Diego Schalper: “Cuando renuncian tres diputados de larga militancia, quiere decir que hay un problema grave de conducción en RN”

Diego Schalper

Diputado cuestiona duramente a la directiva de RN luego de las dimisiones al interior de la colectividad. “En Renovación Nacional tenemos una crisis grave y tremenda de liderazgo”, sostiene.




Tres diputados de RN han renunciado a su militancia en el partido en los últimos días, lanzando distintas críticas y provocando un escenario de crisis interna en la colectividad que hoy lidera el senador Rafael Prohens. El último en dimitir fue Bernardo Berger, que se suma a Harry Jürgensen y Cristóbal Urruticoechea. Y ayer Prohens respondió a este escenario señalando que “sus razones son, más bien, por diferencias a nivel regional o hacia el interior de la bancada de diputados, que, en palabras de ellos, se han salido de la línea del partido en momentos determinados”.

Sin embargo, uno de los líderes de la disidencia interna, el diputado Diego Schalper, plantea en esta entrevista un crítico diagnóstico sobre la conducción de RN, dice que “hay una falta de conducción de la mesa, que viene expresada en un pésimo liderazgo”, y sostiene que ese es uno de los factores principales detrás de la situación que se está generando en la colectividad.

¿A qué atribuye estas renuncias al partido?

Esos diputados renuncian porque, simplemente, sienten un desamparo total por parte de la mesa directiva y una absoluta falta de conducción. En Renovación Nacional tenemos una crisis grave y tremenda de liderazgo. Y creo que llegó el momento de decirlo, porque sólo en la medida en que lo reconocemos y lo decimos estamos en condiciones de revertirlo… Cuando te renuncian tres diputados de larga militancia y no hay reacción alguna, quiere decir que hay un problema grave de conducción en RN.

¿Eso lo atribuye a la actual directiva o también es algo que viene desde antes?

No, no. Cuando veo las cartas veo algo de corto y mediano plazo. Lo de corto plazo es una crisis de liderazgo tremenda, o sea, una directiva que no logra tomar control de los procesos, que no logra convocar ni generar espacios de reflexión colectiva. Y obviamente hay una crisis de más largo plazo que viene dada por el debilitamiento de las confianzas. Ahora, es súper preocupante que en las vísperas del proceso constituyente uno no vea actividad alguna. No hay encuentros programáticos, en fin. Pareciera que la directiva está esperando que el viento nos lleve a alguna parte. Lo que uno ve es que, en el fondo, RN se está farreando a sus militantes y a sus líderes nacionales. Mi temor es que, si no hacemos nada, esto podría ir avanzando.

Por mucho que Rafael Prohens diga que él no es presidente interino de RN, en rigor lo es, porque no ha sido elegido en comicios internos por los militantes. Y ese siempre ha sido un punto de discusión: un sector de RN ha dicho que una mesa interina no tendría la capacidad para enfrentar todos los desafíos electorales que vienen. ¿Influye eso también en la situación actual?

Yo creo que hay tres cosas. Primero, hay una orgánica interna que parece que trabaja para un sector del partido y no para el partido completo.

¿A qué se refiere con eso?

Que el equipo interno del partido, la administración interna, da la impresión que tuviera más intenciones de trabajar para un sector del partido. Y eso es una cuestión compleja. Lo que hay es un equipo que, insistentemente, trata de influir en una determinada dirección. Y el que no está de acuerdo, no encuentra espacio desde su disidencia. Después, no hubo elecciones. Y nosotros fuimos insistentes en que hubiera elecciones, porque te permite discernir colectivamente las discrepancias internas del partido. Y cuando asfixias ese discernimiento, eso no se elimina por arte de magia, sino que sigue ahí latente… Y lo tercero es que hay una falta de conducción de la mesa, que viene expresada en un pésimo liderazgo. Una elección interna hubiese permitido una legitimidad y validación de esa mesa directiva, que le permitiría tener más fuerza para conducir los procesos.

¿Usted dice que se trabaja en función de Mario Desbordes?

No, no sé si de una persona en particular. Creo, más bien, que se trabaja en pos de una línea de conducción, que es legítima, que puede tener sus adherentes, pero que no es la única. Y como no es la única, da la sensación que quienes no comulgan con esa línea política, la verdad es que no encuentran espacio dentro del partido.

Ya, pero la línea que usted y otros representan es minoritaria en RN. Y así se ha reflejado en varias instancias internas de decisión política. En varias decisiones de la comisión política y del consejo general de RN ustedes han perdido ciertos temas que han defendido y se ha expresado finalmente la mayoría del partido…

Sí, pero, a ver. Digamos las cosas como son. En el consejo general el resultado -cuando se decidió postergar las elecciones- fue, prácticamente, 50 y 50. Entonces, yo puedo entender que cuando un grupo representa, por decirte, un 5%, claro, pero cuando usted tiene un partido donde las dos miradas representan prácticamente la mitad cada una, lo razonable es que usted incorpore a la mitad que no comulga con su línea de conducción… La directiva pensaba que el resultado iba a ser abrumador, pero para ellos fue bastante sorpresivo que la mitad del consejo general estuvo por mantener la fecha de las elecciones. Yo creo que no acusaron recibo de esa señal. Y estas renuncias son parte de esa incapacidad de leer la correlación de fuerzas que hoy existe en el partido.

¿Debería renunciar Rafael Prohens, a su juicio?

Creo que la directiva de Rafael Prohens tiene que tomar conciencia de lo que está sucediendo, tiene que cambiar la manera en que está llevando adelante el proceso y tiene que asumir su liderazgo. Y tiene que demostrarnos que es capaz de conducir al partido en momentos tan difíciles. Hasta aquí, la verdad, no está sacándose una buena nota en el examen.

Usted plantea un crítico diagnóstico sobre la directiva, ¿pero qué reflexión interna hace sobre el sector del que usted es parte? ¿Cuánto ha contribuido la disidencia a este clima interno y qué autocrítica puede hacer?

Mire, yo le voy a sincerar una cosa. Nosotros tomamos contacto con la mesa directiva y manifestamos un interés de contribuir activamente en los procesos, de incorporarnos en el comité electoral, de contribuir en un proceso desde las regiones para generar una discusión desde las bases. Y hasta estuvimos disponibles a poner nuestra disposición en los procesos de dirección. Pero hasta aquí hemos tenido la más y absoluta falta de respuesta y silencio, con lo que entendemos que también somos parte del desamparo que muchas veces sienten nuestros parlamentarios. Entonces, en ese escenario, lo que queremos es reconocer esta crisis de liderazgo, no porque queramos hacer una crítica vacía, sino porque creemos que no hay peor enfermedad que la que no se reconoce. Vemos con preocupación que diputados de regiones renuncien.

¿Usted u otros diputados de RN de la disidencia han pensando en renunciar también?

Yo voy a trabajar incansablemente para que Renovación Nacional sea un lugar en que distintos pensamientos se puedan sentir cómodos. Y mi aspiración es que estos tres parlamentarios vuelvan al partido, pero para eso ellos tienen que sentir que el partido es un espacio en el que ellos puedan desplegar su visión, sus puntos de vista. Eso es lo que tenemos que trabajar. Hay que volver a transformar a RN en un partido al que la gente se suma, no que se resta de él.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.