 una etiqueta para la palabra 'Editorial: Biblioteca Cristiana Reformada' y las letras 'E.B.CR. ', en blanco y negro. El ex gerente de la minera no metálica es uno de los miembros más influyentes de la Iglesia Presbiteriana en Chile y está dentro de sus mayores financistas. Incluso se ha convertido en pastor y hasta intentó llevar por el evangelio a su amigo Julio Ponce Lerou.

SOS presidencial

Comenta